Mil cretinos de Quim Monzó


En los clubs de lectura de la Biblioteca Os Rosales “Café con libros” nos gusta leer de todo, así que esta vez nos acordamos de los cuentos, y que mejor forma, que de la mano de Quim Monzó, considerado el indiscutible primer escritor de su generación en lengua catalana.

La obra

Siempre que le preguntan, Quim Monzó Portada de Mil cretinos de Quim Monzóexplica que Mil cretinos es su libro más alegre, pero no es verdad. Hay –eso sí– un humor negro que tiñe los diecinueve relatos de este libro, pero ¿alegría? Quizá confort, porque resulta alegremente reconfortante pasar cuentas con el dolor, con la vejez, con la muerte, con el amor y con el desamor, con las rencillas cotidianas, con el vacío del paisaje. En Mil cretinos Monzó observa, divirtiéndose, el apasionante equilibrio entre la dicha y la desdicha.

El libro se divide en dos partes bastante diferenciadas. Por un lado nos encontramos con siete relatos más comunes en cuanto a su esquema. Es decir, entre quince o veinte páginas donde nos cuenta una historia que se desarrolla a lo largo de las mismas. En la segunda parte sin embargo, nos topamos con una colección de relatos de apenas dos o tres páginas, incluso alguno de una sola.

En cuanto a la temática que aborda en estos relatos, encontramos de todo, desde historias de amor, de celos, el aburrimiento de la vida cotidiana, de los pequeños detalles que dicen mucho o de la añoranza del tiempo pasado. Pero sí es cierto que quizá el único tema al que recurre en varios títulos es la vejez, o el miedo a ella, así como la desesperanza que podemos encontrar en esos días.

En los clubs destacamos la maestría de Monzó al contar tanto con tan pocas palabras, con una escritura ágil y de muy sencilla lectura, pero que deja mucho poso por lo que cuenta. Para algunas resulta demasiado pesimista, para otras muy irónico… pero desde luego, no deja a nadie indiferente.

La versión original en catalán fue publicada el año 2007 en la editorial Quaderns Crema. Mil cretinos ha sido también traducido al alemán (Tausend Trottel, Frankfurter Verlagsanstalt, Fráncfort), al inglés (A thousand morons, Open Letter Books, Nueva York), al gallego (Mil cretinos, Edicións Xerais, Santiago de Compostela – disponible en las Bibliotecas Municipales) y al francés (Mille crétins, Éditions Jacqueline Chambon & Éditions Actes Sud, Arles).

En el 2010 Ventura Pons rodó una película, a partir del libro y de otros relatos de otros libros del autor, que lleva por título Mil cretinos. Pero la mejor manera de acercarse a esta obra y a Monzó, es a través de esta pequeña entrevista en el programa Página 2. No tiene desperdicio!!!

El autor

Quim Monzó no es solamente un escritor de ficción, también es uno de los columnistas más populares de Cataluña y un personaje muy activo en Twitter [@QuimMonzo]. Su trabajo periodístico también se ha publicado en varias antologías. Su recopilación de cuentos ha obtenido un gran éxito entre la crítica y diversos premios, además de ser traducida al español por el prestigioso novelista Javier Cercas. Su obra se ha editado en quince idiomas.

Quim Monzó nació en Barcelona en 1952. Ha trabajado entre otras cosas de diseñador gráfico, dibujante de cómics, corresponsal de guerra, autor de letras de canciones, guionista de radio y de televisión, traductor (Jude el oscuro, de Thomas Hardy, Crónicas marcianas, de Ray Bradbury, Nueve historias, de J.D. Salinger…) y por encima de todo es escritor.

Ha ganado el premio Nacional de literatura, el Ciudad de Barcelona de narrativa, el de novela Prudenci Bertrana, el de novela El Temps, el Lletra d’Or, el de los Escritores Catalanes, el Maria Àngels Anglada, el Trajectòria y, en cuatro ocasiones, el premio de la Crítica, que otorga Serra d’Or.

En el 2007 escribió y leyó el discurso inaugural de la Feria del Libro de Fráncfort (disponible en la URL: http://www.vilaweb.cat/media/attach/vwedts/docs/discursinaugural.pdf). Monzó concibió una disertación en forma de cuento que difería de los discursos tradicionales.

En las Bibliotecas Municipales tenemos buena parte de su obra traducida al español.

Os dejamos con un extracto de una entrevista en la web de El Cultural, que nos ha gustado mucho, porque se trata de un tema que repetimos casi en cada tertulia 😉

P: ¿A quién no ha leído ni piensa leer?
R: Por poco que pueda, pienso intentar leer a todo el mundo, porque de todo el mundo se puede aprender. Ahora bien: si a las treinta páginas el libro no me engancha, a la papelera y a otra cosa, mariposa.

Advertisements

Posted on 11 Febreiro, 2015, in Club Os Rosales, Libros lidos and tagged , , , , . Bookmark the permalink. 3 Comentarios.

  1. Mil cretinos (Quim Monzó)

     El señor Beneset
    Relato que muestra la relación padre – hijo. Desde mi punto de vista el padre ama con locura a su hijo, y con su poca libertad (reside en un centro geriátrico) protege a su hijo para que nada malo le pase, advirtiéndole que no beba, no fume, etc. El hijo, que acepta de una manera “normal” las extravagancias de su padre, a pesar de mostrar que lo quiere (se preocupó en escoger la residencia adecuada y lo visita siempre que puede), lo hace desde mi punto de vista de una manera egoísta, evitando tener remordimientos después, ya que cuando aprecia que es necesario hacer cosas evita el hablarlo para tener que ocuparse él mismo de ello (ponerle de nuevo el sonotone, afeitarlo, depilarle las piernas, etc). El padre no tiene temor alguno a mostrar sus sentimientos por su hijo y por la gente que lo rodea, quizás porque con su edad ya perdió ese miedo al qué dirán, porque sabe que le queda poco tiempo y quiere pasarlo a su manera.
    Me gusta y produce ternura el personaje del padre. Acepta su vejez, y sabe que es un estado en el que no desea estar, y no tiene miedo alguno a la muerte, incluso deseándola. Está cansado de la rutina malévola existente en el geriátrico, de la cual también la chica de la recepción lo está (“La chica, que en el fondo está harta de tener que hablar de cuatro tópicos parecidos con cada familiar o amigo de cada residente”).
    El señor Beneset siempre se ocupó de brindarle una educación a su hijo “Te tengo dicho, desde muy pequeño, que llames a la puerta antes de entrar en las habitaciones”, hijo que ahora debe cuidar de su padre, protegerlo, etc y que no lo hace de manera espontánea, sino como una obligación.

    “El hijo se acerca al padre y le da un beso en la mejilla. El padre también le da uno, y lo coge por la nuca para que no aparte la cara y así poder darle otro. El padre quiere mucho a su hijo. Es lo único que tiene en el mundo”.
    “Al señor Beneset se le inundan los ojos de lágrimas, pero finge que no”.
    “Ya sé que tienes mucho trabajo, hijo mío, y no te reprocho que sólo vengas de vez en cuando”
    “No quiero sufrir más”.
    “Y no te des prisa en volver, ya sé que tienes muchas obligaciones”.

     El amor es eterno
    Relato en el que se menciona el amor, pero no veo amor por ningún sitio. El personaje masculino a mi modo de ver es egoísta, y no se atreve a enfrentar la realidad. En un momento del relato hasta me pareció bonito su gesto y lo entendí, pero luego esa cobardía de no hablar la encuentro hiriente.
    El personaje femenino vive en la esperanza.
    “Pensar en alguien no es echarlo de menos”.
    El amor es eterno para ella, no para él.

     Sábado
    Relato desgarrador, en cómo solamente un día, 24 horas, la protagonista da paso a su dolor. La pérdida del compañero de su viaje vital le produce tal dolor que vacía todos los recuerdos que hagan que lo recuerde, pero su dolor es tal que le lleva a una locura que leyendo el relato se puede sentir, y te hace cómplice del dolor que ella siente. Relato en el que la locura, el dolor, el abandono, la soledad y la incomprensión acompañan a la protagonista.

     Dos sueños
    Relato dividido en dos, dos sueños, en el cual lo único que se refleja desde mi lectura es el tema de la amistad, una amistad que tiene fecha de caducidad, amistad que no se ha cuidado y que ha caducado, hasta el punto de sentirse solo al no tener dicha amistad.
     Miro por la ventana
    “(…) la actividad de mirar por la ventana incluye también darse cuenta de todo lo que no ves por la ventana y de todo lo que no haces porque estás cien por cien concentrado en mirar por la ventana.”
    Relato en el que el protagonista deja ver que muchas veces miramos o vemos algo sin verlo realmente, que muchas veces es necesario pararse y mirar todo lo que nos rodea. Muchas veces no vemos más allá, solo nos quedamos en lo superficial, y por ello el protagonista se para tanto tiempo delante de su ventana y ve y aprecia todo lo que le rodea tomando conciencia de no solo está él, sino que hay más gente a su alrededor.

     La alabanza
    Relato que versa acerca de la fama y el aceptar las críticas. El personaje del señor Broto es el del típico autor que cae en el olvido y que no acepta la aparición de nuevos autores, si bien tiene que afrontar la soberbia y el orgullo de los nuevos como Guillot, que se creen más sin aceptar que hay mucho que aprender antes en el camino.

     La llegada de la primavera
    De nuevo, la relación de padres – hijo y estando los primeros en un geriátrico, astiados de la vida que llevan deseando y planeando la muerte ante un hijo que en el fondo, a pesar de quererlos a su manera, también desea verse librado de las constantes “gracias” que hacen sus padres. Ironía: “(…) pero lo encuentro demasiado escandaloso, y a nosotros no nos gusta montar el número”, cuando se han pasado toda la vida discutiendo.
    La primavera es la esperanza que anhelan pero que saben que no llegará, pues el paso de la vida, el avance de la misma es inevitable.

     La sangre del mes que viene
    Con el fondo religioso (Herodes, arcángel, María) se trata el tema del aborto, rebelarse contra las normas establecidas y reivindicar el derecho de la mujer a decidir.

     Treinta líneas
    Relato para hablar de lo breve que puede ser un relato o de lo extenso del mismo, todo dependiendo del propio autor, quien en este caso, se opone a ser breve pero no hace nada por rebelarse.

     Un corte
    “Hace mucho tiempo que, en general, las costumbres han ido degenerando, y no es culpa vuestra, lo sé. También es culpa nuestra, de las instituciones que no somos capaces de ofrecer una educación que fundamente personalidades educadas en el rigor y la responsabilidad. Pero también es culpa de la sociedad, es culpa de tantos padres que exigen que la escuela supla la autoridad que ellos son incapaces de ejercer.”
    Cita que, a mi entender, describe bien lo que se intenta describir. La falta de valores que hoy en día existe, y que ante un hecho tan grave como que unos compañeros agredan a otro, no se haga nada al respecto, incluso que una persona encargada de inculcar conocimientos no haga nada al respecto.

     Una noche
    Relato en el que su usa el tópico del príncipe que despierta a la bella princesa durmiente. No todos son príncipes, ni todas princesas. Cada persona siente y ama de manera diferente, y no se debe imponer a la fuerza el amor hacia el otro. Nadie es más que nadie, por muy príncipe que se sea.

     Y otra noche
    De este relato, no puedo extraer mucho, tan solo que la lectura se ha convertido en algún tipo de obsesión para el protagonista que ya no halla calma alguna en lo que lea, hasta el punto de padecer insomnio.

     El reborde desusado
    Aquí por el contrario, se presenta un personaje que no lee nada. Y luego el aparentar es el lema de los dos protagonistas, masculino y femenino. Él aparenta ser lector para atraerla, y ella aparenta ser una mujer culta para poder atraer a un hombre que le gusta. Apariencias falsas que tanto abundan en la sociedad actual.

     Muchas felicidades
    Una mujer enamorada que quiere conquistar a un hombre, pero se ve que no ha conseguido su propósito hasta el momento, aunque sigue en su empeño para poder “moldearlo” a su antojo. El cumpleaños del hombre se convierte cada año en una pequeña batalla que ganar.

     Cualquier tiempo pasado
    “La comunicación familiar había empezado el descenso por una pendiente de la que no habría de volver nunca más”. La tecnología, en lugar de hacer un bien, aisla.

     La plenitud del verano
    Reunión de familia que es de cara a la galería, nada es verdadero.

     El chico y la mujer
    Sin poder entenderlo, nada puedo decir, solo que un chico hace un trabajo (pegar carteles de venta de inmuebles) y una mujer que lo sigue arranca dichos carteles.

     El tenedor
    ¿Son los años de convivencia, que pudren hasta las piedras?

     Shiatsu
    Relato que recoge el poder chino emergente en la sociedad actual.

    • Ualaaa Anita!

      Mil gracias por plasmar tus sentimientos acerca de todos y cada uno de los relatos del libro. es una visión muy personal y se agracede, pues es verdad que muchos dan lugar a múltiples interpretaciones. en la próxima tertulia los comentaremos entre todas.

      Un abrazo,

      Sira

  1. Pingback: Roteiro de Rosalía de Castro por Santiago de Compostela | Blogs Clubs Lectura das Bibliotecas Municipais da Coruña

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: