28 días de David Safier


Tras el parón navideño, retomamos nuestras tertulias del club Café con libros de los lunes comentando la novela “28 días” de David Safier, aprovechando que recibimos su visita en el Centro Ágora, dentro del ciclo de encuentros con autores “Libros en directo”:

El escritor alemán fue autor del humorístico éxito de ventas Maldito karma. Su última novela, 28 días, da un giro y trata la tragedia judía bajo el nazismo.

El autor:

David Safier nació en Bremen en 1966. Se dio a conocer como guionista de series de televisión de éxito como Mein Leben und Ich («Mi vida y yo»), Nikola y Berlin, Berlin. Ha sido galardonado con el Premio Grimme y el Premio TV en Alemania, y con un Emmy en Estados Unidos. Vive y trabaja en Bremen. Maldito karma (Seix Barral, 2009), su primera novela, ha sido un éxito internacional en todo el mundo y lleva más de treinta ediciones en español. Jesús me quiere (Seix Barral, 2010) y Yo, mi, me… contigo (Seix Barral, 2011) lo han confirmado como uno de los autores más divertidos y alentadores del panorama literario actual. Sus novelas han vendido tres millones de ejemplares en Alemania y están en vías de publicación en veintinueve países. En reconocimiento a su éxito en España, los libreros de Bilbao le han otorgado la Pluma de Plata. Una familia feliz (Seix Barral, 2012) será convertida próximamente en una película de animación.

La obra:

Portada de 28 días de David Safier28 días (ed. Seix Barral, 2014) es la sexta novela del escritor y guionista alemán, una sobrecogedora historia en la que da un giro radical pasando del humor más absurdo e hilarante a una historia dura y emotiva sobre el levantamiento del gueto de Varsovia.

28 días lo protagoniza Mira, una adolescente judía confinada por los nazis en el gueto de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial. La joven afronta una madurez precoz que pasa por presenciar la muerte de su familia y amigos, integrarse en los grupos de resistentes judíos, tomar las armas y matar.

Y 28 días es el tiempo que los guerrilleros judíos del ZOB (la resistencia judía dentro del gueto) aguantan la devastación sistemática que ponen en práctica los soldados de las SS. El miedo, el valor, el descubrimiento del amor en medio de la desolación, dan carácter a sus personajes en una historia bien construida sobre capítulos reales.

En las tertulias de nuestros clubs, consideraron que se trata de una novela también recomendable para el público juvenil. El libro engancha y aunque hable sobre un tema ya muy retratado por la literatura y el cine, se deja leer muy bien! Desde luego, la resistencia de los judíos, un grupo de gente muy pero que muy joven, es de admirar en un contexto tan duro. Y en diferentes partes de 28 días, a Mira (y a nosotros como lectores) se le plantea la siguiente cuestión crucial:

“Cada cual es libre de decidir la clase de persona que quiere ser… ¿qué clase de persona quieres ser tú?”

Os dejamos con un joven Jorge Drexler y su canción El Pianista del gueto de Varsovia, inspirada en el relato autobiográfico de Wladislaw Szpilman, que también trata la película El Pianista (2002).

Advertisements

Posted on 12 Xaneiro, 2015, in Club Os Rosales, Libros lidos, Novela histórica e biográfica and tagged , , , , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Mis citas favoritas del libro 28 días (David Safier)
    A menudo, cuando me asalta el miedo, toco la superficie de alguna cosa para tranquilizarme (…) lo importante es que me doy cuenta de que en el mundo aún existe algo más aparte de mi miedo.
    Yo no creía en la religión. Ni en la política. Y menos aún en los adultos. Sólo creía en la supervivencia.
    Aún no me lo creía del todo. En un mundo en el que la gente sólo pensaba en sí misma alguien se lo había jugado todo por mí.
    Al vivir algo emocionante, a veces las sensaciones le llegan a uno mucho después, cuando se tranquiliza.
    Yo también entendí una cosa mientras caminaba descalza por los helados charcos, primero me empezaron a doler los dientes del frío, luego los pies se me quedaron entumecidos, y miraba a mi padre profundamente avergonzada: los adultos ya no podían protegerme.
    Mi padre también lo supo, lo ví en sus ojos tristes.
    Allí estaba con los míos. Con ellos entendía a las muchas muchas personas que intentaban conservar la dignidad en ese infierno. (…) Dispuestos a superar el día a día sin hacer daño a otros. Sin convertirse en animales.
    ¡Mierda! Se me veía en la cara con demasiada facilidad lo que pensaba.
    Cada cual es libre de decidir la clase de persona que quiere ser.
    Mi madre había vuelto a echar las cortinas, sencillamente no quería que el sol entrara en la oscuridad de su vida.
    Hannah prefería ser invisible a ser fuerte.
    Uno presiente en qué momento ha perdido para siempre a alguien.
    Miré por la ventana, ahora medio rota, y noté una brisa leve, fresca. Esa noche hacía más frío que en las últimas semanas, el otoño se avecinaba; el invierno del alma había llegado hacía tiempo.
    Mi cerebro quería morir, mi corazón había muerto hacía tiempo, pero mi cuerpo extenuado quería sobrevivir.
    Gana el que menos miedo tiene.
    Solamente a veces, por la noche, alguien lloraba dormido.
    Mijal es lo único bueno que puedo tener, y eso es mejor que nada.
    A veces la vida también es bella (…) En realidad no debería serlo sólo a veces.
    Con las manos cogidas en ese cine supe la clase de persona que prefería ser: alguien completamente normal con una vida completamente normal.
    Tristemente, adulta.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: