Charlotte, David Foenkinos


Entre los miles de libros que se publican al año, algunos los seleccionas por las reseñas o por el autor…, pero otros en cualquier librería del mundo, están predestinados para ti cuando posas tu mirada en él. Hace un año, Charlotte me eligió, ni me fije quien era el autor, ni que editorial la publicaba , simplemente me enamoré de una portada en la que aparecía una mujer resignada, que soñaba con el amor, sobre un fondo amarillo. Era  uno de los autorretratos de Charlotte Salomon, la fascinante protagonista de la novela de David Foenkinos, que hemos tenido la suerte de poder leerla en los dos clubs de #CaféConLibros.

Charlotte

La obra

Charlotte es la historia de una obsesión, la que llevó a David Foenkinos a invertir diez años de su vida para investigar el mundo excepcional de la pintora Charlotte Salomon. El escritor dio por casualidad con el expresionismo evocador y autobiográfico de esta artista, hace más de una década, en una exposición en París. Foenkinos compara su hallazgo con el más contundente enamoramiento. “Fue un choque muy fuerte, una especie de flechazo, que logró movilizar mi intelecto, pero también mis emociones”, explica el escritor.

“Me fascinó que, en pleno 1942, una mujer sometida a la dominación y la violencia lograra transformar esas fuerzas oscuras en una obra de arte tan poderosa”.

Foenkinos se obsesionó con su personaje. Pasó meses vagando frente a su antiguo domicilio en el barrio berlinés de Charlottenburg, importunó a quienes pudieron ser sus vecinos o a funcionarios de archivos históricos, y recorrió las calles de Villefrance-sur-Mer, el pueblo de la Costa Azul donde se refugió durante cuatro años, antes de ser delatada por un vecino y de ser capturada por los nazis.

Charlotte Salomon, nació en Berlín el 16 de abril de 1917,  niña traviesa e inquieta, cuyo mundo se vino abajo cuando perdió a su madre en 1926, a los ocho años. Fue criada por institutrices durante cuatro años, hasta que su padre Alfred Salomon, prestigioso cirujano, se volvió a casar en 1930 con una cantante lírica, Paula Lindberg. Una mujer alegre, inquieta e independiente, que introdujo a Charlotte en el mundo del arte, de la música y de la cultura.

Cuando tenía dieciséis años, los nazis llegaron al poder, y ella simplemente se negó a asistir a la escuela. Y aunque existían cuotas para limitar el acceso de estudiante judíos a determinadas escuelas, logró ser aceptada en la Academia de Bellas Artes, en el Berlín de 1936, para estudiar pintura. Durante esos años vivió un romance con el músico Alfred Wolfson, que le doblaba la edad, y que fue un gran valedor de su obra y su talento, animándole a amar la pintura y a expresar su alma a través de la misma.

En noviembre de 1938, después de la “Noche de los Cristales Rotos”, a su padre le prohibieron practicar la medicina, y fue internado por un breve tiempo en un campo de Sachsenhausen. Sus abuelos ya se habían exiliado a Italia, y desde allí se trasladaron a Villefranche-sur-Mer, al Sur de Francia. Una situación insostenible que llevó a su familia a tomar la decisión de abandonar Alemania. Charlotte Salomon, abandonó Berlín para refugiarse con sus abuelos en Francia, mientras que su padre y su madrastra viajaban a Holanda. La relación con sus abuelos no fue fácil, la depresión que sufría su abuela se agudizó, y tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, ésta intentó suicidarse. Fue tratada por el Dr. Moridis, pero en la primavera acabaría consiguiéndolo. Fue entonces cuando su abuelo decidió confiarle el oscuro secreto que se cernía sobre su familia materna, y la verdadera razón de la muerte de su madre. Siete miembros de su familia se habían suicidado.

Familia de Charlotte Salomon

Una revelación que causo una fuerte impresión en Charlotte, una verdad que sacudió su vida y le hizo tomar una determinación. Rodeada, de guerra, de muerte, de locura… Se reveló a ese oscuro final que esperaba a las mujeres de su familia, y decidió volcar su vida en la pintura.

Así nace “¿Vida o teatro?”/”Leaben oder Thether?: Ein Singspiel”, una serie de pinturas autobiográficas que incluyen 769 obras individuales que pintó entre 1940 y 1943. Su obra es mucho más que simples pinturas, las acompañaba con poesía, textos, monólogos, conversaciones e incluso referencias musicales de autores como Mozart o Mahler. Todo listo para representar la historia de su vida, de su huida, de su dolor, de su soledad.

Dispuesta en actos, exactamente tres: “Preludio” centrado en su vida en Berlín, “Parte principal” dedicada a Alfred Wolfson y “Epílogo”, sobre su vida en Niza. Cada uno de ellos se corresponde con un color; azul, rojo y amarillo. Cobran vida, cambiando el nombre de todos los personajes y añadiendo papel vegetal y transparente con texto, diálogos, música y la dirección de escena de cada imagen. “No quiero volverme loca, escribiré mi historia para no perder la cabeza”, escribió Charlotte Salomon a sus padres en una carta.

Su estilo, sobre todo en “¿Vida o teatro?”/”Leaben oder Thether?: Ein Singspiel”, avanza desde un color brillante y vivo hasta la oscuridad y abstracción, de hecho en una de las últimas pinturas, solo aparece texto, escrito deprisa, casi claustrofóbicamente, como si fuese consciente de cuál iba a ser su cruel final y tuviese que cerrar el libro de su vida a tiempo. En otra, podemos verla sentada frente al mar pintando y en su espalda el título de la obra y el año 1940, el momento en el que decidió vivir y consagrar su vida a la pintura.

This slideshow requires JavaScript.

En 1942 la Riviera francesa fue ocupada por el ejercito italiano, momento en el que Charlotte conoció a Alexander Nagler, otro refugiado alemán, también judío del que se enamoró. Regresaron a Villafranche, dónde se casaron y Charlotte quedó embarazada. El 24 de septiembre de 1943, fueron enviados al centro de procesamiento de Drancy cerca de París. Y el 7 de octubre de 1943, partieron en el tren sin saber hacia dónde eran enviados, viajando durante tres días hasta llegar a su destino final… el campo de concentración de Auschwitz.

“Mantenlo seguro, es toda mi vida”, estas son las palabras con las Charlotte Salomon le rogó al Dr. Moridis que escondiese su obra de los alemanes. Y así se hizo. Su obra fue encontrada en Villafranche, tras la guerra por sus padres.

En 1963, se publicó un libro con 80 reproducciones. Y en 1971, fue alojada en el Museo Histórico Judío de Amsterdam, dónde tiene su sede la “Fundación Charlotte Salomon” propietaria de la totalidad de la obra. Actualmente se expone permanentemente allí. En 1981, el museo presentó 250 obras formando una secuencia narrativa que impresionó a muchos críticos.

La obra de Charlotte Salomon es intima y a la vez universal, desgarradora. Un mensaje casi violento y a la vez sarcástico, con grandes toques de humor, lleno de dolor y también de esperanza. Su vida relatada por un narrador que ignora por completo el oscuro final que el destino le ha reservado, pero que toma parte en este teatro de nuestra existencia y apuesta por la vida, por la creación y por dar un paso adelante.

Tanto o más que por su historia, el libro sorprende por la forma escogida para relatarla. Foenkinos dispone las frases en versos libres y breves,  igual que en un largo poema narrativo. Son frases cortas y veloces que condesan el pulso de la Historia.

“La escribí así porque era la única manera de poder respirar al llegar al final dela frase. No lo llamaría poesía. Y, de hecho, tampoco biografía. Es una novela, aunque todo lo que cuente sea cierto”.

Con su obra ha logrado resucitar el nombre y la obra de Salomon, que se expuso en Villefranche-sur-Mer en mayo hasta septiembre del 2015 y luego en Niza. Además, la editorial francesa Le Tripode reeditará en octubre ¿Vida o teatro?, el monumental volumen que dejó Salomon antes de morir, formada por 1.600 acuarelas, gouaches, textos autobiográficos y piezas musicales. Fue una manera de sobrevivir para poder soportar una vida insufrible, que reinventó y recreó su vida convertiéndose en un personaje.

El autor

David FoenkinosCuando era pequeño, a Foenkinos (París, 1974) le diagnosticaron “una enfermedad de viejos”. Estuvo a punto de morir por una extraña infección de la pleura. Esta experiencia convirtió al novelista en uno de esos niños prematuramente tristes, conscientes antes de tiempo de cómo terminará todo.

Licenciado en Letras por la Universidad de la Sorbona, recibió también una sólida formación como músico de jazz. Entre sus novelas, acogidas con entusiasmo por los lectores y la crítica en todo el mundo, destacan El potencial erótico de mi mujer (Premio Roger-Nimier 2004), En caso de felicidad (2004), Los recuerdos (2011), Estoy mucho mejor (2013) y, sobre todo La delicadeza (2009). Merecedora de diez galardones, entre ellos el de los Lectores de Le Télégramme, el An Avel o el 7ème Art, esta obra fue finalista de los premios literarios más prestigiosos en Francia, como el Goncourt, el Renaudot, el Médicis, el Fémina o el Interallié, y posteriormente fue llevada al cine por el propio autor y su hermano Stéphane, con Audrey Tautou como protagonista.

En 2010, David Foenkinos, melómano y fan incondicional de John Lennon, decidió publicar una singular biografía novelada en la que se propuso dejar de lado al mito y retratar al hombre: Lennon (Alfaguara, 2014).

Charlotte es su último libro,  ganador del premio Renaudot y del premio Goncourt de los liceos en 2014, que vendió más de 450 000 ejemplares en Francia.

Os dejamos con una entrevista del autor contando como ha sido el proceso de creación de esta fascinante novela, que nos ha descubierto la figura de una de las mejores pintoras de nuestro tiempo, y en ello reside el valor de la misma:

Ojalá os guste tanto como a nosotros. Aprovechamos desde #CaféConLibros para desearos un feliz Día del Libro y animaros a celebrarlo con nosotras en las Bibliotecas.

Advertisements

Posted on 21 Abril, 2016, in Club Os Rosales, Novela histórica e biográfica and tagged , , , , . Bookmark the permalink. 1 comentario.

  1. Deciros que en general el libro me gustó. Sentí mucha empatía por Charlotte. Me parece un personaje muy fuerte y frágil al mismo tiempo. También me gustó mucho la relación de Paula con ella, pues se preocupa y la quiere, algo que su propio padre no sbe hacer. Alfred me parece un cobarde y los abuelos que han sufrido y no han sabido afrontar el hecho de sobrevivir a las hijas.

    Lo que no me gustó tanto fue la forma en la cual el autor de narrar la historia. Con esas frases tan cortas que parecían telegramas, diálogos que no lo parecen, intercalar sus propios comentarios por el medio.

    En general me gustó, y tb la sensibilidad con la cual el autor escribe acerca de sus personajes, los mima como ya hiciera con la obra La delicadeza.

    Charlotte (David Foenkinos)

    Charlotte aprendió a leer su nombre en una tumba. Así que no es la primera Charlotte.

    La dicha se convierte en una isla en el pasado, inaccesible.

    Sólo el silencio puede sustentar el avance de los supervivientes.

    El caos es el decorado que le va bien a su dolor.

    Dice que está muy enamorada. Nunca hay seguridad de algo así.

    Y además, hay que ir al cementerio. Para no olvidar nunca.

    Hay dolores que nunca pasan.

    Siempre acaba uno en eso, en los recuerdos.

    Breves ratos de vida entre los deseos negros.

    Ahora hay que aprender la soledad.

    Más que nada, lo que duele es el silencio.

    La gente tiene tendencia a decir que está en su mundo. ¿Qué le aporta eso de estar en su mundo?

    Hay cuerpos que son consuelos.

    Porque nada dura. Hay que vivir resguardado de las posibles decepciones.

    Cada cual anuda lazos como puede.

    Esto es lo único que uno puede conservar. Cuando no tienes nada más. El deseo de mantenerse de pie, derecho.

    Ella diría que se puede ser feliz y perdido a la vez. Que la confusión no es incompatible con la felicidad. Los sentimientos que creía olvidados afloran.

    Hay teorías sobre el almacenamiento de libros. Cabe destacar el de los buenos vecinos. El libro que uno busca no es necesariamente el que uno debe leer. Hay que mirar el que está al lado.

    A menudo se buscan razones bonitas a las rarezas de los demás.

    Podemos abandonarlo todo, menos las obsesiones.

    Las palabras no siempre necesitan un destino. Se les permite detenerse en las fronteras de las sensaciones. Vagando sin cabeza por el ámbito de lo impreciso.

    Entonces ella sufrirá. Tiene muchísimo miedo. ¿Así es como se ama?

    Ojalá no se te olvide nunca que creo en ti.

    No todos los dramas se pueden decir a voces.

    La auténtica medida de la vida es el recuerdo.

    Para que llegue el sueño, se pasea por sus recuerdos. Son el único lugar donde perdura el cariño.

    http://cultura.elpais.com/cultura/2015/06/22/actualidad/1434991810_945825.html

    David Foenkinos: “La cultura judía no ha tenido ninguna …
    cultura.elpais.com
    Cuando era pequeño, a David Foenkinos (París, 1974) le diagnosticaron “una enfermedad de viejos”. Estuvo a punto de morir por una extraña infección de la …

    http://www.rtve.es/television/20150508/charlotte-ultima-novela-david-foenkinos-libro-deja-huella/1141066.shtml

    http://www.glamour.es/placeres/cultura/articulos/por-que-david-foenkinos-sigue-siendo-el-rey-de-la-delicadeza/21399

    http://www.eldiario.es/cultura/David-Foenkinos-Charlotte-Salomon-biografia_0_380762492.html

    http://www.elcultural.com/noticias/letras/David-Foenkinos-loco-por-Charlotte/7702

    http://www.abc.es/cultura/cultural/20150511/abci-entrevista-david-foenkinos-201505111131.html

    http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/David-Foenkinos-novela-larga-obsesion_0_1433856621.html

    http://www.jhm.nl/collection/specials/charlotte-salomon

    http://mujerdespuesdelos40.blogspot.co.uk/2014/01/biografia-charlotte-salomon-vivere-por.html

    https://nodisparenalartista.wordpress.com/2015/10/13/charlotte-salomon/

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: