Matar a un ruiseñor


No conoces realmente a una persona hasta que no has llevado sus zapatos y has caminado con ellos

 

El 1957 Harper Lee entrega a varias editoriales americanas un manuscrito en el que narra una serie de historias inspiradas en personajes y situaciones de su infancia y juventud. El proyecto es rechazado una y otra vez, hasta que un editor le recomienda centrarse en un episodio concreto del texto en el que la protagonista, Scoutt, todavía es una niña. Durante dos años Harper reelabora por completo el escrito, que se publica en 1960 bajo o título “Matar a un ruiseñor”

A través de la mirada de la pequeña Scoutt, Harper Lee reconstruye la vida en un pueblo sureño ficticio, Maycomb a mediados de los años 30. Un pueblo racista, violento, lleno de prejuicios y profundamente marcado por la Depresión.  La novela tiene un fuerte carácter autobiográfico: Scoutt es, como la propia autora, hija de abogado y huérfana de madre ; el pueblo en el que transcurre la acción, Maycomb, está inspirado en  Monroeville (Alabama) en el que la escritora pasó  su niñez.  Dill, (Tití en la película) el niño que juega con Scoutt y su hermano Jem, no es otro que  Truman Capote,  amigo de la infancia de la escritora, y a quien de hecho acompañará muchos años más tarde a  Holcomb para investigar el asesinato que dará lugar a su obra maestra, “A sangre fría”

Dossier Matar a un ruiseñor

Dossier Matar a un ruiseñor

Descarga aquí el dossier en pdf

Matar a un ruiseñor nos devuelve a la infancia, al mundo del juego, la exploración, la aventura y el descubrimiento… y lo hace con una mirada muy respetuosa hacia los niños : son ellos los que parecen sentir la mayor repulsión ante la injusticia y reaccionen ante ella. Es además un libro hermoso y conmovedor que invita a reflexionar sobre temas tan complejos como el racismo, la intolerancia, la rigidez de las vínculos familiares y vecinales, la desconfianza ante lo diferente y fragilidad de un sistema judicial carente de garantías para la población de color. Pero por encima de todo, matar a un ruiseñor nos ha dejado a un personaje : Atticus Finch. Un abogado sureño, un padre dispuesto a educar según sus propias convicciones, un hombre íntegro que  trata de convivir en ese mundo hostil y que se ha convertido en el modelo a seguir por muchos americanos hasta la actualidad.

El libro consigue el Pulitzer en 1961 y obtiene un rotundo éxito, entre el público y la crítica. Dos años más tarde es llevado al  cine por Robert Mulligan, con una Gregory Peck excepcional en el papel de Atticus Finch, personaje que se convierte en un icono de la historia americana en su defensa de los derechos civiles de los afroamericanos. Desde su publicación la novela ha sido lectura obligatoria en muchos centros de enseñanza y es leída con entusiasmo por las nuevas generaciones de lectores

Pero la historia no acaba ahí. Tras pasar el resto de su vida alejada del mundo literario, Harper Lee decide, en 2014, publicar el manuscrito original, supuestamente extraviado desde que fuera rechazado por las editoriales. Así se publica en 2015  Ve y pon un centinela. El lanzamiento, considerado un gran acontecimiento literario, ha provocado una gran sorpresa entre lectores y críticos en Estados Unidos, no tanto por el número de ejemplares vendidos como por el nuevo aspecto del personaje de Atticus.

Advertisements

Posted on 25 Novembro, 2015, in A biblioteca recomenda, Club Ágora, Clubes de lectura, Libros lidos, Xeral and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Un gran acierto el escoger esta historia. Una de las más hermosas, en la que se pone de manifiesto que el amor es lo más importante que tiene la condición humana, incluso cuando se tienen las capacidades intelectuales mermadas. También se refleja a donde nos pueden llevar los perjuicios de cualquier tipo, en este caso raciales. Dio origen a una extraordinaria película y a la que para muchos es la interpretación cumbre de un actor, el personaje de Atticus Finch que tan bien encarna Gregory Peck. Enrique

  2. Gracias por el comentario, Enrique. Si que es una historia muy hermosa, que además no desmerece nada en la película. Un espléndido retrato de la sociedad sureña, muy crítico pero también esperanzador por esa confianza que pone en las personas: no sólo Atticus Finch, sino otros muchos personajes que aparecen en el libro, como el juez, la señorita Maudie… que frenan los impulsos más reaccionarios de la comunidad

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: