Nieve de Orhan Pamuk


El próximo lunes 12 de Mayo, tras la lectura de El extranjero de Albert Camus,  comenzamos en el Club de lectura de Sagrada Familia la novela Nieve de  Orhan Pamuk

La obra Para comenzar os diré que es uno de esos libros que dejan huella. Portada libro Nieve

Para un lector occidental,  la obra del Premio Nobel Orhan Pamuk, es una lectura obligada. Publicada en el año 2002,  Nieve resulta atractiva y reveladora.  El desconocimiento del mundo islámico, característica común a la mayoría de occidentales,  se convierte en un estímulo para acercarse a ciertos temas. Y como además, el punto de vista pertenece a un turco exiliado en Europa, detectamos una cercanía, postura clave para sintonizar e identificarse.  Pamuk refleja un momento histórico que vive su país con el gran dilema de su incorporación a Europa.  El protagonista, Ka, representa la dualidad de un turco contemporáneo:  por un lado desea ser parte de Europa, por el otro, su corazón reivindica una cultura propia, ajena e incompatible con el desarrollo de Occidente. Esta situación le impide integrarse.

 

La acción, que se desarrolla en tres días, transcurre en un pequeña ciudad al nordeste de Turquía,  Kars, ciudad fronteriza  de Turquía, venida a menos y asolada por la indigencia, el desempleo y el maltrato de las mujeres por parte de sus padres y maridos.  El protagonista se llama Ka y la ciudad en la que transcurre la historia se llama Kars: curioso es que Kar significa nieve en turco.  Para Pamuk la nieve representa el aislamiento, la belleza, la frialdad…  todo unido.  Necesitaba un lugar del noroeste de Turquía, en el que nevase lo bastante como para que se quedara aislado del resto del país. Por eso necesitaba la nieve, para que la historia fuera creíble. En este contexto se produce una serie de suicidios de jóvenes estudiantes, quienes invocan que su decisión se debe a sentimientos religiosos, ya que no se les permite usar velo en la universidad.  En realidad, las muchachas de Kars se suicidan no tanto por la prohibición del velo sino por la situación de opresión y de discriminación en que viven. La historia es una historia trágica: de luchas, enfrentamientos religiosos, políticos, de asesinatos. La novela está narrada por un narrador omnisciente.  El narrador omnisciente es aquel cuyo conocimiento de los hechos es total y absoluto. Sabe lo que piensan y sienten los personajes:  sus sentimientos, sensaciones, intenciones, planes…

Asimismo, utiliza el flashforward como recurso, es decir adelanta a veces el desarrollo de un suceso futuro y rompe de esta manera la linealidad de la narración.

Así nos adentramos en los caminos de Nieve, en la aventura de Ka, un poeta y periodista turco que , por una serie de circunstancias, decide viajar hasta Kars donde ha tenido lugar la inquietante ola de suicidios entre jóvenes estudiantes y donde el fenómeno metereológíco de la nieve será constante.  Nuestro protagonista proviene del ambiente cosmopolita de Estambul, anteriormente había estado exiliado en Occidente, en concreto, Frankfurt (Alemania).  En realidad, también viaja a Kars para reecontrarse con una antigua amiga de la Universidad, la bella Ipek.

A su llegada encuentra una ciudad triste, pobre y envuelta en tensiones políticas y religiosas.  El gobierno no quiere que escriba sobre los suicidios, de manera que se verá acosado por espías policiales durante toda la novela. La ciudad de Kars está dibujada con precisión en toda su conmovedora miseria, pero sus habitantes se resisten a nuestro entendimiento, incluso uno de ellos, Fazil, se dirigue directamente a los lectores para decirnos que no creamos nada de lo que nos cuenta el narrador en la novela, pues nadie mejor que él, como ciudadano de dicho lugar, es capaz de comprender a los habitantes de Kars.

La novela no sólo habla de la situación política y religiosa en Turquía, también habla del amor y de la amistad. El amor y la amistad como instrumentos para la lucha contra el fanatismo, la represión o simplemente los malos momentos.  Es una novela política escrita por alguien que no cree tanto en la política, pero que la considera como una especie de destino inevitable que no le gusta.

También refleja el conflicto entre la Turquía urbana y proeuropea y, por otro, el país islamista rural.  Sin embargo, no pretende solucionar los problemas de Turquía, de lo que se trata es de comprender a la gente que ha quedado totalmente atrapada por problemas como el laicismo, islamismo político, modernidad, tradición, amor a la familia y la imposición de una manera de pensar, vestir, hacer…  Más que hacer un comentario político, la intención del autor es describir su país.

Cuando se publicó la novela, tanto los lectores laicos como los islámicos se sintieron ofendidos de alguna forma. Los laicos pensaron que Pamuk estaba mostrando algo de comprensión hacia los políticos islámicos, que se retrataban en el libro como una especie de víctimas del Ejército turco. Y los políticos islámicos pensaron que se estaba riendo un poco de ellos por sus ideas, su brutalidad, su confusión y su miseria. Conseguir enfadar a todas las posiciones a la vez que crea una novela digna de ser nombrada, merece, sin duda, ser considerada no sólo como una proeza literaria sino también como una lectura esencial para estos tiempos.

No es una novela fácil pero el premio para quien la sigue leyendo es muy grande.

Orhan Pamuk, con su novela Nieve, ha conseguido elevarse en Turquía como una eminencia de revuelo equivalente a lo que en Occidente tendría una extrella del Rock.

El autor

Orhan PamukOrhan Pamuk nació en Estambul, Turquía, en el año 1952.  Se crió en el seno de una familia acaudalada que fue declinando. Su padre y su abuelo eran ingenieros; éste realizó un gran trabajo en el mundo del ferrocarril. Pamuk soñó con ser pintor, y ha pintado cuadros, aunque finalmente estudió arquitectura y periodismo y ha pasado largas temporadas en EEUU, en las Universidades de Iowa y Columbia. Su obra responde a una obsesión: conciliar Oriente y Occidente, desde una postura más sensata que nacionalista o exacerbada, desde la comprensión de factores de tradición y modernidad, no siempre fáciles de encajar. 

Es autor de una docena de novelas, entre ellas La casa del silencio (1983), El libro negro (1990), La vida nueva (1994),  Me llamo Rojo (2003) y la biográfica Estambul: ciudad y recuerdos (2006) Otra novela estupenda es El astrólogo y el sultán (1991) que provocó los elogios de John Updike, desencadenándose su éxito a nivel mundial. Desde entonces ha obtenido numerosos premios internacionales y sus libros ya se han traducido a más de treinta idiomas. En 2005 ha recibido el Premio de la Paz de los libreros alemanes.

Quienes lo conocen dicen que él mismo se define al definir a Ka,  como un hombre sumamente inseguro y neurótico, lo abruman dudas de todo tipo y su conducta es ciclotímica, ya que a ratos lo asaltan imágenes de fugaz dicha para sumergirse luego en los abismos del pesimismo.

“… era de esas personas que temen la felicidad porque luego puede hacerles sufrir”(…)”Sentía en su interior, junto a una sensación de pérdida, la paz espiritual de los que han decidido que nunca serán felices”

El 12 de octubre de 2006 Pamuk ganó el Premio Nobel de Literatura como un escritor que, «en búsqueda del alma melancólica de su ciudad natal, ha encontrado nuevos símbolos para reflejar el choque y la interconexión de las culturas»,  según dice el veredicto de la Academia Sueca.  Es el primer escritor turco que recibe este galardón.

Su denuncia de la muerte de 30.000 kurdos y un millón de armenios por los turcos, le ha llevado a ser considerado un traidor, para otros es “sencillamente un oportunista”, y ha sido procesado y amenazado con la cárcel. Él no perdió la calma ni cedió en su pensamiento. Y además contó con el apoyo explícito de grandes escritores que firmaron en 2005 una declaración conjunta en su apoyo. Fueron, entre otros: José Saramago, Umberto Eco, Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, John Updike, Gunter Grass, Juan Goytisolo, Salman Rushdie y Mario Vargas Llosa. 

Os dejo con una interesante entrevista que se hizo a Pamuk en el programa Página 2.  En ella nos habla de su novela autobiográfica Cevdet e hijos, curiosamente su primera novela pero la última en publicarse, también nos habla sobre la situación y futuro de Turquía.

Podéis consultar el catálogo  de las Bibliotecas Municipales para encontrar las obras de este genial autor.

Advertisements

Posted on 10 Maio, 2014, in A biblioteca recomenda, Club Sagrada Familia, Clubes de lectura, Libros lidos, Novela intriga y misterio, Novela social e política, Xeral and tagged , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: