Arquivo do blog

De Barcelona a los Mares del sur

Barcelona, enero 1979. Después de llevar un año desaparecido, el cuerpo del empresario Stuart Pedrell es hallado en un descampado del barrio de la Trinidad. La viuda del difunto, la hermosa y cínica Mima, a través del abogado de la familia, encargará a Pepe Carvalho que investigue la vida de su marido durante ese año de ausencia. No parece, no obstante, demasiado afectada por los hechos.

Si sale el asesino, pues venga el asesino. Pero lo que nos interesa es saber que hizo durante ese año. Comprenda que hay muchos intereses en juego.

gauguin


Desde este momento,  y partiendo de una única pista, un papel doblado encontrado en los bolsillos del cadáver en el que aparece escrito en italiano Ya nadie me llevará al sur, Carvalho comenzará a entrevistarse con los allegados al empresario: familiares, socios, amigos y amantes. En este deambular, entraremos en contacto con la alta sociedad catalana: conoceremos al Marqués de Munt, representante de la alta aristocracia,  arrogante y esnob, cuya posición social parece situarlo por encima del resto de los mortales ; al esforzado Planas, que  luchará por alcanzar la posición del marqués sabiendo de antemano sus limitaciones; a su amante, también de alta cuna,  Adela Vilardell… todos ellos ricos hasta la médula, pero fríos y escasamente conmovidos por el destino de su amigo y socio.

Más allá de la trama detectivesca, Montalbán nos ofrece un retrato de la España de la transición. Han pasado cuatro años desde la muerte de Franco, uno desde la firma de la Constitución de 1978 y apenas unos meses desde la matanza de AtochaA través del descreído Carvalho, Montalbán retrata el desencanto de toda esa España maltratada por el franquismo ante los derroteros que va tomando la tan ansiada transición. Esa España cuyo desarrollo vendrá de la mano de unos pocos que se enriquecen a costa de muchos; donde los verdaderos héroes serán, a los ojos de Carvalho, esos desheredados que tendrán que aceptar una transición no tan idílica como siempre nos han presentado.

Los mares del sur es la tercera entrega de la serie protagonizada por Pepe Carvalho, con la que Montalbán obtuvo el Premio Planeta 1979 y  se dio a conocer en todo el mundo.


9788408035497
“Los detectives privados somos como los traperos: rescatamos de la basura lo que aún no es basura. O lo que bien visto podría dejar de ser considerado basura.

Además del detective que da nombre a la serie, y de los personajes que conforman su círculo más íntimo, Charo, Biscúter, Fuster… una serie de constantes se repiten en todas las entregas: las abundantes referencias gastronómicas y literarias; la quema de libros de Carvalho; el protagonismo de la  ciudad de Barcelona como marco geográfico; la crítica social; el hedonismo… Constantes que dotan a la serie de una identidad propia dentro del panorama de la novela negra internacional, y que en cierto modo marcarán el devenir de la este género  en la literatura española.

Aunque conocido fundamentalmente por la serie de Carvalho, Manuel Vázquez Montalbán cultivó otros géneros con  maestría: desde la crónica periodística hasta la poesía o el ensayo.

Puedes encontrar más información sobre el autor y su obra consultando nuestro dossier

Dossier “Los mares del sur

Portada
Descarga aquí el dossier en pdf

 

Y si te interesa escuchar a Montalbán de propia voz, aquí podrás ver  esta entrevista emitida después de su muerte el 18 de octubre de 2003.

Paisaje de Otoño

Por que tu sabes que somos una generación de mandados y ése es nuestro pecado y nuestro delito. Primero nos mandaron los padres, para que fuéramos buenos estudiantes y buenas personas. Después nos mandaron en la escuela, también para que fuéramos muy buenos y nos mandaron a trabajar después, porque ya todos éramos muy buenos y podían mandarnos a trabajar donde quisieran mandarnos a trabajar. Pero nadie se le ocurrió nunca preguntarnos que queríamos hacer……

Por medio de este largo párrafo Leonardo Padura nos trasmite el verdadero sentido de su novela. Una novela policíaca, ambientada en La Habana a finales de los años 90 del siglo pasado y en la que su policía predilecto, el teniente Mario Conde, protagonista principal de otras tres historias anteriores y que seguirá siéndolo en otras tres siguientes; tiene que descubrir no solo al culpable de la muerte del exiliado Miguel Forcade Mier, también el motivo de su asesinato. Y si bien este es el objeto del relato no es lo único que quiere expresar. Para él es más importante el ambiente que rodea al hecho y que tanto tiene que ver con la manera de estar y pensar de los protagonistas del mismo.

Miguel Forcades había sido alto cargo del régimen en los años 60, segundo jefe en la dirección provincial de Bienes Expropiados y subdirector nacional de Planificación y Economía. En 1978 y aprovechando una escala en Madrid cuando volvía de la Unión Soviética se había quedado en aquella ciudad, trasladándose después a Miami donde consiguió reunirse con su esposa, Miriam. Recientemente había vuelto a Cuba en compañía de su esposa. Tenía todas las autorizaciones pertinentes. El motivo de su vuelta era el de visitar a su anciano y enfermo padre, al que no veía desde hacía más de veinte años.

Mario Conde estaba en un momento crucial de su vida. Después de más de veinte años en el cuerpo y debido a una reciente reestructuración en su comandancia, debido a la cual su jefe, el Mayor Antonio Rangel, había sido relevado; Conde había entregado su baja en el cuerpo. Se consideraba ya un civil. Por eso le extrañó la llamada del nuevo comandante, un petimetre según una rápida y personal apreciación. Este le comunicó que su petición de baja había sido rechazada y que si quería que se volviese a considerar tenía que resolver la muerte de Forcades en tres días. Mario Conde acepta el reto y acompañado del sargento Manuel Palacios, su compañero de investigaciones en los últimos años, comienzan las indagaciones que esclarezcan las circunstancia que dieron origen al asesinato del citado Miguel Forcades.

Estas actuaciones llevarán a los policías a contactar con el resto de personajes de la trama. A mi modo de ver la historia esta bien hilvanada, las piezas que la componen nos van llevando a un final lógico dada la catadura de las personas que intervienen. Un avispado lector podrá intuir pasadas las tres cuartas partes de la novela quien pudo cometer el crimen, pero lo novedoso no es el hecho en sí, son las circunstancias que lo rodean y que nos mantienen interesados en la narración durante toda ella.

Paralela a esta detectivesca historia corre otra que confiere singularidad a la obra. Reconozco que es la primera novela que leo del este escritor, pero leída su biografía saco en conclusión de que esto es consustancial en toda su obra. Me refiero a las relaciones de Mario Conde con sus amigos, sus hermanos como él dice. Estas relaciones son aprovechadas para contarnos como es la vida en La Habana bajo el régimen dictatorial de los Castro. Como la escasez de productos está presente y conseguir algunos es toda una aventura. Los problemas de alcoholismo, de desilusión moral, la falta de perspectivas futuras. Padura cuenta todo sin amargura, simplemente expone hechos y deja a nuestro albedrío el juzgar las situaciones en que estos se desarrollan. Hace un profundo canto a la amistad, tanto en las relaciones personales como profesionales. Nos deja entrever la corrupción existente, ahora y desde el principio de la Revolución. Como en un momento dado se puede estar en lo más alto para pasar al olvido en un tris. Las últimas treinta páginas más o menos son reveladoras de todo lo que se vive en un ambiente tan programado y obsesivo como es el de una sociedad planificada hasta el más mínimo detalle.

Incluso para que nada quede en el tintero nos habla de la llegada de un huracán, uno de los muchos que azotan esa zona del mundo llamada Mar Caribe. Flix es su nombre y ocupa un lugar de protagonista en este relato sin que la trama se resienta de ello.

Buena prosa, personajes bien descritos y acordes con el desenlace, con algunas evocaciones históricas interesantes, como es la referencia al Galeón de Manila, hacen que el libro se lea con interés.

Leonardo Padura nació en La Habana en 1955. Sigue viviendo en dicha ciudad, en el barrio de Mantilla, el mismo en que nació. Se define como una persona conservadora, de ahí que no pueda dejar La Habana, en parte debido a que “esa ciudad permite siempre tener una conversación con un extranjero en una parada de guaguas”.

Hizo sus estudios preuniversitarios en el de La Vívora, donde conoció a su esposa Lucía. Estudió Literatura Latinoamericana en la Universidad de La Habana y comenzó su carrera como periodista en 1980 en la revista literaria El Caimán Barbudo; también escribía para el periódico Juventud Rebelde. Más tarde se dio a conocer como ensayista y escritor de guiones audiovisuales y novelista.

Su primera novela – Fiebre de caballos – básicamente una historia de amor, la escribió entre 1983 y 1984. Pasó los 6 años siguientes escribiendo largos reportajes sobre hechos culturales e históricos, que, como él mismo relata, le permitían tratar esos temas literariamente. Fue por entonces cuando empezó a escribir su primera novela con el detective Mario Conde como protagonista y, mientras lo hacía, se dio cuenta “que esos años que había trabajado como periodista habían sido fundamentales en su desarrollo como escritor. Primero por que me habían dado un experiencia y una vivencia que no tenía y segundo, porque estilísticamente yo había cambiado absolutamente con respecto a mi primera novela”.

Esas críticas que mete en sus novelas policíacas a la sociedad en la que vive las aprendió de Hammett, Chandler, Vázquez Montalbán y Sciascia. “Es posible una novela policial que tenga una relación real con el ambiente del país, que denuncie o toque realidades concretas y no solo imaginarias”.

La novelas del teniente Mario Conde, policía frecuentemente borracho, descontento y desencantado, han tenido gran éxito internacional, han sido traducidas a varios idiomas y han obtenido prestigiosos premios. Conde, señala el escritor, refleja las “vicisitudes materiales y espirituales que ha tenido que vivir mi generación” A través de él ha encontrado la manera de interpretar y reflejar la realidad cubana”.

Tiene también novelas en las que no figura Conde como El hombre que amaba a los perros (2009), donde la crítica a la sociedad cubana alcanza las cotas más altas.

Ha escrito guiones cinematográficos , tanto para documentales como para películas de argumento.

Su obra literaria es extensa y está en posesión de numerosos premios, entre los que destacamos el Premio Café Gijón, 1995; Premio Hammett 1998 y 2006; Premio Raymond Chandler 2009: Premio Nacional de Literatura 2012; Orden de las Artes y las Letras (Francia) 2013; Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2014 y el reciente Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015.

Asasinato no Consello Nacional

Durante la charla de Pedro Ramos en el Club con motivo de la visita de Eloy Tizón, comentó que en estos momentos y dentro de la literatura gallega, en este idioma o en castellano hay escritores a los que merece la pena seguir. Uno de ellos es Diego Ameixeiras y en concreto el título que tenemos entre manos. Así que se decidió hacerle caso y aquí estamos leyendo la primera novela  en lengua gallega en el presente curso.

La novela se basa en un hecho ficticio si bien el entorno y parte de los personajes, aunque con otros nombres, son reales. Otros son ficción pura como es el  detective Alberto Cudeiro, encargado de resolver el caso al margen de las investigaciones oficiales que lleva a cabo la Policía Nacional, cuyos inspectores también se encuadran dentro de los personajes no reales.

Después de la derrota electoral de 2009 el BNG (Bloque Nacionalista Galego) entra en ebullición. Su hasta entonces cabeza visible  Oscar Quiroga, dimite y el que le iba a suceder como cabeza de lista es asesinado por una persona embozada de la que unicamente se sabe que es alta y que huyó en un coche  Renault Clio. Como es natural la policía comienza sus pesquisas, pero entre los diferente líderes de las facciones que componen ese conglomerado que es el BNG surgen dudas de la eficacia de estas y encargan al detective mencionado que se involucre en el esclarecimiento del caso.

Esta persona es un poco peculiar. De ser un antisistema pasó a la profesión que tiene y en la que goza de un reconocido prestigio. Sus costumbres están vinculadas al taoismo, practica la meditación y la reflexión basada en  esta cultura oriental. Incluso gusta comer platos de aquella cocina.

En el curso de sus investigaciones conocer a una dirigente nacionalista, Alicia Souto y se verá inmerso en el conflicto que esta tiene con un vecino, un anciano capitán de la Guardia Civil.  Está relación le hace conocer una violenta acción acaecida en la provincia de Ourense en los primeros momentos de la Guerra Civil en la que un anarquista es asesinado por un grupo de falangistas entre los que se encontraba el referido capitán. Lo que descubre sobre este delito le lleva a investigarlo de cara a la resolución del caso que tiene encomendado.

Los investigadores policiales y él llegarán a encontrarse en el punto de resolución dando por aclarado lo sucedido.

Paralelo a la trama policial se cuenta la situación interna del BNG después de la fecha electoral comentada y  las diferencias  personales y programáticas entre los diferente líderes de los distintos partidos y movimientos que lo componen.  A los   nombres ficticios que aquí aparecen como tales dirigentes se les puede poner cara y por consiguiente un nombre real, a poco que estemos interesados en los entresijos de la política gallega y en particular en la del mencionado partido. En este sentido el libro tiene importancia porque desgrana los diferentes juegos de poder que se dan en estos escenarios.

La novela tiene todos los argumentos necesarios para hacerla interesante, asesinatos, traiciones, rivalidades, amores, desamores. Solo el hecho de que aparezcan tantos personajes entre reales y ficticios puede hacer que alguien no muy introducido en esas aguas encuentre cansino parte de lo escrito y le lleve al desinterés  por su desarrollo. Para evitarlo nada mejor que explicar las relaciones entre los personajes de ficción y los reales, expuestos en la siguiente guía:

Óscar QuirogaAnxo Quintana

Fernando Xelmírez Paco Rodríguez

Xosé Miguel BalseiroXosé Manuel Beiras

Marcos Negreira Martiño Noriega

Felipe Méndez TarrioEmilio Pérez Touriñó

Xulio AmoedoCarlos Aymerich

Agustín SearaGuillerme Vázquez

Vítor Figueroa Roberto Vilameá

Laura Rivas Carme Adán

Ramón Casasnovas Henrique Viéitez

Belén SeixasSocorro García

Aurelio VidalRoberto Mera

Mario Dacosta – posible Bieito Lobeira

Alicia Souto – posible Ana Pontón

También aparecen otros dos personajes no pertenecientes a la política gallega que son:

Lois Ferreira Jacinto Rey

CastellblancCarod-Rovira

Toda la obra esta narrada en tercera persona. El narrador es omnisciente, conocedor de los pensamientos y deseos de los personajes. Hace numerosas descripciones de los paisajes y lugares que desfilan por las páginas del libro. No podemos obviar que algunas de las situaciones que se describen son reales aunque la mayoría son producto de la imaginación del autor.

Diego Ameixeiras Novelle nació en Lausana  (Suiza) en noviembre de 1976. Es periodista y escritor gallego.

Ha escrito para varias series emitidas por la TVG (Terra de Miranda, Os Atlánticos, Matalobos). Fue también co-guionista de los largometrajes 18 comidas (Jorge Coira, 2010) por el que recibió un Premio Maestre Mateo al mejor guión, y La mujer del Eternauta (Adán Aliaga, 2011).

Publicó dos novelas de serie negra ambientadas en Ourense; Baixo mínimos (2004) y O ciudadán do mes (2006), protagonizadas por el detective Horacio Dopico.

En el año 2006 ganó el Premio Xerais de Novela con Tres segundos de memoria, obra catalogada como “generacional” por la crítica y cuyo argumento narra el día a día de un personaje anónimo atrapado en la precariedad económica y sentimental.

En 2009 publico su cuarta novela Dime algo sucio, que fue, junto con Siete palabras de Suso de Toro, el primer libro electrónico publicado por la editorial Xerais. Traducida al castellano por Pulp Books, esta dura novela significó un cambio de rumbo en la trayectoria del autor, centrado ahora en problemas tan espinosos como la pederastia. Dime algo sucio recibió el Premio Especial del Director de la Semana Negra de Gijón en la edición de 2011, ex aequo con Las niñas perdidas , de Cristina Fallarás.

En Septiembre de 2010 se editó Asasinato no Consello Nacional, Premio Irmandade do Libro al mejor libro de ese año 2010. Fue un auténtico éxito de ventas.

En 2011 gano el Premio de novela por entregas de La Voz de Galicia con Historias de Oregón.

En la actualidad colabora en el suplemento “Culturas” de La Voz de Galicia.

 

 

Arnaldur Indridason, el escritor que llegó del frío.

Indridason
Con la excusa de la llegada de una estación más fría y lluviosa, queremos acercaros a un autor quizás no muy conocido pero en nuestra opinión muy encomiable. Arnaldur Indridason es un escritor islandés de novela negra. El protagonista de sus novelas es Erlendur Sveinsson, un inspector de policía divorciado, solitario y triste, con dos hijos a los que apenas ve y una niñez traumática marcada por la muerte de su hermano. A pesar de ello intenta salir adelante de la mejor forma posible, y acaba resultando un hombre cercano con el que nos encariñamos al irle conociendo.

“Estoy tan indefenso contigo como aquel día en medio de la tormenta de nieve, cuando me di cuenta de que se me escapaba de la mano. Íbamos cogidos de la mano y yo perdí la suya y me di cuenta cuando estaba ocurriendo y entonces supe que todo había terminado. Moriríamos los dos. Nuestras manos congeladas ya no podían ni agarrarse. No sentí su mano excepto en el breve instante en que se me escapó. (…) Nunca volví a encontrarle, y sueño con él una y otra vez y sé que está allí todavía, en alguna parte, vagando bajo la nieve, solo y perdido y muerto de frío, hasta que cae al suelo en un sitio donde nadie le encuentra y nunca nadie le encontrará, y la tormenta se desploma sobre su espalda y en un momento la nieve le cubre por completo y da lo mismo que le busque y le llame, no le encuentro y él no me oye y se me ha perdido para siempre en la tormenta de nieve”

Sus casos suelen ser duros y nos muestran el peor lado del ser humano; los ambientes que describe también son oscuros y fríos, como el país en que vive; sin embargo su estilo directo y sencillo engancha rápidamente al lector haciéndole desear conocer el desenlace de la historia.

El orden de las novelas que hasta ahora están traducidas al español es el siguiente:

  • “Las marismas”
  • “La mujer de verde”
  • “La voz”
  • “El hombre del lago”
  • “Invierno ártico”

Una buena lectura para las noches oscuras que se acercan, y que por supuesto encontraréis en las Bibliotecas Municipales de Coruña.

Almas Grises

La vida no es más que la búsqueda de unas migajas de oro

Esta es una de las frases lapidarias que el autor incluye en esta novela ganadora del  prestigioso premio Renaudot y elegida Libro del Año por los libreros franceses y la revista Lire.

Es un relato hermoso, descarnado y profundo. Con la disculpa de investigar  el asesinato  de la pequeña Belle de Jour, de 10 años, hija del propietario del restaurante Rébillon, el autor y por boca del comisario encargado de la investigación de el Caso, describe con todo lujo de detalles y una prosa digna de admirar lo que en aquel tiempo pasaba y como eran las gentes que componían la sociedad en la que los hechos sucedieron. En ocasiones se excede en el tiempo para relatar lo que, con posterioridad, le sucedió a alguno de los intervinientes en la historia.

Escribe dos novelas en una, la que nos cuenta la investigación y la que nos relata la vida y sentimientos del narrador; entrando y saliendo de ellas de forma sutil e inteligente. La narrativa hace que los hechos, aún siendo singulares en cada caso se complementen, logrando un todo que nos impacta. No hay opción a la indiferencia y el desenlace final es la mejor muestra de ello.

El relato se centra en los años de la primera guerra mundial, la Gran Guerra. Se localiza en un pequeño pueblo cerca de la línea del frente, pueblo desde el que se escucha el fragor de las batallas, las explosiones de los obuses; ruidos que por cotidianos han dejado de tener importancia. Como también han dejado de ser noticia los soldados que llegan para incorporarse a la linea de fugo o los heridos y muertos que vuelven de allí después de cada acción bélica. Una situación como ésta hace que la muerte sea un componente más del día a día. Pese a querer ignorarla está totalmente presente y, en consecuencia, las personas se acostumbran a vivir con esa presencia, insensibilizándose a lo que la misma representa.

Mediante la narración vamos conociendo los personajes que intervienen en la trama. Así nos encontramos con el Fiscal Destinat, habitante de el Palacio, la más importante casa de la población. Viudo, rico, frio, inmaduro y duro con los criminales a los que acusa ante el tribunal de V, partido judicial al que pertenece el pueblo. Es uno de los principales actores del drama o de los dramas que se relatan. Para el comisario será el principal sospechoso de la muerte de Belle y su frustración fue no haber podido conseguir que el Juez Mierck lo interrogase. En el momento de ocurrir el crimen el Fiscal estaba jubilado.

Este Juez es otro de los protagonistas destacados. Nos lo representa como un ser por encima del bien y del mal. Como el Fiscal es duro en sus sentencias, sin que le tiemble el pulso al firmar la muerte de los reos, petición que Destinat  hacía a la mínima oportunidad. Conoceremos su vesania y falta de escrúpulos.

El coronel Matziev. Militar que una vez tuvo la valentía de ponerse de parte del capitan Dreiyfus, en el celebre caso que conmocionó a Francia a finales del siglo XIX lo que le costó años de ostracismo en el escalafón. Dado que el pueblo en el que sucede el asesinato está cerca del frente y en consecuencia bajo la jurisdicción militar, es el encargado de supervisar la pesquisas para su esclarecimiento. Conoce por tanto al Juez Mierck y entre ambos surge un profundo sentimiento de amistad, tanto por ser de la misma clase social como por afinidad en los métodos a emplear para llegar a sentar ante la justicia al o a los asesinos de la pequeña.

La señorita Lysie Verhareine, joven que llega al pueblo de sorpresa y en el momento en que la plaza de maestro está vacante. Dice que ella es maestra y se ofrece para ocupar el puesto. Es aceptada y por excepcionales circunstancias se alojará en un edificio situado en el parque del Palacio, donde antes residían los ingenieros de la fábrica existente en el lugar, con el beneplácito y complacencia del Sr. Destinat.

Clemence la esposa del narrador que tanto influye en sus pensamientos y en sus actos. Será una obsesión en la vida del inspector ya que se considerará culpable de su muerte, hecho que influirá y de que forma, en la sorprendente acción que nos desvela al final de la novela.

El inspector, del que no conocemos su nombre, narrador de la historia. Viudo desde poco después del asesinato. Por lo que nos cuenta deducimos que es un hombre atormentado por las circunstancias que dieron lugar a la muerte de su esposa, a cuyo recuerdo queda ligado de forma total. El motivo de no acabar con su vida es el esclarecimiento de el Caso, aún después de que este fuese juzgado y dado por resuelto. Es honrado consigo mismo y no oculta sus flaquezas.

Aparte de los que se comentan, desfilan por las páginas del libro muchos otros. Son un variopinto mosaico de seres con sus virtudes y defectos que hacen que el relato sea humano y no se almibare en ningún momento pese a las oportunidades que tiene para ello. De la misma forma hace una crítica al patrioterismo que un acontecimiento tan trágico como el sucedido provocó en las fuerzas públicas francesas, y al mercantilismo que acompañó a aquella ola.

La novela esta bien estructurada, el relato tiene la holgura suficiente y hace que nos interesemos por su desarrollo de principio a fin. Es difícil dejar de leer una vez empezado. Nos hace vivir situaciones que son típicas en momentos semejantes. El odio de los soldados hacia los obreros de la fábrica, hombres de su misma edad, que no van al frente por su condición laboral. La alegría por recibir una herida que imposibilite el seguir luchando, ya que ello es un seguro de vida. La desinteresada entrega a la labor de cuidar y sanar a los heridos en combate de quien menos se espera o la sorpresa al ver el interior de la barraca de la chamarilera de la zona, etc.. Sin que nos describa ni una sola acción de guerra sentimos lo que ésta significó para todos los que la vivieron directa o indirectamente.

Philippe Claudel (Nancy 1962) es un escritor francés.

Ha sido docente y guionista de cine y televisión. Durante su época de maestro dio clases en liceos y en la Universidad de Nancy II, donde fue profesor de Antropología Cultural y Literatura. En su tiempo libre también impartió clases a niños discapacitados y a presos.

Gran admirador de Simenon y del Jean Giono de la posguerra, publico su primer libro, Meuse I’oubli, cuanto tenía treinta y siete años. Ha sido premiado diferentes veces, Francia Televisión 2000 y el premio Goncourt de Novela en el 2003 por Petites mécaniques. Almas Grises es su quinta novela. Tiene otro premio importante el Goncourt de los Estudiantes en 2007 por El informe Brodeck.

En 2008 fue director y guionista de la película Il y a longtemps que je t’aime (Hace mucho que te quiero) que consiguió, entre otros premios, el César a la mejor ópera prima. Su segundo film, de 2011, lleva por título Tous les soleils (Silencio de amor).

Crímenes exquisitos de Nieves Abarca

El Club de los Lunes del Forum Metropolitano comienza una nueva lectura, en esta ocasión el libro escogido ha sido Crímenes Exquisitos coescrito por la autora coruñesa Nieves Abarca y el criminólogo Vicente Garrido. Y para ello tomamos la reseña hecha por nuestro compañero Enrique del Club de Lectura de las mañanas.

Al estar la historia  ubicada casi totalmente en A Coruña y sus alrededores, tiene para todos nosotros una motivación especial. Además  Nieves Abarca que junto a Vicente Garrido firma la ficción, es nacida en la ciudad y trabajó durante muchos años en el cuartel de la policía localde su ayuntamiento.

La historia está narrada con fluidez y acierto. Ayuda a mantener la tensión y estar pendiente de lo que pasa. Esa manera de cortar e intercalar acciones simultáneas en distintos  lugares  hace que sigamos muy de cerca el hilo de lo que sucede lo que  ayuda a seguir la narrativa sin esfuerzos ni desvíos. En una obra como ésta con varios escenarios y bastantes personajes, todos ellos claves en el suceso,  este hecho es de agradecer.

La novela comienza con un suceso que no tiene nada que ver con el resto del guión, la captura en Vigo de un violador. Este hecho nos presenta a la protagonista principal, la inspectora del cuerpo de la policía nacional Valentina Negro. A partir de ahí comienza el verdadero motivo de la trama, los distintos asesinatos de mujeres y la manera que el asesino tiene de darlos a conocer, siempre con un referente artístico y un discutible gusto escénico. Ello llevará, tanto a la inspectora Negro como al  criminólogo Javier Sanjuan, que colaborará con ella, a devanarse los sesos para identificar al autor de estas muertes. Sus víctimas son mujeres, jóvenes y con puntos de coincidencia en lo que a su vida o gustos sexuales se refiere. Los crímenes se producen tanto en A Coruña como en Inglaterra, por lo que los antes mencionados indagadores  tendrán que desplazarse a dicho país para ampliar el campo de investigación.

Por otra parte y relacionado con las víctimas está el mundo de la droga, trata de blancas, especulación inmobiliaria y corrupción.  Este mundo tiene como protagonistas a PedroMendiluce, un magnate sin escrúpulos; su lacayo Sebastián Delgado y una brillante y ambiciosa abogado Raquel Conde.

Y como no podía ser de otra manera, girando alrededor de todo esto  encontramos a la prensa, más o menos sensacionalista, personificada aquí en la figura de Lua Castro, joven periodista de la Gaceta y su amigo Jaime Anido, fotógrafo libre y con doble vida según se encuentre en España o Inglaterra. Lua es una trepa y hará cualquier cosa por un buen caso que publicar en su periódico antes de que lo haga la competencia. Anido le ayudará. Esto les reportará consecuencias peligrosas para sus integridades físicas.

Nieves Abarca Corral, nació en A Coruña en Mayo del 68. Estudió Historia del Arte y es Master en periodismo. Realizó un curso de especialista en perfilescriminales bajo la dirección de Vicente Garrido. Vivió en Londres alrededor de 2 años.  Ha sido directora de una revista de información cultural y ha colaborado en varias publicaciones de A Coruña y Ponferrada. Trabajó durante 13 años en el cuartel de la policía local de A Coruña.Actualmente está estudiando Criminología y sigue trabajando en el Ayuntamiento de A Coruña. Crímenes Exquisitos es su primera novela.

Vicente Garrido Genovés nació en 1958 es un criminólogo y psicólogo español.  En 1980 se graduó en Criminología en el instituto de esta especialidad de la Universidad Complutense de Madrid, publicando dos extraordinarias tesinas, una en 1982 titulada “Psicología y tratamiento penitenciario: una aproximación” y otra en 1984, “Delincuencia y sociedad” con la que se doctoró en Psicología por la Universidad de Valencia de la que es profesor asociado. Completó sus estudios con un postgraduado en la Universidad de Ottawa, Canadá, en 1986. También es Profesor visitante desde 1991 de la Sociedad Británica de Psicología en la Universidad de Salford, (Reino Unido).

Ha realizado trabajos para la televisión, concretamente estudios criminológicos para el programa Expediente abierto de Antena 3. Igualmente colabora en la investigación de las conductas de acoso y violencia contra la mujer, asesorando a diversos centros de atención a estas víctimas en España.

Este es trailer que la propia editorial lanza para promocionar el libro.

Crímenes exquisitos

Esta novela la teníamos que haber leído el trimestre anterior. Por diversas causas no ha llegado a nosotros hasta ahora por lo que es un libro esperado y confiamos que su contenido nos alegre y haga pasar buenos ratos de comentarios y, como no, apuestas sobre quien es el asesino.

Por que de eso va la historia y su título lo deja claro, va de asesinatos  y ademas  para todos nosotros hay una motivación especial,  la ciudad en la que varios de estos hechos se producen es la nuestra, La Coruña, y naturalmente los lugares que cita como teatro de los mismo son sitios que todos conocemos y por los que seguro hemos paseado.

He de confesar que este tipo de literatura me gusta. Es frecuente que la narrativa me enganche y me cueste dejar de leer.  Pues bien, el libro que tenemos entre manos es de los que enganchan;  según van desarrollándose los acontecimiento el interés se mantiene e incluso aumenta, haciendo que nuestro deseo de llegar al finar y conocer el desenlace de la trama sea más pronto que tarde.

La narración es fluida pese a que narra actuaciones y situaciones simultáneas en diferentes escenarios. Esta forma de estar desarrollada a mi modo de ver ayuda a mantener la tensión del lector en lo que sucede sin que se sienta desorientado sobre donde y como ocurren los hechos.

El personaje central es una inspectora del cuerpo general de policía, Valentina Negro. Su presentación se hace mediante la resolución de un suceso ajeno y que nada tiene que ver con lo que después acontece, el apresamiento en Vigo de un violador. A partir de ahí comienza el desarrollo de la trama,  asesinatos de mujeres y la manera que el asesino tiene de darlos a conocer, siempre con un componente artístico y un discutible gusto escénico. Sus víctimas son mujeres jóvenes con puntos de coincidencia en cuanto a su vida y gustos sexuales se refiere. Las pistas son muy débiles y la inspectora Negro  recibirá la ayuda del   reputado criminólogo Javier Sanjuan. Juntos se devanarán los sesos para resolver los casos que se presentan y que les llevará no solo a investigar en A Coruña , también en Inglaterra.

Relacionado con las víctimas aparece el mundo de la droga, la prostitución, la corrupción inmobiliaria y la especulación. Estos lares son el caldo donde se mueven otros protagonistas Pedro Mendiluce, un magnate sin escrúpulos, su lacayo Sebastián Delgado y una brillante y ambiciosa abogado Raquel Conde.

La prensa nos da otros intervinientes en los sucesos. Empezamos por Lua Castro, joven, inteligente, audaz y poco escrupulosa a la hora de conseguir exclusivas periodísticas para La Gaceta en donde trabaja. Le ayuda su amigo Jaime Anido, fotógrafo freelance y con doble vida, según se encuentre en aquí o en Inglaterra.

El aspecto artístico de los asesinatos nos proporciona a otro protagonista,  Cristian Morgado, catedrático de la escuela de arquitectura, artista pictórico y erudito en el arte prerafaelista, y un Don Juan redomado. A él acude la pareja de investigadores para a través de sus conocimientos del mencionado arte y su contactos en el mundo de los pintores y principales marchantes recabar algún dato que ayude a resolver la vorágine en que se encuentran.

Prostitutas, otros policías,  familiares cercanos, etc.,  aportan el resto de figurantes que los autores saben manejar adecuadamente haciendo que su participación no desmerezca el guión trazado.

No sabemos si con esta novela se ha iniciado una saga detectivesca. Todo apunta a que esto suceda ya que el final de la que estamos leyendo queda abierto y la autora en la presentación de la misma en Forum Metropolitano no desmintió que esto fuese a suceder. Esperemos.

Nieves Abarca Corral nació en A Coruña en un simbólico mes de Mayo, el del año 1968. Estudió Historia del Arte y tiene un Master en Periodismo. Realizó un curso de especialista en perfiles criminales bajo la dirección de Vicente Garrido. Vivió en Londrés alrededor de dos años. Ha sido directora de una revista de información cultural y ha colaborado en varias publicaciones de A Coruña y Ponferrada. Trabajó durante 13 años en el cuartel de la policía local de A Coruña.

Actualmente está estudiando criminología y sigue trabajando en el Ayuntamiento de la ciudad herculina. Crímenes exquisitos es su primera novela.

Vicente Garrido Genovés nació  en 1958. Es un criminólogo y psicólogo español. En 1980 se graduó en ciminología en el instituto de esta especialidad en la Universidad Complutense de Madrid, publicando dos extraordinarias tesinas: Psicología y tratamiento penitenciario, una aproximación y Delincuencia y sociedad. Con esta última se doctoró en Psicología por la Universidad de Valencia, de la que es profesor asociado. En 1986 completó sus estudios con un posgrado en la Universidad de Ottawa, Canadá. Desde 1991 es profesor visitante de la Sociedad Británica de Psiología en la Universidad de Salford, Reino Unido.

Ha sido colaborador con la Administración de Justicia de España y con la Generalitat de Cataluña en temas de delincuencia y prevención. También fue Consultor de Naciones Unidas en el programa de la prevención de la delincuencia juvenil en Latinoamérica, supervisando los programas de Argentina, Chile, Costa Rica y Uruguay. Está en posesión de la Cruz de San Raimundo de Peñafort, que el Ministerio de Justicia la concedió en 1999 “por sus méritos en el desarrollo de una justicia más humana y eficaz”.

Garrido cuenta con un amplio reconocimiento en el ámbito de la literatura de divulgación de la criminología forense y estudios sobre la violencia. Tiene numerosas publicaciones sobre estos temas y es autor de un buen número de artículos en revistas y periódicos de  España, Reino Unido y USA.

Ha realizado trabajos para la televisión y colabora en la investigación de las conductas de acoso y violencia contra la mujer, asesorando a diversos centros de atención a estas víctimas en España.

Crímenes exquisitos

Esta es la novela escogida para dar comienzo el nuevo curso 2012/13.  Al estar la historia  ubicada casi totalmente en A Coruña y sus alrededores, tiene para todos nosotros una motivación especial. Además  Nieves Abarca que junto a Vicente Garrido firma la ficción, es nacida en la ciudad y trabajó durante muchos años en el cuartel de la policía local de su ayuntamiento.

He de confesar que este tipo de literatura me gusta.  Suelo enfrascarme en su lectura y si esta es lo suficientemente atrayente y me “engancha” me cuesta trabajo dejar de leer. Pues bien, la que ahora tenemos entre manos es de este tipo. Engancha y acrecienta el interés y la tensión a medida que se desarrolla. La intensidad narrativa no pierde ritmo y hace que deseemos seguir para conocer el desenlace parcial o final lo antes posible.

La historia esta narrada con fluidez y acierto. Como comenté, ayuda a mantener la tensión y estar pendiente de lo que pasa. Esa manera de cortar e intercalar acciones simultáneas en distintos  lugares  hace que sigamos muy de cerca el hilo de lo que sucede lo que  ayuda a seguir la narrativa sin esfuerzos ni desvíos. En una obra como ésta con varios escenarios y bastantes personajes, todos ellos claves en el suceso,  este hecho es de agradecer.

La novela comienza con un suceso que no tiene nada que ver con el resto del guión, la captura en Vigo de un violador, Este hecho nos presenta a la protagonista principal, la inspectora del cuerpo de la policía nacional Valentina Negro. A partir de ahí comienza el verdadero motivo de la trama, los distintos asesinatos de mujeres y la manera que el asesino tiene de darlos a conocer, siempre con un referente artístico y un discutible gusto escénico. Ello llevará, tanto a la inspectora Negro como al  criminólogo Javier Sanjuan, que colaborará con ella, a devanarse los sesos para identificar al autor de estas muertes. Sus víctimas son mujeres, jóvenes y con puntos de coincidencia en lo que a su vida o gustos sexuales se refiere. Los crímenes se producen tanto en A Coruña como en Inglaterra, por lo que los antes mencionados indagadores  tendrán que desplazarse a dicho país para ampliar el campo de investigación.

Por otra parte y relacionado con las víctimas está el mundo de la droga, trata de blancas, especulación inmobiliaria y corrupción.  Este mundo tiene como protagonistas a Pedro Mendiluce, un magnate sin escrúpulos; su lacayo Sebastián Delgado y una brillante y ambiciosa abogado Raquel Conde.

Y como no podía ser de otra manera, girando alrededor de todo esto  encontramos a la prensa, más o menos sensacionalista, personificada aquí en la figura de Lua Castro, joven periodista de la Gaceta y su amigo Jaime Anido, fotógrafo libre y con doble vida según se encuentre en España o Inglaterra. Lua es una trepa y hará cualquier cosa por un buen caso que publicar en su periódico antes de que lo haga la competencia. Anido le ayudará. Esto les reportará consecuencias peligrosas para sus integridades físicas.

Otro personaje singular de la novela es Cristian Morgado, un catedrático de la Escuela de Arquitectura, artista pictórico,  erudito en arte prerrafaelista y Don Juan redomado, al que los investigadores acudirán para saber algo más de los perfomances de que se vale el asesino para dar a conocer sus hazañas y recabar información sobre quien puede ser, dados los vínculos que dicho profesional tiene con los pintores y marchantes del momento.

Prostitutas, policías, familiares cercanos, personas de doble vida y moral,  etc., son el resto de elementos que conforman el elenco de la obra. Todos tienen un papel y los autores los utilizan adecuadamente para dar ese punto de emoción y ansiedad que antes comenté y que sinceramente es lo que más agradezco, ya que hace que el lector sea un espectador interesado en todo lo que cuentan.

No sabemos si con esta novela se ha iniciado una saga detectivesca. Todo apunta a que sí ya que el final parece quedar abierto. En la presentación del libro en el Fórum Metropolitano,  la autora no cerró dicha posibilidad. Habrá que esperar acontecimientos.

Nieves Abarca Corral, nació en A Coruña en Mayo del 68, (vaya mes para nacer). Estudió Historia del Arte y es Master en Periodismo. Realizó un curso de especialista en perfiles criminales bajo la dirección de Vicente Garrido. Vivió en Londres alrededor de 2 años.  Ha sido directora de una revista de información cultural y ha colaborado en varias publicaciones de A Coruña y Ponferrada. Trabajó durante 13 años en el cuartel de la policía local de A Coruña.

Actualmente está estudiando Criminología y sigue trabajando en el Ayuntamiento de A Coruña. Crimenes exquisitos es su primera novela.

Vicente Garrido Genovés nació en 1958 es un criminólogo y psicólogo español.  En 1980 se graduó en Criminología en el instituto de esta especialidad de la Universidad Complutense de Madrid, publicando dos extraordinarias tesinas, una en 1982 titulada “Psicología y tratamiento penitenciario: una aproximación” y otra en 1984, “Delincuencia y sociedad” con la que se doctoró en Psicología por la Universidad de Valencia de la que es profesor asociado. Completó sus estudios con un postgraduado en la Universidad de Ottawa, Canadá, en 1986. También es Profesor visitante desde 1991 de la Sociedad Británica de Psicología en la Universidad de Salford, (Reino Unido).

Ha sido colaborador con la Administración de Justicia de España y con la de la Generalitat de Cataluña en temas de delincuencia y prevención. También fue Consultor de Naciones Unidas en el programa de prevención de la delincuencia juvenil en Latinoamérica, supervisando los programas de Argentina, Chile, Costa Rica y Uruguay. Está en posesión de la Cruz de San Raimundo de Peñafort, que el Ministerio de Justicia español le concedió en 1999 por “sus méritos en el desarrollo de una justicia más humana y eficaz”.

Garrido cuenta con un amplio reconocimiento en el ámbito de la literatura de divulgación de la criminología forense y estudios sobre la violencia. Tiene numerosas publicaciones sobre estos temas y es autor de un buen número de artículos en revistas y periódicos de España, Reino Unido y EEUU.

Ha realizado trabajos para la televisión, concretamente estudios criminológicos para el programa Expediente abierto de Antena 3. Igualmente colabora en la investigación de las conductas de acoso y violencia contra la mujer, asesorando a diversos centros de atención a estas víctimas en España.

Almas grises de Philippe Claudel

La vida no es más que la búsqueda de unas migajas de oro

Esta es una de las frases lapidarias que contiene la novela con la que nuestro Club de Lectura da comienzo a sus actividades en este nuevo curso, 2011/12. Es una novela de Philippe Claudel, ganadora del prestigioso premio Renaudot y elegida Libro del Año por los libreros franceses y la revista Lire.

Es un relato hermoso, descarnado y profundo. Con la disculpa de investigar  el asesinato  de la pequeña Belle de Jour, de 10 años, hija del propietario del restaurante Rébillon, el autor y por boca del comisario encargado de la investigación de el Caso, se describe con todo lujo de detalles y una prosa digna de admirar lo que en aquel tiempo pasaba y como eran las gentes que componían la sociedad en la que los hechos sucedieron. En ocasiones se excede en el tiempo para relatar lo que, con posterioridad, le sucedió a alguno de los intervinientes en la historia.

Escribe dos novelas en una, la que nos cuenta la investigación y la que nos relata la vida y sentimientos del narrador; entrando y saliendo de ellas de forma sutil e inteligente. La narrativa hace que los hechos aún siendo singulares en cada caso, se complementen logrando un todo que nos impacta. No hay opción a la indiferencia y el desenlace final es la mejor muestra de ello.

El relato se centra en los años de la primera guerra mundial, la Gran Guerra. Se localiza en un pequeño pueblo cerca de la línea del frente, pueblo desde el que se escucha el fragor de las batallas, las explosiones de los obuses; ruidos que por cotidianos han dejado de tener importancia. Como también han dejado de ser noticia los soldados que llegan para incorporarse a la linea de fugo o los heridos y muertos que vuelven de allí después de cada acción bélica. Una situación como ésta hace que la muerte sea un componente más del día a día. Pese a querer ignorarla está totalmente presente y, en consecuencia, las personas se acostumbran a vivir con esa presencia, insensibilizándose a lo que la misma representa.

Mediante la narración vamos conociendo los personajes que intervienen en la trama. Así nos encontramos con el Fiscal Destinat, habitante de el Palacio, la más importante casa de la población. Viudo, rico, frio, inmaduro y duro con los criminales a los que acusa ante el tribunal de V, partido judicial al que pertenece el pueblo. Es uno de los principales actores del drama o de los dramas que se relatan. Para el comisario será el principal sospechoso de la muerte de Belle y su frustración fue no haber podido conseguir que el Juez Mierck lo interrogase. En el momento de ocurrir el crimen el Fiscal estaba jubilado.

Este Juez es otro de los protagonistas destacados. Nos lo representa como un ser por encima del bien y del mal. Como el Fiscal es duro en sus sentencias, sin que le tiemble el pulso al firmar la muerte de los reos, petición que Destinat  hace a la mínima oportunidad. Conoceremos su vesania y falta de escrúpulos.

El coronel Matziev. Militar que una vez tuvo la valentía de ponerse de parte del capitan Dreiyfus, en el celebre caso que conmocionó a Francia a finales del siglo XIX lo que le costó años de ostracismo en el escalafón. Dado que el pueblo en el que sucede el asesinato está cerca del frente y en consecuencia bajo la jurisdicción militar, es el encargado de supervisar la pesquisas para su esclarecimiento. Conoce por tanto al Juez Mierck y entre ambos surge un profundo sentimiento de amistad, tanto por ser de la misma clase social como por afinidad en los métodos a emplear para llegar a sentar ante la justicia al o a los asesinos de la pequeña.

La señorita Lysie Verhareine, joven que llega al pueblo de sorpresa y en el momento en que la plaza de maestro está vacante. Dice que ella es maestra y se ofrece para ocupar el puesto. Es aceptada y por excepcionales circunstancias se alojará en un edificio situado en el parque del Palacio, donde antes residían los ingenieros de la fábrica existente en el lugar, con el beneplácito y complacencia del Sr. Destinat. Su presencia en la historia acaba de forma súbita al suicidarse sin que los motivos aparezcan claros.

Clemence la esposa del narrador que tanto influye en sus pensamientos y en sus actos. Será una obsesión en la vida del inspector ya que se considerará culpable de su muerte, hecho que influirá y de que forma, en la sorprendente acción que nos desvela al final de la novela.

El inspector, del que no conocemos su nombre, narrador de la historia. Viudo desde poco después del asesinato. Por lo que nos cuenta deducimos que es un hombre atormentado por las circunstancias que dieron lugar a la muerte de su esposa, a cuyo recuerdo queda ligado de forma total. El motivo de no acabar con su vida es el esclarecimiento de el Caso, aún después de que este fuese juzgado y dado por resuelto. Es honrado consigo mismo y no oculta sus flaquezas. Su final se nos antoja previsible si bien sus últimas narraciones nos dejan sorprendidos en grado sumo, como ya dijimos.

Aparte de los que se comentan, desfilan por las páginas del libro muchos otros. Son un variopinto mosaico de seres con sus virtudes y defectos que hacen que el relato sea humano y no se almibare en ningún momento pese a las oportunidades que tiene para ello. De la misma forma hace una crítica al patrioterismo que un acontecimiento tan trágico como el sucedido provocó en las fuerzas públicas francesas, y al mercantilismo que acompañó a aquella ola.

La novela esta bien estructurada, el relato tiene la holgura suficiente y hace que nos interesemos por su desarrollo de principio a fin. Es difícil dejar de leer una vez empezado. Nos hace vivir situaciones que son típicas en momentos semejantes. El odio de los soldados hacia los obreros de la fábrica, hombres de su misma edad, que no van al frente por su condición laboral. La alegría por recibir una herida que imposibilite el seguir luchando, ya que ello es un seguro de vida. La desinteresada entrega a la labor de cuidar y sanar a los heridos en combate de quien menos se espera o la sorpresa al ver el interior de la barraca de la chamarilera de la zona, etc.. Sin que nos describa ni una sola acción de guerra sentimos lo que ésta significó para todos los que la vivieron directa o indirectamente.

Philippe Claudel (Nancy 1962) es un escritor francés.

Ha sido docente y guionista de cine y televisión. Durante su época de maestro dio clases en liceos y en la Universidad de Nancy II, donde fue profesor de Antropología Cultural y Literatura. En su tiempo libre también impartió clases a niños discapacitados y a presos.

Gran admirador de Simenon y del Jean Giono de la posguerra, publico su primer libro, Meuse I’oubli, cuanto tenía treinta y siete años. Ha sido premiado diferentes veces, Francia Televisión 2000 y el premio Goncourt de Novela en el 2003 por Petites mécaniques. Almas Grises es su quinta novela. Tiene otro premio importante el Goncourt de los Estudiantes en 2007 por El informe Brodeck.

En 2008 fue director y guionista de la película Il y a longtemps que je t’aime (Hace mucho que te quiero) que consiguió, entre otros premios, el César a la mejor ópera prima. Su segundo film, de 2011, lleva por título Tous les soleils (Silencio de amor).