Arquivo do blog

El adversario, Emmanuel Carrére

Dicen que la realidad siempre supera a la ficción y viendo muchas veces las noticias, nos damos cuenta que desgraciadamente es así.

El adversario de Emmanuel Carrére nos habla de un episodio durísimo ocurrido en Francia y que nos ha proporcionado una de las tertulias en Café con Libros, más controvertidas y entusiastas a partes iguales. Todas queríamos saber, por eso el valor de verdad de esta historia te atrapa y sorprende.

El adversario

El escritor francés Emmanuel Carrére uno de los mejores del país, se preguntó en su magnifico libro El adversario:

 ¿Qué es lo que lleva a un hombre a simular ante su familia y su entorno, que ocupa un puesto en la Organización Mundial de la Salud durante 18 años cuando en realidad nunca ha trabajado allí? ¿Como puede alguien cometer los crímenes más aberrantes contra ellos y seguir con su vida, como si nada fuera con él?

El 9 de enero de 1993, Jean Claude Romand mató a su esposa, a sus hijas y a sus padres y después intentó suicidarse. Las investigaciones posteriores revelaron que no era médico como pretendía y, algo todavía más complicado de creer, que no ejercía ninguna otra profesión. Mentía desde hacía dieciocho años y la mentira escondía el vacío. Ante la cercanía a ser descubierto, prefirió eliminar a todos aquellos a los que no podría aguantar la mirada. Fue condenado a cadena perpetua.

el abismo que abrió en los afectos humanos durante diecisiete años de mentiras se cerró para siempre, de tal manera que, en el momento de ajustar cuentas con la realidad y la verdad, le pareció normal asesinar a toda su familia antes que defraudarlos con la noticia-bomba de que los había estado engañando y estafando

Familia Roland

Los psiquiatras concluyeron que padecía un severo trastorno de personalidad.

En la cárcel ha sido considerado un preso modélico por sus compañeros y los funcionarios de la prisión. Su caso llamó la atención de criminólogos, psicólogos y psiquiatras, que han tratado de hallar una explicación al quíntuple asesinato.

Emmanuel Carreré se obsesionó con esa realidad ¿qué hay en la mente de ese asesino? Tras intercambiar cartas con Jean Claude, entrevistarse en múltiples ocasiones con él y asistir a las sesiones del juicio, publicó en 2002 El adversario, donde ofrece un relato minucioso e impecable de su terrible historia. La elección del título también fue un gran acierto, ya que el autor utiliza una cita del Apocalipsis, 12,7 donde se denomina al Diablo “El Adversario”, que “engaña al orbe entero”.

La obra de Carrère relata las horas vacías en las que el personaje supuestamente estaba en la OMS y en realidad pasaba el tiempo escondido en estacionamientos o dando vueltas en un bosque. Romand se documentó minuciosamente sobre “su trabajo” para mantener las apariencias, al mismo tiempo que creó un ficticio negocio de inversiones en el que involucra a conocidos con el fin de cubrir sus gastos. Los engaña, los estafa y los arruina, dilapidando todos los ahorros que le entregaron para que los administrase. Pese a lo insólito del caso, Él  solo quería obtener una posición social dentro de la comunidad a la que pertenece, ser alguien.

Decía Camus: “El privilegio de la mentira es que siempre vence al que pretende servirse de ella”.

El autor reconstruye el caso Romand, lo desmenuza y explora en un intento de narrar la vida solitaria, de impostura y ausencia del falso médico. Tenía que encontrar una explicación racional a lo irracional.¿Que bullía en la cabeza de Romand a lo largo de las horas vacías, sin proyectos ni testigos? Él quería averiguar qué pasaba por la cabeza de Jean-Claude los días y las noches en que, engañando a su familia con falsos viajes de trabajo al extranjero, se instalaba en un hotel próximo al aeropuerto en el que lo había despedido su mujer hasta que unos días después regresaba a casa, fingiendo haber vuelto del viaje.

Lo que más le impresionó a Carrère de la historia es:

“el vacío total que rodeaba su impostura. No había nada detrás de su doble vida. Ni un vicio, ni una perversión sexual. Simplemente deambulaba”.

El autor

Emmanuel Carrére

Emmanuel Carrére nació en Paris en 1957 y ha sabido combinar a la perfección su labor como escritor, y guionista de cine y televisión con la de director cinematográfico. Licenciado en el Instituto de Estudios Políticos de París, de niño, quiso ser arponero de ballenas, pero al final se dedicó a escribir. Hoy es uno de los narradores más relevantes de Francia.

Empezó su carrera ejerciendo el periodismo como crítico cinematográfico en varias revistas antes de publicar su primer libro, Bravoure, en 1984.

El bigote y Hors d’atteinte se publicaron también en los años 80. Su labor como escritor no le hará abandonar el mundo del cine en el que seguirá desarrollando su carrera como guionista y director. De hecho, no volverá a publicar una novela hasta 1995 cuando aparece Una semana en la nieve con la que obtuvo el Premio Fémina y que él mismo llevará al cine.

Sus obras son como los relatos de un gran reportero. Novelas de no ficción que dan forma literaria a lo que ocurre a su alrededor, aventuras documentadas con el fin de ser claro para que el lector no especializado lo entienda. Entre la biografía, el reporterismo, la autoficción, ha desarrollado un estilo propio, que ha dejado un buen puñado de libros magistrales, hondos, emocionantes, paradójicos.

Tras El adversario, que #recomendamosbmc encarecidamente, publicó Una novela rusa (2007), que marcó su vuelta a la literatura tras unos años centrado en proyectos relacionados con el séptimo arte. La novela obtuvo en Francia un éxito impresionante, ya que desvelaba muchas de las claves de la obra de su autor pues se trata de un relato autobiográfico que narra dos años esenciales en la vida del escritor, y cómo los secretos familiares llegaron a destrozarle.

Entre sus últimas obras destacan El reinoque comienza con un episodio íntimo del autor, su “conversión” al cristianismo después de una crisis personal, donde cobra sentido aquello que tanto preocupa al Carrère escritor: la verosimilitud.

De vidas ajenas, es otra “novela de no ficción”, porque es una obra acerca del amor, de la amistad, del valor, el coraje la vitalidad y también de la justicia. Está basada en dos historias reales cercanas al autor.

En Limónov, Emmanuel Carrère escribe sobre un personaje real que existe y conoce, un  granuja en Ucrania, ídolo del underground soviético bajo Bréznev, mendigo y después mayordomo de un millonario en Manhattan; escritor mimado en París, soldado perdido en la guerra de los Balcanes, y, ahora, en el inmenso burdel del poscomunismo en Rusia, viejo jefe carismático de un partido de jóvenes desperados. Él se ve como un héroe, pero también se le puede considerar un cabrón. Fue galardonada como la mejor novela francesa con el Premio Renaudot y el Premio de la Lengua Francesa.

Continuamos con la Literatura europea actual, en Café con Libros, y no abandonamos Francia, le llega el turno a Pierre Lemaitre con una de las novelas más premiadas en estos años “Nos vemos allá arriba”.

Advertisements