A sangre fría, de Truman Capote


Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio.

truman_capote-web

Nacido en Nueva Orleans en 1924. Su madre, recién divorciada y alcohólica, cedió al niño al cuidado de sus abuelos y más tarde al de unos primos de Monroeville, Alabama. Allí vivirá en una casa contigua a la de Nell Harper Lee, la autora de la conmovedora novela Matar a un ruiseñor, en la que retrata a Capote de niño en el personaje de Dill, un niño sabiondo y fantasioso que vive con sus tías e inventa fascinantes historias sobre un padre ausente. En ese ambiente sureño y sensual que inspiró a otros grandes escritores, como Faulkner, nuestro pequeño Truman comenzará a escribir para mitigar el duro aislamiento sufrido durante su infancia. Cuando, por fin, su madre le llamó para que su nuevo marido, Joe García Capote, cuidara de él y le diera su apellido, Truman ya sentía una necesidad imperiosa de convertirse en escritor y abrirse camino como tal.

Estudió en el Trinity School y en la St. John’s Academy de Nueva York. A los 17 años consiguió un trabajo como corrector de pruebas para la revista The New Yorker, donde no llegó a tener oportunidad de publicar sus relatos. Con 21 años abandona la revista y publica un relato, Miriam, en la revista, Mademoiselle, donde publicaban algunas de las mejores escritoras del país. Allí encontró sus primeros protectores y cosechó sus primeros éxitos, al conseguir el Premio O’Henry. La crítica lo aplaude sin reservas y lo considera un discípulo de Poe. En 1948, con 23 años, publica su primera novela, Otras voces, otros ámbitos, en la que se plantea de forma abierta el tema de la homosexualidad.

A sangre fría, de Truman Capote :  Dossier

A sangre fría

Descarga aquí el dossier en formato pdf

En los años 50 está en la cúspide. Se codea con la jet-set. Desarrolla una actividad social frenética : fiestas, viajes, amantes… Su personalidad arrolladora cautiva a la alta sociedad. Por entonces publica El arpa de hierba (1951), Se oyen las musas (1956), y la famosa Desayuno en Tiffany’s (1958), más tarde adaptada al cine por Blake Edwards, con Audrey Hepburn en el papel de Holly Golightly.

En 1959, cuando cae en sus manos un periódico con la noticia del asesinato de la familia Clutter en Holcomb, decide escribir un reportaje para mostrar el impacto del brutal crimen en una pequeña población de Kansas.

Familia Clutter. Perry Smith y

De izquierda a derecha, Familia Clutter, dick Hickock y  Perry Smith 

Para ello se desplaza al lugar en compañía de Harper Lee, y comienza a entrevistarse con los vecinos de la localidad. EL reportaje inicial da paso a una gran novela en la que Truman se involucra plenamente. Cuando Dick Hickock y Perry Smith son detenidos, su interés por conocerlos y ahondar en sus personalidades se convierte en una obsesión. El resultado será A Sangre fría, novela que inicia, o más bien consolida, el género de la novela periodística (non fiction novle) : utilizando los recursos literarios de la novela, Capote nos presenta todos los detalles que rodean el crimen: el ambiente, los vecinos, los testigos…. y los asesinos. Su relación con Perry, con el que Truman parece compartir ciertos elementos biográficos, y su preocupación, para muchos excesiva, por los autores del crimen, será duramente criticada, y le conducirá a un profundo conflicto emocional, al debatirse entre el interés por rematar la novela y el desenlace del proceso, que ineludiblemente acabará con la muerte de los convictos. A sangre fría sale a la luz en 1966. Un año más tarde será llevada al cine por Richard Brooks. Capote consigue además con esta novela reflejar la brecha entre dos Norteaméricas: el país seguro y protegido que los Clutter conocían y el país amoral y desarraigado en el que vivían los asesinos. El libro constituye uno de los grandes hitos de la literatura universal. Una gran obra que a la vez encumbró y destruyó al escritor.

El proceso creativo de A Sangre fría,  fué llevado al cine en 2005 por Bennet Millerr, con una magnífica interpretación de Philip Seymour Hoffman

Desde entonces, su vida estará unida a alcohol y drogas. Sus últimos títulos serán Música para camaleones y Plegarias atendidas.

 No me queda más que agradecer a los miembros del club la cálida acogida que me dieron en esta nueva andanada del Club del martes. Y presentar el dossier que se entregó para acompañar las sesiones dedicadas a la obra maestra de Truman Capote. Sesiones ambas que han transcurrido en un ambiente acogedor, entrañable, como ya es habitual, y en las que hubo espacio para la reflexión, el debate, y por supuesto la sonrisa. Todo ello propiciado por una lectura que a unos entusiasmó, a otros agradó o interesó, pero que en general satisfizo a todos.


Cedemos el testigo  a los lectores de los clubs, amantes de la lectura, para que hagan sus comentarios!!

Advertisements

Posted on 10 Novembro, 2014, in A biblioteca recomenda, Club Ágora, Clubes de lectura, Xeral and tagged , , , , , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: