Category Archives: Libros lidos

LOS CABALLOS DE DIOS

El título de la novela hace referencia al nombre que la imaginiería yihadista da a los fieles que hacen de bombas humanas, esos hombres cargados de explosivos que estallan en el vestíbulo de un hotel, o a bordo de un tren, a cambio de un paraíso lleno de vírgenes al que ascenderán de forma inmediata y a todo galope, como los caballos.

El verdadero título es Les étoiles de Sidi Moumen, “Las estrellas de Sidi Moumen“. Sidi Moumen es un barrio martinal de Casablanca donde los jovenes sin futuro juegan al fútbol en un terregal, sin más recompensa que el sueño de convertirse en estrellas de ese deporte, a su equipo le han dado ese nombre Las estrellas de Sidi Moumen. Son jovenes nacidos en la miseria, sin la esperanza de que el futuro traiga cambio alguno. Esta situación ya les sucedió a aquellos que los han precedido, padres, abuelos, hermanos mayores, etc.. En este sentido decir que ellos no son solo producto de ese barrio marginal en Casablanca. Podemos extender el concepto a todos aquellos lugares en que la vida es un conjunto de acontecimiento miserables y la meta la misma miseria que ahora tienen. Es algo consustancial en los barrios marginales de las grandes urbes mundiales.

Lo que el autor Mahi Binebine relata en esta novela no es más que la historia de los jovenes salidos de este barrio que perpretaron los atentados que sacudieron la mencionada ciudad en mayo del año 2003. Para ello utiliza el relato desde la ultratumba de uno de aquellos suicidas, con una maestría que hace que nos enganche lo que narra y nos haga vivir y sufrir por lo que vamos leyendo.

Ellos son seres marginales, que saben que nunca podrán llegar a la meta de ser estrellas del firmamento balompédico; que sienten que mientras sus vidas son como son, muy cerca hay otra que disfurta de la opulencia y aparente felicidad que quisieran para sí. No parece haber forma de salir del círculo en que se encuentran. Toda su existencia carece de sentido y su futuro es seguir rebuscando entre la basura y desperdicios que los, para ellos, opulentos del mundo tiran cada día en las escombreras donde moran y  se procuran su sustento.

Sin que lo sepan sí hay quienes están muy pendientes de sus vidas. Aquellos que saben como comprometerlos en una causa que les ayude en esa guerra indeclarada entre las dos civilizaciones más importantes de nuestro planeta. Entre la civilización islámica radical y la occidental, entendiendo como tal toda manera de pensar o vivir que no se adapte al sentir radical de la primera. Solo tienen que escoger el momento, estudiar a las personas a las que se desea educar, hablarles de un futuro brillante, del mismísimo paraíso. De hacerles ver que lo que les predican es la única oportunidad que tienen de escapar de la miseria, de hacer que el mundo cambie y el futuro sea de la manera soñada. Es cierto que estó lleva aparejado que ellos, los caballos de Dios, no estarán en ese mundo, pero desde el Paraíso soñado verán que su sacrificio valió la pena.

Nos describe como poco a poco estos muchachos van creando entre ellos vínculos cada vez más fuerte que sirven de contrapunto a lo que viven dentro de sus núcleos familiares, como en sus mentes y corazones va calando la idea de hacer algo con sus vacias vidas, y lo hacen. Aquel 16 de mayo de 2003, 12 terroristas suicidas salidos de aquella marginalidad, hicieron estallar sus cinturones mortales en la Casa de España y en hotel Farah. Murieron 45 peronas, entre ellas los mencionados terroristas. La narración comienza con lo que cuenta uno de ellos desde el más allá, como explica con detalle como era su diaria existencia, como se desarrolló su formación, sus lealtades a una causa sin fisuras ni dudas, el abismo entre el sentimiento del bien y el mal y una posible conciencia cívica.

 

                                                                               Casa de España de Casablanca

Es una lectura dura y descarnada que nos hará pensar mucho en lo que se puede hacer para evitar que ocurra. No es fácil ni es, a mi modo de ver, tarea para una sola nación. El mundo global en el que vivimos tiene como inconveniente poner de manifiesto la opulencia y aparente felicidad de las sociedades adelantadas a aquellas cuyas formas de vida no han alcanzado el desarrollo necesario. El deseo de llegar a esos “paraísos” producen muertes por doquier de las que la prensa nos da cuenta un día sí y otro también, sin que nuestras sociedades sepan muy bien que medidas tomar para cambiar esta situación.

Mahi Binebine nacido en 1959 en Marrakech, además de escritor es también pintor y escultor.

Se instala en París en 1980 para proseguir sus estudios de matemáticas, de las que fue maestro durante ocho años.

Posteriormente se consagra a la escritura y a la pintura. Escribió varias novelas que se tradujeron a una docena de idiomas. Reside en Nueva York desde 1994 a 1999. Sus pinturas forman parte de la colección permanente del Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York.

En el Último viaje de Mamaya, el autor recurre a un episodio de su propia historia familiar. Su hermano Aziz fue uno de los jóvenes oficiales que habían participado en el fallido golpe de Estado contra el rey Hassan II en 1971. Durante 18 años, fue encarcelado en el campo del desierto de Tazmamart, en condiciones de brutalidad inimaginable y casi indescriptible. De los 56 presos, sólo la mitad sobrevivieron, entre ellos, Aziz Binebine. El compañero de Mahi Binebine, el escritor Tahar Ben Jelloun, tomó esta historia como base para su controvertida novela, Cette aveuglante absence de lumière (traducida al castellano como Esta ausencia cegadora de luz).

Mahi Binebine regresa a Marrakech en 2002.

La traducción al inglés de la novela Cannibales, Welcome to Paradise (en castellano traducida como La patera), fue preseleccionada para el Independent Foreign Fiction Prize en 2004.

Advertisements

O verán que se foi

Sabiades que este foi un verán especial para ‘ElClú’? Xa levabamos un par de aniños facendo quedadas informais, algunha actividade… pero este ano, por fin, decidimos darlle forma e nome as reunións realizadas en tempo de estío, e inauguramos os ‘Veráns con ElClú’.

Cartel 'Veráns con ElClú'

Cartel ‘Veráns con ElClú’

Parecíanos interesante que toda a rapazada que quixese puidese coñecer o que facemos no noso club, axs clubeirxs, e outras formas de pasar o verán que lles podían resultar ben interesantes.

Qué fixemos? Pois programamos 3 quedadas, unha por mes:

En xullo puxémonos moi literarias, e ocorréusenos ir de librarías!

Logo Moito ContoPrimeiro a Moito Conto, onde nos recibiu Esther, que nos explicou un feixe de cousas sobre as librarías independentes, falamos dos libros que máis nos gustaban, esculcamos polos recunchos da libraría… desfrutamos moito. Ademáis Esther nos tiña preparada unha selección de libros xuvenís marabillosos.

Logo Alita Cómics CoruñaLogo, e como sabemos que xs amigxs de ElClú son bos lectores de banda deseña, qué mellor que acercarnos a unha libraría especializada neste tipo de documentos. Sabedes de cal falamos? Claro! Non podía ser outra!

En Alita Cómics Coruña estaba Toño a esperarnos para contarnos moitísimas curiosidades sobre cómics, autorxs dos mesmos, as historias que hai tras eles…

Foto de grupo en Alita Cómics con Toño

Foto de grupo en Alita Cómics con Toño, o seu libreiro

Foi unha mañá moi agradable, e levamos para casa moreas de información destes grandes profesionais libreiros.

En agosto, e para que a rapazada coñecera outros clubs, pensamos en ir a un co que de seguro iamos atinar, O Club de lectura de cómics da Biblioteca do Fórum Metropolitano. O compañeiro Iván tiña preparada unha sesión ben completa para que as rapazas e rapaces desfrutasen aprendendo. Debuxamos, estudamos as ilustracións, metémonos en materia cos tipos de cómics… e… armouse a festa: concursos de mazás, disfraces… As/os clubeiras/os viñeron encantadas/os. Ademáis Iván preparou unha recopilación de banda deseñada xuvenil, e nos ensinou algún dos títulos que se leran xa no club de cómic.

En setembro, quedamos na biblioteca, para coñecernos mellor, falar e rememorar as saídas anteriores, e tamén, como non podía ser doutro xeito, comer biscoito!

Ademais, nas anteriores quedadas propuxémoslle á rapazada que fixesen unha foto dunha lectura de verán que lles deixase bo sabor de boca. Co resultado, creamos unha mostra das recomendacións dos ‘amigos de ElClú‘ no panel de entrada da biblioteca.

E isto foi todo o que deixou tras de si os ‘Veráns con ElClú 2017’. Queremos agradecer sinceramente ás librarías Moito Conto e Alita Cómics pola cálida acollida, por facilitarnos en todo momento a irrupción no seu traballo, polo trato, e porque fan unha labor literaria esencial nesta cidade. Longa vida ás librarías!

Por suposto, mil grazas á Biblioteca do Fórum por cedernos o espazo, e as compañeiras e compañeiros, especialmente ao biblioclubeiro Iván, por facernos partícipes de todo o seu saber e por conseguir que gozásemos duns momentos divertidísimos e cheos de sorpresas. Es un fenómeno compañeiro!

E como non podía ser doutro xeito, graciñas tamén ás nais e pais destas rapazas e rapaces estupendas/os por deixar que as amigas e amigos de ElClú formasen parte dunha experiencia coma esta. Para eles e para todos vós, aquí queda un vídeo resumo deste verán clubeiro excepcional.

Vídeo resumo 'Veráns con ElClú'

Agora só nos queda convidar a toda a rapazada de entre 12 e 16 anos a embarcarse nesta aventura clubeira. O prazo de inscrición está aberto na páxina web das Bibliotecas, e agardamos con emoción a intrépidos novxs clubeirxs dispostxs a desfrutar de lecturas, compañía e moita maxia neste próximo curso 2017-18. Vémonos os xoves cada 15 días de 18,30 a 20 h. Esperámosvos!

P.D.: E, por certo, se vedes que xa só quedan prazas libres na lista de agarda, anotádevos igualmente, nunca se sabe o que ElClú está a maquinar…

DOS CIUDADES

Con la lectura de este libro, el Club de lectura de Castrillón damos comienzo al curso 2017/18.

————————————————————————————————————————————————

Si los hombres se dividen en sedentarios, emigrantes y los que no tienen hogar, probablemente yo formo parte de esta última categoría, si bien la concibo de un modo archimaterial, sin una sombra siquiera de sentimentalismo o autocompasión.

Divide su libro en tres partes: Dos ciudades; Archivos abiertos y El nuevo pequeño Larouse

Adam Zagajewski autor de este libro, es esa persona que no se siente de ninguna parte. Y esto ocurre por dos principales motivos, haber nacido el año que finalizó la segunda guerra mundial y haberlo hecho en una ciudad Lvov de la que partió con su familia hacía Gliwice cuando solo contaba cuatro meses de edad. Estas dos circunstancias marcarían de forma difinitiva su desarrollo intelectual.

No voy a ser prolijo en comentarios sobre el motivo por los que la población polaca de Lvov, ciudad por ellos mitificada desde ese momento, hubo de traladarse a la “horrenda” urbe de Gliwice. Los habitantes de la primera no aceptaron el haber sido deportados y haber perdido su estatus, aunque este fuese de poca importancia. Ellos eran una élite y en este nuevo enclave decidieron seguir siéndolo. Ellos venían de un paraiso de cultura y belleza y la nueva ciudad era un antro de personas simples e incultas que no sabían apreciar lo hermoso que la vida ofrece, literatura, música, pintura, parques, espacios idílicos. Aquí, en la minera e industrial ciudad de Gliwice todo era feo, calles, plazas, urbanismo en general y sus afueras solo eran un conjunto de escombreras de las minas que rodeaban este lugar. El relato de como aquellos ciudadanos de Lvov seguían tratándose como si continuasen ejerciendo sus antiguas actividades es una de las sorpresas que  esconde la lectura de la  historia. Nos cuenta como paseaban por las calles de su nueva ciudad pero en su fuero interno veían aquellas que habían sido obligados a dejar. Será algo que se vaya perdiendo según las personas que así  lo sienten  vayan desapareciendo por el orden natural de la vida, pero en el interín seguirán viviendo una enteléquia que les ayudara a soportar su existencia real.

Nuestro autor no está en esta circunstancia, solo tenía cuatro meses cuando abandonó Lvov. Pero su entorno influirá en su forma de ver las cosas. Al tiempo él verá la ciudad en la que vive de forma distinta, tal como es, con sus aciertos y errores, sus zonas bella y feas. Igualmente se relacionará con su gente y poco a poco sacará sus propias conclusiones. Y son estas las que le llevan a escribir el texto que tenemos entre manos.

Nos encontramos en una Polonia gobernada por una dictadura, una dictadura comunista. Una forma de vida que todo lo regula, que no deja espacio a la disidencia ni a la creatividad si esta no está previamente autorizada. En ese sentido  todas las dictaduras son similares, sean de izquierdas o de derechas. El Estado es el alma global, es quien dicta la conducta de la gente y salirse del guión establecido está no solo prohibido, también castigado y en ocasiones muy duramente; carcel e incluso pena de muerte.

Leyendo este libro he pensado en las personas de mi generación, los que hemos nacido en la decada de los años 40 en esta España nuestra. Como le pasó al autor solo conocimos una forma de gobierno y sociedad durante treinta y cinco años. Nuestra evolución no pudo haber dejado fuera esta circunstancia y muchas de las reflexiones que en el libro se exponen no nos son ajenas.

Nos cuenta como fue su infancia, la importancia de la religión en la vida de la comunidad, religión que el régimen permitía y estoy seguro, fomentaba. Era una manera más de tener dominados los impulsos colectivos. Incluso él se hizo monaguillo, si bien apunta que –Los monaguillos eran nihilistas. Les importaba un bledo la fe y la metafísica, no les interesaba ni Jesucristo ni Judas. Lo único que contaba era el manejo diestro del pebetero y de la batería de campanillas, la ejecución impecable de la coreografía y la capacidad de adoptar un semblante serio y recogido en cuanto el séquito encabezado por el cura abandonase la jubilosa sacristía-. Igualmente comenta como fue su estancia en la escuela, los discos de música clasica, de su afición por el jazz, de su despertar creativo, –poco a poco empecé a darme cuenta del precio que hay que pagar por los breves momentos de iluminación: duda, tinieblas y desespero-. De su afición por el fútbol. De las cosas que van sucediendo y que configuraron su personalidad.

En Archivos abiertos,  narra sus  reflexiones una vez caido el muro de Berlín y superadas también las dictaduras basadas en la filosofía marxista. Nos cuenta cosas verdaderamente increibles. Aquellos que colaboraron de manera directa en el mantenimiento de aquel régimen resulta que en muchas ocasiones justifican esta colaboración  como una manera de perservar su entorno, similar a lo que un artista hace para inmortalizarlo; era una manera de evitar que los inconformes destruyesen aquello que era en sí mismo bello, aquella idea dictatorial que gobernaba de forma tan extraordinaria la vida colectiva. No muestran arrepentimiento por aquella manera de hacer, se autojustifican y quieren hacernos ver que su labor fue fundamental en la conservación de lo que en el mundo es realmente importante.

Por lo que cuenta él mismo sufrió en su carne la represión. Liberado abandona su nación y da conferencias y clases magistrales en otros lugares, París es uno de ellos. Relata sus experiencias en este tipo de actos. La extrañeza que le produce ser él el centro de atención.

En un momento dado y sobre lo que muchos sugieren que es que escriba sus memorias, reflexiona sobre ello y llega a la conclusión que en muchos casos esto no es posible. No es posible dado que habría que contar hechos deleznables a los que nos vemos obligados para lograr sobrevivir en un ambiente opresor y mísero. No, no es factible relatar mendacidades,  actos crueles e ignominiosos que hemos tenido que comerter para poder llegar a este momento.

Su lectura nos va descubriendo un mundo interior extraordinario. Es un libro para leer y releer, eso que hacerlo no es sencillo ya que requiere una constante atención y no saltarnos una sola línea. Su prosa es cuidada y rica y no deja indiferente en momento alguno.

Adam Zagajewski nació en Lwów, actualmente en Ucrania, el 21 de Junio de 1945. Es poeta, novelista y ensayista polaco. Es un miembro conocido de la Generación del 68 en su país y uno de los más famosos poetas contemporáneos del mismo.

Su familia fue expulsada por los ucranianos y se intaló en 1946 en Gliwice (Silesia), donde hizo sus estudios secundarios.

Se escribió después en la Universidad Jaguelónica de Cracovia, donde llevó a cabo estudios superiores de psicología y de filosofía. Más tarde enseñó filosofía en la Universidad de Ciencia y Tecnología. Es entonces cuando se liga al movimiento poético de la Nowa fala (Nueva ola) en la ciudad y perteneció a su grupo literario polaco Teraz (Ahora) dando a conocer sus primero poemas.

Además de su actividad poética difundía sus ideas en la revista clandestina Zapis, uno de los principales medios de la oposición democrática polaca. Esta Generación del 68 tenía como objetivo “alzarse contra las falsificaciones de la realidad y la apropiación del lenguaje por parte de la ideología y la propaganda comunista”. Crea varias revista y ejece como traductor.

Difundida la Carta de los 59 en 1975 tras los acuerdos de Helsinki, se unio en 1976 al Comité de Defensa de los obreros y las autoridades comunistas prohibieron la publicación de sus obras. Marchó entonces a enseñar en la Universidad de Houston. (EEUU).

Desde 1982 se estableció en París, según él más por motivos sentimentales que políticos. Residió un Berlín y en los Estados Unidos. Regresó a Carcovia en 2002 junto a su mujer, Maja Wodecka. Todos los años enseña como profesor invitado en la Universidad de Chicago.

Resulta injusto hablar de Zagajewski solo como un poeta político contrario al régimen dictatorial y, por ello, ideológicamente atractivo para un territorio democrático. Su escritura es de calidad reconocida; y aunque participara en movimientos a favor de las libertades en su país, él mismo dejó claro en el exilio que su personalidad era más bien la de un disidente de los disidentes y que había descubierto que ” la poesía está en otra parte, más allá de las inmediatas luchas partidistas, e incluso más allá de la rebelión -incluso la más justificada- contra la tiranía”. Ahora bien, la posición decidida por la libertad y la búsqueda de la belleza que el poeta polaco ha mantenido encuentra un testimonio fiel en sus textos y poemas, de gran hondura humana y fina sensibilidad estética.

Ha sido traducido a diversos idiomas y tiene en su haber importantes premios. Entre ellos el Princesa de Asturias de las Letras, otorgado en este año 2017. Con este motivo declaró en El Mundo que hay una cultura común europea: “Vengo a España y nada me parece ajeno”. Sobre sus primeras lecturas de autores españoles señaló “una versión del Quijote para niños. Después dediqué mucho tiempo a los libros sobre la Guerra Civil. Y a Antonio Machado, mi preferido”

 

Simplemente sé tú mismo: George

“Para ti, que tantas veces te sentiste diferente”

(dedicatoria de Alex Gino no comezo do libro)

 

 

 

 

Qué se pode esperar da vida cando percibes que os demais te ven dun xeito completamente distinto a o que ti es e te sentes? Pois algo así pensa a protagonista da segunda lectura de ElClú 2017. George é unha nena atrapada no corpo dun neno. Unha nena moi sensible, que sofre bullying na escola por non pertencer ao estereotipo do que os demais consideran ‘normal’. Pero sobre todo é unha persoa que cre que nunca poderá dicirlle ao mundo que en realidade é unha nena.

“—Soy gilipollas —dijo Kelly—. No eres una niña.

—¿Y qué si lo soy?

Kelly retrocedió sorprendida.

—¿Qué? Es ridículo. Eres un niño. Bueno… —Señaló vagamente por debajo de la cintura de George—. Tienes «eso», ¿no?

—Sí, pero… George se quedó sin palabras y miró al suelo. Dio una patada a una piedra, que fue a parar a una mata de hierba. No se sentía un niño.”

Todo comezará a cambiar grazas á axuda da súa mellor amiga Kelly, e dun pequeno arácnido chamado Carlota ¿sóavos de algo? Si, estamos a falar da protagonista da obra do Premio Pulitzer, E. B. White  ‘A telaraña de Carlota’.

Alex Gino

Georges é a primeira e única novela publicada de Alex Gino, escritor involucrado no activismo transxénero desde fai máis de vinte anos. Como el mesmo di nunha entrevista comezou  a escribir George en 2003, pero tivo que esperar ata dez anos para descubrir que existía certo interese social necesario na temática LGBT+ para publicalo. Nestes intres está a traballar nunha segunda novela que de seguro nos conquistará novamente.

 

Aproveitamos a lectura deste libro para coñecer un novo servizo da nosa cidade, ‘Espazo Diverso’ (Espazo Municipal das Diversidades Sexuais e Identidades de Xénero). Nunha primeira toma de contacto fomos nós ao seu local, e recibiunos Pablo Andrade.

Explicounos que este servizo municipal está dirixido a todas as persoas que precisan información e asesoramento sobre saude afectivo-sexual, e ofrecen tamén recursos á poboación lesbiana, gai, transexual, bisexual, queer e intersexual (LGTBQI) da cidade. Están a facer distintas actividades como talleres, grupos de apoio LGTBQI, ou vídeo forum sobre esta mesma temática.

Ademais, e como exemplo dos videoforum que organizan visionamos a curta da realizadora galega Peque Varela ‘1977’

Nunha segunda sesión foi Marisol Insua a que veu á nosa Biblioteca a impartir unha Charla-Obradoiro sobre diversidade e saúde afectivo-sexual. Unha pena que coincidira en plena época de exames, pois a rapazada que asistiu quedou encantada có debate, e, por suposto con Marisol.

 

E ata aquí o que deu de si a nosa lectura de ‘George’. Lembrade que podedes atopalo nas nosas Bibliotecas, e para facervos a boca auga, dúas das nosas clubeiras, Mariña e Celia, van animarvos á súa lectura:

 

Ademais, recordarvos que nas Bibliotecas Municipais unímonos á campaña municipal “Vive a túa Cor. Sexualidades Diversas, Identidades Libres” co obxectivo de reivindicar os dereitos e visibilizar ao colectivo LGTBQI. De que xeito? pois….

 

Isto é todo de momento. Vémonos en ElClú. E como dirían Georges e Kelly: “Un, dos, tres, CAñaaaaa!

 

Un buen año en “Café con Libros”

Hay años buenos y los hay mejores, y sin duda este curso de “Café con Libros” pertenece a ese grupo, el de lo mejores.

Empezar un curso leyendo, escuchando y viendo al gran Richard Ford en Oviedo, como flamante ganador de los premios Princesa de Asturias de las Letras, fue un autentico privilegio. Y sentir que todo un auditorio de lectores de toda España comparte los mismos intereses, ratifica la importancia de los Clubs de Lectura en el panorama literario nacional.

A pesar de tener una programación de lecturas este año planificada desde el verano, la actualidad literaria nos ha obligado a cambiar algunos títulos a lo largo el año. La presencia de escritores en la ciudad, los premios, el autor homenajeado de las letras gallegas, las recomendaciones de nuestros libreros y compañeros han ido configurando un año cargado de muy buenas lecturas, en palabras de las integrantes de “Café con Libros”.

Este curso tuvimos la suerte de contar con dos de los iconos del panorama gallego en nuestros clubs para hablarnos de sus procesos creativos y sus obras. Fue un verdadero placer compartir “O club da calceta” con  María Reimóndez, excelente escritora y mejor ser humano que nos regalo su experiencia como traductora, cooperante y feminista. Todo un Lujo.

El brillante Miguelanxo Prado, que nos encandiló con la magia que ha plamasdo en Ardalén, uno de nuestros cómics preferidos en “Café con Libros”. Su entusiamo, su experiencias y la exquisited de sus ilustraciones nos abrió los ojos a la fuerza de las imágenes.

Uno de los momentos álgidos de nuestro “Café con Libros” fue poder asistir a la entrega de premios de narrativa  “Arzobispo Juan de San Clemente” que organiza el Instituto Rosalía de Castro desde el año 1993 y eligen los propios alumnos, en una apuesta por los sueños y por la lectura.

Conocer a Sara Mesa, Pierre Lemaitre y Xabier Quiroga, escucharlos en la rueda de prensa y asistir a la brillante entrega, ha sido uno de los privilegios de este curso.

 

En nuestra particular “Primavera Literaria” se pasaron por nuestra biblioteca los adorables Kim y Altarriba, de la mano de nuestro cómplice Javier Pintor.

Si “El arte de volar” nos dejó impactadas, “El ala rota” nos hizo comprender el universo personal de Antonio Altarriba que tan generosamente nos mostró, contándonos episodios personales cargados de mucho dolor y comprensión. Qué mañana tan bonita nos regalaron!

Nuestra  siguiente cita en este mini ciclo, fue con tres libreras de la ciudad, Amparo, Esther y Toño  que nos contaron todo aquello que siempre quisimos saber y nunca nos atrevimos a preguntar sobre el funcionamiento y los secretos que esconden nuestras librerías y como llegaron a este apasionante mundo.

Y para terminar la Primavera Literaria que mejor, que la voz de un ángel negro que recorrió con sus alas los mejores textos sobre música intercalándolos con un gran repertorio soul, Black Galicia. Gracias Iria Mejuto y Richi Rozas por vuestro talento y cariño.

Hemos compartido momentos con los mejores escritores e ilustradores del momento, gracias a la labor incomiable de Javier Pintor, al frente del ciclo  “Somos lo que leemos” en la Fundación Luis Seoane y  “A creación literaria e os seus autores” del CEFORE-UNED. A Pedro Ramos y sus  “Libros en Directo”  y al buen hacer de los libreros de la ciudad que han llenado sus espacios de buena literatura.

Clara Sánchez, Miki Otero, Manuel Jabois, Arturo Pérez Reverte, Fernando Atramburu, Luisgé Martín, Clara Usón, Jordi Sierra i Fabra, Elvira Navarro, Julio Fajardo Herrero, Fernando Ontañón, Kirme Uribe, Óscar Esquivias, Guillermo Arriaga, Antonio Sandoval, Javier Cercas, Care Santos, Martín Casariego, María Solar, Luis Landero, Carmen G. Cueva, Lorenzo Silva, Ray Loriga, Marta Sanz, Manuel Vicent, Luis Sepúlveda han sido algunos de los autores con los que hemos podido compartir su proceso creativo.

Este año también hemos apostado por el arte y por ese motivo visitamos en el Kiosko Alfonso la exposición “Miguelanxo Prado 2003-2016” , teniendo como guía al propio homenajeado, que se prestó generosamente a enseñarnos su maravillosa obra. Nos acercamos también a la Fundación Barrié para disfutar de los cuadros del maestro Sorolla en la exposición: “Sorolla, tierra adentro” . Y no pudimos resistirnos a entrar en el mundo mágico de Urbano Lugris, en Afundación “Lugrís, Paredes Soñadas”.

Hemos acabado el curso escuchando a nuestra cronista oficial Carmen Ramos que cada año se supera al escribir todo lo que hemos leído y compartido en el club durante este curso 2016-2017.

Tenemos tanto que agradecer este año que Sira y yo que no sabemos por donde empezar:

Gracias a nuestras chicas de “Café con Libros” que tanto nos dan y tanto nos enseñan,

Gracias a nuestros compañeros por su complicidad en todo lo que proponemos,

Gracias a María Reimóndez, Miguelanxo Prado, Antonio Altarriba, Kim, Toño, Amparo, Esther, Iria y Richi  por hacer realidad nuestro sueño, acercar a los usuarios vuestro talento,

Gracias a nuestros ya amigos, libreros de la ciudad por hacer de Coruña un gran espacio literario y permitirnos conocer y escuchar a los mejores autores y editores del momento,

Gracias Javier por tanto, por crear lazos entre los lectores y los autores,

Gracias a todos los usuarios de las bibliotecas por ser nuestros mayores cómplices…

Desde “Café con Libros” os deseamos un gran verano lector.

                                                 “Los libros son para el verano…”

Una suerte pequeña, Claudia Piñeiro

Leer a Claudia Piñeiro siempre soprende y cautiva. La dama argentina de novelas policíacas, nos acerca a una realidad social muy dura, donde la muerte y la presión social son dos de sus constantes en su obra. Por ello escogimos en “Café con libros” esta pequeña joya que no deja indiferente a nadie, porque como a la protagonista de esta historia, en un segundo nuestra suerte puede cambiar …

Algún día va a pasar, no el recuerdo, ni siquiera la pena, eso siempre queda, pero dolerá menos.

Una suerte pequeña es una obra intimista escrita en primera persona que como poderoso thriller familiar, traza un retrato psicológico y social de los personajes que en él habitan. En este novela Claudia Piñeiro recurre a  sus propias marcas la reflexión, el análisis, la intriga y su perturbadora prosa.

Tras dos décadas fuera, una mujer vuelve a la Argentina, de donde partió escapando de una desgracia, pues no pudo afrontar de otra manera su sentimiento de culpa y la condena social de un entorno de pueblo acostumbrado a juzgar a las personas.

Pero la que regresa es otra: no luce igual, su voz es diferente, ni siquiera lleva el mismo nombre. ¿La reconocerán? Mary Lohan, Marilé Lauría o María Elena Pujol -la que es, la que fue, la que había sido alguna vez- vuelve al suburbio de Buenos Aires donde formó una familia y vivió hasta que decidió huir. Tras ocultarse en Boston como una profesora de inglés para extranjeros, aún no termina de entender por qué aceptó regresar al pasado que se había propuesto olvidar para siempre.

Pero a medida que lo comprenda, entre encuentros esperados y revelaciones inesperadas, entenderá también que a veces la vida no es ni destino ni casualidad: tal vez su vuelta no sea otra cosa que una suerte pequeña… la de reencontrarse con aquellos que formaron parte de su drama personal para enderezar el futuro.

Su dolor, un dolor que intuyo pero no conozco, me pesa aún hoy más que el mío. El mío aparece pero está encallecido; solo cuando pienso en el dolor de él, recuerdo el que yo sentía.

Una novela emocionante sobre el abandono y el amor, que saca a la luz el dolor, el miedo, el desgarro y la soledad de su protagonista, al tiempo que deja entrever los prejuicios, la falta de empatía, el odio, el rencor –el terrible daño que estos factores pueden llegar a infringir a una persona– de un puñado de personajes que, sin embargo, transitan por los rincones más luminosos y amables de la sociedad. Este es el relato descarnado de unas vidas truncadas por la fatalidad y el horror, que parecen preguntar al lector si creen que es posible olvidar el pasado, enterrarlo definitivamente en algún lugar de la memoria para que duela menos. Aun así, como pasa con el ser humano incapaz de renunciar, siempre queda un hueco para la esperanza y para esa irremediable necesidad que tenemos todos de seguir viviendo.

Usted no es una mujer rota, como la de Simon de Beauvoir, usted es una mujer dañada… Un daño se puede reparar, zurcir, se puede ayudar a cicatrizar la herida. Lo roto es difícil de reparar… en cambio lo dañado tiene una reparación posible. Una esperanza…

La autora

Claudia Piñeiro nació en Buenos Aires en 1960. Es escritora, dramaturga, guionista y colaboradora de distintos medios gráficos. Ha obtenido diversos premios nacionales e internacionales por su obra literaria, teatral y periodística.

Es autora de las novelas: Las viudas de los jueves, que recibió el Premio Clarín de Novela 2005 (jurado integrado por José Saramago, Rosa Montero y Eduardo Belgrano Rawson). Tuya 2008, finalista en el Premio Planeta. Elena sabe, Premio LiBeraturpreis 2010. Las grietas de Jara, Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2010. Betibú 2011 y Un comunista en calzoncillos 2013. Su obra es una de las más traducidas dentro de la literatura argentina, y es recibida en otras lenguas con igual éxito de crítica y lectores.

Ha publicado también relatos para niños y obras de teatro. Y ya han sido llevadas al cine sus novelas Las viudas de los jueves, Betibú, Tuya y Las grietas de Jara, con gran éxito internacional.

Antonio D’Orrico dice de ella, “Hitchcock es una mujer que vive en Buenos Aires”.

Obras de la autora en las Bibliotecas Municipales da Coruña:

 

Y para celebrar “O día das Letras Galegas”, en “Café con libros” vamos a leer una de las mejores obras de Carlos Casares, Ilustrísima.

Pecado, Laura Restrepo

En “Café con libros” teníamos muchas ganas de leer a la fascinante Laura Restrepo y por ese motivo escogimos su novela más artística Pecado.

En esta obra Restrepo quería mostrarnos una galería infinita de pecados con sus correspondientes culpas y contar el paso de algunas personas por el mal y como la dignidad personal nos sirve de brújula.

Para ello utilizó la obra de El Bosco, El jardín de las delicias.

Me pareció que El jardín de las delicias era una guía maravillosa, por su complejidad, pero también por su ambigüedad, aunque supuestamente parta de un canon cristiano y ejemplarizante. Me preocupaba la relatividad, cómo se ha llegado a un momento en el que es difícil trazar la línea entre el bien y el mal.

Pecado está construido por tres partes. Una central, formada por siete relatos, y una que la acompaña a su izquierda, a la manera de un preámbulo, y otra a su derecha, a la manera de un epílogo. Tenemos, pues, un tríptico.

Esa forma externa se enriquece además con otra más invisible, pero no por ello menos eficaz: las voces que utiliza en cada historia de las siete que componen la novela. Voces individuales, voces corales, alguna con cierta reminiscencia autobiográfica y la voz que abre y cierra el tríptico, como si se tratara de una protagonista fuera del tiempo de la novela.

Como sacados del cuadro de El Bosco, los protagonistas de este libro son un adolescente asesino, un ejecutivo adúltero, una descuartizadora, una pareja incestuosa, un verdugo, tres hermanas indiferentes o vanidosas, las Susanas, y un profeta soberbio. La perturbadora y ambigua idea de pecado se encarna en todos ellos, personajes de carne y hueso que nos confiesan su particular relación con el mal. ¿Hasta qué punto son culpables? Por eso Laura Restrepo nos deja a los lector recae el reto moral de condenarlos o, tal vez, de indultarlos.

Son relatos basados en historias reales porqué la autora quería un nivel de intimidad en ese paso por el mal que exigía haber hablado con alguien que lo hubiera vivido. Olor a rosas invisibles, una historia de adulterio, se la contó un señor durante una demora en un aeropuerto. Es un momento muy propicio para contar, y los pecados, como los secretos, tienden a salir, porque te queman por dentro. Son relatos atroces, pero ella está una convencida de que hay una bondad sustancial en el ser humano, y le interesaba ver cómo, en el paso más profundo por el mal, hay un destello de ingenuidad, de alegría, de liviandad.

Con la fuerza y la sensibilidad que caracterizan su literatura, Laura Restrepo indaga en la complejidad ética a través de una narración inquietante, original, por momentos aterradora y al mismo tiempo humana. Cada pecado trae consigo su correspondiente culpa, pero también su gota de alivio.

Para sumergirnos de lleno en el fabuloso mundo de El Jardín de las delicias os #recomendabosbmc el documental “El Bosco, el jardín de los sueños” basada en una idea original de Reindert Falkenburg y dirigida por José Luis López-Linares, en el que participan historiadores del arte, artistas, escritores, filósofos y músicos.

La autora

Laura Restrepo González nació en Bogotá en 1950. Se graduó en Filosofía y Letras en la Universidad de los Andes y posteriormente hizo un postgrado en Ciencias Políticas. Fue profesora de Literatura en la Universidad Nacional y del Rosario. Se dedicó a la política y al periodismo.

En 1983 fue nombrada por el presidente Belisario Betancur miembro de la comisión negociadora de paz entre el gobierno y la guerrilla M-19. Fruto de esta experiencia es su reportaje Historia de un entusiasmo, sobrecogedor testimonio por el que recibió amenazas de muerte y finalmente tuvo que emigrar de su país.

Vivió el exilio político durante cinco años entre México y Madrid, manteniendo contactos con el ala política del grupo guerrillero M-19, intentando crear un nuevo foro de negociaciones. Su labor concluyó en 1989, cuando el M-19 abandonó sus armas y se convirtió en un partido de oposición legal, lo que le permitió volver a su país.

Ha trabajado en la Revista Cromos y ha sido editora, entre otras publicaciones, de la Revista Semana, actividad que alternó con la escritura. En México colaboró como columnista en el diario La Jornada y en la Revista Proceso.

Con la novela Dulce compañía resultó ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 1997 de novela escrita por mujeres, que otorga la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Ha sido merecedora además del Prix France Culture, premio de la crítica francesa a la mejor novela extranjera publicada en Francia en 1998, y del Premio Arzobispo Juan de San Clemente 2003, otorgado por los alumnos del Instituto de Santiago de Compostela a la mejor novela en lengua española.

En 2004 se da a conocer al público hispanoamericano al obtener el Premio Alfaguara de Novela con Delirio.

Figura entre los autores latinoamericanos más destacados del momento, y sus libros han sido traducidos a más de una docena de idiomas. Su estilo desdibuja los límites entre identidades tradicionales, categorías y conceptos; en sus obras incorpora una mezcla de periodística y de experiencias propias, con relatos de alta intensidad que habitualmente se desarrollan en su Colombia natal.

Obras de la autora en las Biblioteca Municipales da Coruña:

Desde vuestras bibliotecas os deseamos una felices vacaciones cargadas de buenas lecturas !!!

HOMBRES BUENOS

Lo que se aceptó de fuera se hizo con excesivas precauciones doctrinales y políticas. Todo para proteger privilegios sin cuento y unas tradiciones ideólogicas que no tenían cabida en el nuevo mundo que se alumbraba. (F. Aguilar Piñal).

De eso va la narración que nos presenta Arturo Pérez-Reverte. Estamos en el último tercio del siglo XVIII, el Siglo de las Luces, y entre los integrantes de la Real Academia de la lengua Española surge un movimiento que solicita se dote a dicha institución de los 28 volumenes que componen la Encyclopédie de D´Alembert y Diderot, que estaba prohibida en nuestro país. Después de varias discusiones sobre como realizar la compra de dicha obra magna, discusiones en las que queda patente la división existente en el seno de la institución, por votación secreta se acuerda la compra de la citada Encyclopédie y su introdución en España de forma clandestina. Su sede será la biblioteca de la Real Academia y solo sus miembros podrán consultar dichos volúmenes.

Los reunidos consideran que las personas adecuada para llevar a buen término esta misión son el bibliotecario de la Academia, don Hermogenes Molina y don Pedro Zarate y Queralt, Brigadier de la Armada retirado. A este último sus compañeros le llaman el Almirante. Se les considera dos Hombres Buenos y nada en su historial pone duda alguna a este aserto. Ellos deberán hacer el viaje de Madrid a París, adquirir los tomos indicados y regresar con ellos de forma discreta, dadas las circunstancias.

Lo que parece algo zanjado tras el acuerdo alcanzado y recogido en Acta, esta lejos de serlo. Entre los académicos hay personas interesadas en que el empeño fracase. Pese a que el interés que les mueve a ello nos es coincidente, los dos académicos más contrarios a que esta aventura termine felizmente son don Manuel Higueruela editor del ultraconservador Censor Literario y don Justo Sánchez Terrón, un ilustrado radical al que se le suponen ideas avanzadas, pero al que no le interesa que los libros en cuestión sean leidos en España ya que desprestigiaría la obra que está escribiendo, Diccionario de la Razón, toda vez que daría a conocer que no aporta nada a lo ya incluido en la Encyclopédie.

                     Jean Le Rod D´Alembert                                          Denis Diderot

Ambos se ponen de acuerdo en sabotear la encomienda. A tal fin contratan a un sicario, Pascual Raposo, antiguo soldado, ahora matón profesional y especialista en resolver problemas como el que le exponen. Los instigadores le dan cuenta del plan de viaje y los pasos que los académicos deben dar al llegar a Paris para adquirir los tomos en cuestión, instándole a que por el medio que sea haga desaparecer dichos libros una vez comprados. Nunca deben llegar a su destino. Debe hacer cuanto este en su mano para entorpecer la misión.

Contar como se desarrolló el viaje, como fue la estancia en París y la compra de los citados libros es lo que hace el autor de forma magistral. Además lo realiza de una manera original; intercala en la narración el detalle de todas las investigaciones que él hizo para llevar a buen termino la obra que nos ofrece. Ha sido esta una labor minuciosa que abarca detalles sobre  como eran en aquellos años los locales de la Academia. También cual era la ruta a seguir para llegar sin novedad a su destino, como estaban los caminos y carreteras, que postas y posadas se podían encontrar en el recorrido, que ropa era la apropiada para el viaje y como eran los medios para realizarlo; posibles peligros en la ruta, tales como bandidos u otras circunstancia a tener en cuenta. Es encomiable esa exhaustiva labor de asesoramiento.

Eso no quiere decir que la ficción no sea lo que ocupa la mayor parte de lo escrito. De hecho los personajes principales son todos ficticios, aunque lo que hacen está basado en hechos y personajes reales. Esto quizás pueda confundir en algún momento al lector sin que, a mi modo de ver, ello cause demerito alguno a lo que se nos narra.

La sintaxis es fluida, los dialogos interesantes y apropiados y en general el texto resulta muy agradable. Mi opinión es que es bueno que se escriban este tipo de obras. Historias basadas en hechos reales que tuvieron importancia en el devenir de nuestro desarrollo social y cultural. Hechos que por la razón que fuere no han sido explicitados suficientemente pese a la  transcendencia que pueden tener para comprender mejor como fue aquel tiempo, como pese a la ignorancia campante y el analfebetismo existente habia personas deseosas de cambiar aquel estado de cosas. Personas que no pudieron llevar a cabo sus ambiciones debido a las trabas, intereses creados y tradiciones interesadas que imperaban en la sociedad española. La imprenta estaba logrando que el saber humano tuviese una expansión desconocida antes de su invención, pero naciones como España no formaron parte del grupo de estados que aprovecharon este medio. Esta novela da idea de los motivos que existieron para que así fuera.

Javier Pérez-Reverte Gutiérrez, nació en Cartagena en 1951. Es un escritor y periodista español miembro de la Real Academia Española desde 2003. Antiguo corresponsal de RTVE y reportero destacado en diversos conflictos y guerras durante 21 años.

Licenciado en Periodismo, estudio también Ciencias Políticas. Comenzó en el diario Pueblo en el que permaneció durante 12 años. En este tiempo y con su compañero Vicente Talón fundó la revista Defensa (Abril 1978) de la que fue su redactor jefe hasta que sus compromisos como corresponsal le obligaron a dejarla. Desaparecido el diario Pueblo pasó a RTVE, donde permanecerá nueve años, hasta 1994.

Su salida del ente público fue drástica. Después de haber presentado diversos programas de actualidad, y de haber cubierto como corresponsal de guerra diversos conflictos, que en aquellos años se dieron tanto en Europa como en África y Sudamérica, dimitió al sentir injustamente  tratado.

Desde ese momento se dedica en exclusiva a la literatura y a la escritura de artículos de actualidad en el suplemento dominical de los diarios del grupo Vocento, bajo el título  Patente de corso.

Ingresó en la Real Academia Española el 12 de Junio de 2003, ocupando el sillón T. Es Doctor honoris  causa por la Universidad Politécnica de Cartagena desde el 18 de Febrero de 2004.

Su producción literaria es extensa y exitosa. La inició en 1986 con la publicación de El húsar. Dos años después publica El maestro de esgrima. Le siguen El club Dumas y La tabla de Flandes. Estás obras lo hicieron conocido del gran público, hecho que se acrecentó cuando en 1996 comienza  a publicar la saga de El capitán Alatriste, con  enorme éxito y reconocimiento. Incluso profesores de historia recomiendan su lectura a sus alumnos, lo que dice mucho de su ambientación y rigurosidad.

Hasta el momento ha publicado 22 novelas. Algunas de ellas han sido llevadas al cine con mayor o menor acierto. Entre ellas Alatriste, estrenada en 2006.

Su actividad literaria continua y es un reconocido y seguido escritor tanto en nuestro país como en  el extranjero.

Está en posesión de diversas distinciones tanto españolas como extranjeras. Por su singularidad destacaría que cuenta con la Gran Cruz al Mérito Naval, que le fue otorgada por su novela Cabo de Trafalgar (2005).

 

Como agua para chocolate

En Como agua para chocolate (1989) la escritora mejicana Laura Esquivel nos acerca a la vida de Tita de la Garza. Ambientada en un rancho de Piedras Negras (Coahuila), México durante la Revolución mexicana (1910-1920) combina lo mágico con lo real, dentro de un contexto realista, a través de la técnica del realismo mágico. Todavía hoy se sigue considerando esta novela, cuyo subtítulo reza Novela de entregas mensuales con recetas, amores y remedios caseros, como la obra más lograda de Laura Esquivel.

El relato comienza con el nacimiento prematuro de Tita, rodeada de especias, leche hervida, ajos y cebollas, empujada por un mar de lágrimas que se desbordan por toda la cocina, lágrimas producidas porque ya la niña lloraba en el vientre de Mamá Elena cuando ésta cortaba cebollas o quizás porque presentía su destino.

Al ser la menor de tres hermanas y conforme a la tradición familiar, no podrá casarse ni tener descendencia porque su obligación será la de cuidar de la madre en su vejez. Por ese motivo Mamá Elena casará a la hija mayor Rosaura con Pedro, el novio de Tita. Este acepta para estar cerca de ella.

Todo el relato gira en torno a la cocina y se utiliza la gastronomía mejicana como metáfora de los sentimientos de los personajes de forma que cada capítulo se inicia con una receta, la primera presentada por la sobrina nieta de nuestra protagonista y que nos narra la historia.

La comida es algo más que un alimento, es como una personaje más que llena estómagos pero también alimenta el alma. Las cebollas serán motivo de lágrimas, las codornices de fe, los pétalos de rosa de pasiones incontroladas…. Las rosas  provienen de un ramo que Pedro entrega a Tita. Mamá Elena le obliga a tirarlas, pero la joven hace algo mejor; decide cocinar un plato que como una pócima de amor estalla en el torrente sanguíneo de los comensales. Las rosas no solo simbolizan la sexualidad y el deseo, sino que además llevan a la liberación de su hermana Gertrudis que huye de la hacienda y del yugo de Mamá Elena. Al tener sus sentimientos tan arraigados a la comida y a la cocina, Tita puede expresarse a través de sus platos y echar maldiciones sobre ellos. Las lágrimas son sazón para sus comidas, y las de Tita son lo suficientemente poderosas para hacer que los hombres adultos lloren como niños. Cada plato provocará imágenes y sensaciones de efectos inesperados e incontrolables.

Se podría establecer un paralelismo entre la revolución y los personajes del rancho: Tita y Pedro, sobre todo Tita, serían los oprimidos; Mamá Elena y la hermana mayor Rosaura serían las opresoras mientras que la mediana Gertrudis encarna el cambio y la libertad. Mamá Elena recuerda a la Bernarda de García Lorca, castrante y opresiva, que decide el destino de cuantos le rodean.

Pero si tenemos en cuenta que Tita puede controlar a los demás a través de sus artes culinarias, en este sentido no sería una oprimida sino que tiene poderes mágicos y puede expresar sus emociones. La novela recibió el premio American Bookseller Book of the Year en Estados Unidos. Traducida a 33 idiomas pronto sería llevada al cine por el cineasta Alfonso Arau, por aquel entonces su marido. en 1994.

La autora

Laura Esquivel (Ciudad de México, 1950)

Cursó estudios de educadora, así como de teatro y creación dramática, y se especializó en teatro infantil, siendo cofundadora del Taller de Teatro y Literatura Infantil, adscrito a la Secretaría de Educación Pública. Entre 1979 y 1980 escribió programas infantiles para la cadena cultural de la televisión mexicana, y en 1983 fundó el Centro de Invención Permanente, integrado por talleres artísticos para niños, asumiendo su dirección técnica. 

Tras superar una grave trombosis y un doloroso divorcio, en 1995 publicó su segunda novela, La ley del amor. Íntimas suculencias (1998) es una recopilación de cuentos que acompañan a recetas de cocina, donde la autora insiste en su máxima de que “Uno es lo que se come, con quién lo come y cómo lo come“. Le siguieron Estrellita marinera (1999), El libro de las emociones (2000) y Tan veloz como el deseo (2001). De 2004 es Malinche, una biografía novelada de la amante indígena de Hernán Cortes, el conquistador de México. En 2009 Laura Esquivel sufrió un nuevo golpe en su vida privada al fallecer su segundo marido, el también escritor mexicano Javier Valdés. En el año 2014 hace una incursión en el género policíaco con A Lupita le gustaba planchar protagonizada por una policía alcohólica. Actualmente es diputada de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)

Y para finalizar, casi 30 años después de escribir Como agua para chocolate llega El diario de Tita, la segunda parte de lo que ha decidido se convierta en una trilogía, está escrita en forma de diario.  Tita regresa para revelar dos décadas que no son contadas en Como agua para chocolate

¿Qué pasó durante todos esos años?

Pero no es el momento de adelantar acontecimientos sin antes haber leído la novela que estamos comentando en el club de la Biblioteca Municipal Sagrada Familia.

Recordad que en nuestras Bibliotecas Municipales podéis encontrar aparte de Como agua para chocolate, estos libros de Laura Esquivel. Espero que os gusten!!!

Fotocopias, John Berger

En “Café con Libros” procuramos seguir la actualidad con nuestras lecturas, y el fallecimiento de John Berger hace unos meses, nos animó a descubrir uno de sus mejores cuentos.

Fotocopias es una sucesión de momentos hermosos, narrados con una velocidad de obturación baja, de manera que todos los haces de luz que pasan frente al lente de la cámara del escritor y se extienden como hilos multicolores. ¿No son las personas, en su mejor versión, eso? Haces de luz. Fogatas que tienen una necesidad sublime: dar. John Berger toma, captura lo que esas personas dan, y continúa la cadena de dones ofreciendo un libro excepcional.

El autor presenta una colección de sus encuentros vividos en la Europa de finales de milenio. Veintinueve momentos que, en conjunto, conforman un fresco de la historia de la humanidad, así como un autorretrato de su autor. Por sus páginas nos cruzamos con amigos, con viajeros en estaciones de tren, con campesinos, con Simone Weil en su apartamento de París, con vecinos, con extraños en cafés, con el fotógrafo Henri Cartier- Bresson, con pintores y otros artistas. Personas, más que personajes observadas con una mirada lúcida, sencilla, bondadosa e intensa que recorre todas las dimensiones y posibilidades de lo cotidiano.

Las fotografías sirven para recordarnos lo que olvidamos. Son el opuesto de las pinturas, estas muestran lo que el pintor recuerda.

Por Galicia, Berger sentía un cariño especial, que se visualizaba en Betanzos (el dibujo de abajo es de él)  y que se fraguó durante siete años en los que cada verano venía en su motocicleta, recorriendo la costa norte a visitar a un escritor indio afincado en tierras del Mandeo, Víctor Anand. Este amor quedó plamado en un cuento de Fotocopias donde compara las casetas de las ferias del pulpo con el mantel parisino del restaurante Maxims´s.

El autor

Consumado poeta, confiaba ciega e ingenuamente en el poder de la Literatura y de la palabra, para transformar el mundo, con pequeños pasos.

La vida de John Berger estuvo marcada por el nomadismo geográfico y cultural, por la necesidad de ver y su amplio sentido moral y estético. Su biografía es una reunión de datos fascinantes, un manojo de encuentros, exilios y un grado de independencia insospechado para un escritor. Berger ha sido considerado un humanista, no solo intelectualmente, sino por su gran humanidad. Decía que si escribía, si creaba, era únicamente porque la naturaleza lo había dotado con la capacidad de escuchar a los demás.  El valor de su palabra residía en el sentido ético de su trabajo, de su obra, de su compromiso con la ciudadanía.

Berger nació en Londres en 1926. Abandonó por obligación la escuela en 1942 e ingresó en la escuela central de Bellas Artes con el objetivo de convertirse en pintor bajo los bombardeos. Fue llamado a filas y su estancia en el ejército se prolongó debido al servicio militar. Concluida la Guerra, se incorporó como profesor de dibujo en Chelsea. Se sentía pintor y se ganaba la vida haciendo portadas de libros y otros encargos. Aceptó una columna semanal de crítica de arte en el New Statesman y el Tribune.

Desde el año 49 hasta el 58, Berger asume una intensa actividad política y sus artículos abordaron denuncias y todo aquello que era digno de ser defendido. Comenzó a ser considerado un crítico y periodista marxista a pesar de que nunca fue miembro del partido.
En 1955, publica su primera novela, Un pintor de nuestro tiempo en la que relata la historia de un exiliado húngaro en forma de diario íntimo. El libro señala la amargura del exilio, el drama y se extiende sobre el fascismo y sobre los sucesos de Hungría. El libro se retiró de las librerías y Berger apareció en varias listas negras. En 1960 abandona Inglaterra e inicia su nomadismo geográfico por el “midi francés”, Suiza e Italia. El exilio aporta una visión sosegada y consciente de su escritura.

En 1965 publicó el análisis más iluminador y controvertido sobre la obra de Picasso. Berger se fascina por el personaje y su leyenda, trata la soledad y la tristeza de un artista insolente, el impúdico genio.

En los años 70 inicia se colaboración con el director suizo Alain Tanner como guionista. Su primera película conjunta es La salamandra (1971), a la que seguirán La milie du monde (1974) y Jonás que cumplirás 25 años en el 2000 (1976).

En 1971 recibe el máximo galardón de la literatura inglesa por su novela G. En G. sostiene la tesis de que de no haber vivido en el siglo XVII, Don Juan hubiese sido un revolucionario. Intalado en la Alta Saboya  escribió su trilogía De sus fatigas que consta de tres novelas: Puerca tierra, Una vez en Europa y Lila y Flag en el que trabajó durante quince años.

Puerca Tierra se sitúa entre el principio de los años cincuenta y finales de los sesenta y es el testimonio de la destrucción radical de la vida rural a consecuencia de la economía contemporánea. El libro fue visto como un documento sociológico.  Una vez en Europa abarca desde los años sesenta y alcanza hasta los noventa y son historias de amor. En  Lila y Flag, los campesinos han abandonado el pueblo y se han instalado en las ciudades.

Cultivando su versatilidad, rompiendo géneros, en 1974 escribe un hermosísimo libro de crítica de arte y literaria, Modos de Ver, en el que como crítico intenta demostrar las funciones sociales del arte, la manera en que el artista responde a las condiciones históricas y sociales. Mirar y El sentido de la vista completan su prestigio como crítico de arte.

En 1995, cuando era reivindicado por los indignados del momento y, a la vez, reclamado como experto en los principales museos del mundo —el Prado entre ello —, el escritor británico dio otra vuelta de tuerca a su obra literaria narrando una historia de amor en los tiempos del Sida: Hacia la boda. Esta vez los derechos de autor de aquel viaje por el viejo continente camino de unos esponsales estaban destinados a los comités de lucha contra el Sida de cada país en que se publicó.

Ya fueran enfermos, campesinos, mendigos o inmigrantes, los desheredados de la tierra estuvieron siempre en el centro de la obra de John Berger. Nunca dejó de dibujar, de viajar en moto ni de escribir poemas. Fue el puente entre la gente de a pie y los grandes maestros de la pintura occidental. También la voz de los seres más frágiles, residuos del mundo moderno a los que su obra otorgó una dignidad de reyes.

Su producción literaria en los últimos años engloba novelas como King, una historia de la calle, (2000), la obra de teatro El último retrato de Goya (1998), la recopilación de artículos, Fotocopias (2000), La forma de un bolsillo (2002), libros compartidos con el fotógrafo Jean MorhOtra forma de contar, A Fortunate Man: The Story of a Country Doctor. Un hombre afortunado y At the edge of the world.

En 2008 publicó de De A para X. Una historia en cartas, y en abril de 2009 la cineasta española Isabel Coixet presentó una exposición monográfica  La Casa Encendida:  “From I to J. Un homenaje de Isabel Coixet a John Berger”, con la colaboración de la arquitecta Benedetta Tagliabue y la participación de las actrices Penélope Cruz, Monica Bellucci, Isabelle Huppert, Maria de Medeiros, Sarah Polley, Tilda Swinton o Leonor Watling.

Alfaguara editó hace pocos meses Rondó para Beverly, un homenaje que el autor escribió junto con su hijo Yves para su esposa, fallecida en 2013.

Obras de John Berger en las Bibliotecas Muncipales:

Un libro no puede cambiar el mundo. Pero tal vez nos ayude a preguntarnos cosas sobre nosotros mismos.

Felices lecturas!