La extraña desaparición de Esme Lennox


En el club de lectura de la Biblioteca Sagrada Familia estamos comentando la lectura de La extraña desaparición de Esme Lennox, cuarta novela de la joven escritora escocesa Maggie O`Farrell.

La novela nos narra la historia de Esme Lennox, una adolescente que fue encerrada con 16 años en un psiquiátrico simplemente por ser diferente, especial y no adapatarse a los convencionalismos del momento. Sesenta años después, ante el cierre del psiquiátrico de Cauldstone, en Edimburgo, donde se encuentra nuestra protagonista, la dirección  se pone en contacto con la joven Iris para que se haga cargo de su tía abuela, a la que ni conoce ni sabe de su existencia. Al principio Iris reacciona con perplejidad pero ésta se va transformando en curiosidad: ¿por qué motivo su tía abuela fue recluída con sólo 16 años en un psiquiátrico? ¿por qué se convirtió en un secreto de familia?

Esme irrumpe así en la vida de la joven con la actitud serena de quien lleva toda la vida resignada y apartada de todo.

d48ae-220-4-la-extrana-desaparicion-de-esme-lennoxEn un ambiente donde parece que todo es pecaminoso : bailar, amar a quien quieras, ser feliz, decir sí y decir no, si así lo piensas; la rebeldía se paga y la llaman histeria. Tiempos oscuros en los que padres, maridos y médicos se deshacían de mujeres que no cumplían órdenes. Tiempos en que cualquiera podía ser ingresado en un manicomio en contra de su voluntad simplemente con la firma de un médico de cabecera, bien para librarte de un hijo rebelde que no te obedece o de una mujer de la que te hartas (las mujeres como siempre lo tenían mucho peor). Personas así estaban destinadas a ser apartadas de la sociedad, resultaban molestas y eran llevadas a manicomios donde se hacinaban sin ningún tipo de tratamiento con otros “renglones torcidos de Dios“,  llamados despectivamente locos. Si no respetaban “las normas”eran castigados con métodos brutales: desde las duchas frías hasta lobotomíaselectroshocks, pasando por aparatos inmovilizadores más propios de una sala de torturas de la Edad Media que de una supuesta institución sanitaria.

El tema de la enfermedad mental, sobre todo cuando hay que decidir si una persona está cuerda o no, en función de la comparación que pueda hacerse con el resto de las personas, es un tema peliagudo. Nada es más arbitrario que el criterio con el que en un momento concreto alguien decide lo que es “normal” frente a lo que no lo es. Y si nos sumergimos en un contexto marcado por el peso enorme de las convenciones y la familia (principios del s. XX), el miedo a que este juicio subjetivo determine la expulsión de alguien de la sociedad se convierte en una terrible pesadilla.

La novela comienza con esta cita de Emily Dickinson:

Mucha locura es divina cordura
para una mirada sagaz.
Mucha cordura, la más rematada locura.
En esto, como en todo,
prevalece la mayoría.
Asiente, y te considerarán cuerdo.
Disiente, y de inmediato serás peligroso
y atado con cadenas.”

Afortunadamente durante la década de los años sesenta y setenta, nace un nuevo concepto de la psiquiatría en la que se aplican otras herramientas como el  psicoanálisis, psicoterapia individual y grupal, terapia ocupacional… en combinación con el descubrimiento de los psicofármacos, así se van cerrando muchos de estos centros más parecidos a recintos carcelarios (yo diría que más pavorosos) que a hospitales y se va tratando de comprender que la enfermedad mental es como otra cualquiera y no debemos ni segregar ni estigmatizar a este tipo de enfermos. Se trata de equiparar a las personas con enfermedad mental a las demás personas que requieren servicios sanitarios y sociales en un sentido de atención integral. Hombres y mujeres encerrados en condiciones infrahumanas pasaban a considerarse ciudadanos con el derecho a recibir un tratamiento adecuado, del mismo modo que si tuviesen cualquier otra enfermedad. De todos modos la protagonista de nuestra novela no adolecía de patología alguna, simplemente no se adaptaba a la sociedad que le tocó vivir; era ella misma, con sus virtudes y sus defectos, pero no voy a adelantar nada más.

Si queréis más información sobre esta novela os remito al post de nuestro compañero Enrique.

MAGGIE O’FARRELL

(1972- )

Maggie O’Farrell es una periodista y escritora nacida en el año 1972 en Irlanda Del Norte. Está casada con el también escritor William Sutcliffe. Ambos residen actualmente en Edimburgo, Escocia. La extraña desaparición de Esme Lennox (2006) es su cuarta novela, antes había escrito “After You’d Gone” (2000), “My lover’s Lover” (2002) y “The distance between us” (2004).  En sus relatos nos encontramos con relaciones familares y amorosas llenas de misterio y suspense.

En nuestras bibliotecas podemos encontrar aparte de  la novela que estamos comentando, “Instruciones para una hora de calor(2013)

La próxima novela que comentaremos en nuestro club  será Brooklyn Follies del genial Paul Auster.

 

Advertisements

Posted on 15 Febreiro, 2016, in Actividades do club, Club Sagrada Familia, Clubes de lectura, Libros lidos, Novela intriga y misterio, Xeral and tagged , . Bookmark the permalink. 1 comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: