El Grupo


Todas ellas sin excepción coincidían en que lo peor que podía sucederles era llegar a ser como mamá y papá, unas personas envaradas y timoratas (pag 18).

La novela está escrita en 1963 pero su acción transcurre en la década de los años treinta. Década afectada por el crack de 1929. Son años convulsos donde muchos de los antiguos valores sociales están en juego y a la vez otras formas de vivir buscan asentarse en las diversas sociedades civilizadas.

Narra la vida de ocho jóvenes idealistas (Kay, Dottie,Pokey, Helena, Lobby, Priss, Lakey y Polly) . Acaban de salir de la Universidad y sueñan con cambiar el mundo, al menos aquel mundo que les rodea y en el que deben desenvolverse para llevar a cabo sus propósitos de desarrollo personal. En una palabra sueñan con aplicar a su vida las enseñanzas recibidas  y escapar de lo que entienden como dependencia de género, esto es “mujer-esposa-madre-ama de casa”.

Comienza la historia con la boda de una de las protagonistas,Kay,  (muchos ven en ella el alter ego de la propia autora, Mary McCarthy) una semana después de su graduación y por supuesto sus amigas están invitadas a la ceremonia. No es una boda al uso, no asiste familiar alguno de los contrayentes y la celebración es un tanto singular. Arranca aquí una serie de aventuras que van desgranando las peripecias de estas mujeres.

Durante los siguientes siete años sus vidas se verán sometidas a todo tipo de vicisitudes.   Aquellos sueños albergados en sus años de estudio habrán sido sometidos a todo tipo de pruebas y en ellas no siempre saldrán ganadoras. El mundo  se transformará de forma radical y ellas tendrán que adaptarse a dichos bandazos, buscando otras formas de logra las metas que se habían propuesto. Son muchas y de lo más variadas, pero todas tienen un objetivo común, poder ser personas activas socialmente, independientemente de su género; algo que chocará con las costumbres y la moral imperante.

Al llegar aquí quisiera hacer un llamamiento para la mejor comprensión del relato y de lo que en él se cuenta. Debemos esforzarnos en recordar la época en que los hechos suceden, los años treinta del pasado siglo. Mucho de lo que se  describe  nos puede parecer hoy anacrónico,  unos 70 años después y ya en el siglo XXI. Incluso algunos lectores pueden considerar irreal lo que se narra. Ocurrirá especialmente cuando describe situaciones de orden sexual e íntimas, por ejemplo cuando se menciona como se  suponían que se producía el orgasmo femenino; la utilización de los anticonceptivos existentes, muchos de ellos prohibidos o al menos no aceptados socialmente; las relaciones de pareja e incluso las existentes dentro del matrimonio. El divorcio, el adulterio, la misoginia, el psicoanálisis, entonces muy popular, la homosexualidad. La importancia que se le daba a la virginidad femenina, etc.

Pese a lo antes comentado la novela no es procaz. La autora aborda los temas con una sencillez extraordinaria y por supuestos a la vez que éstos, otros se desarrollan en paralelo. Todos encaminados a describirnos las dificultades  que las mujeres deberían superar para lograr su reconocimiento social más allá de la figura femenina más arriba descrita. Sinceramente me gusta la forma en que McCarthy lo hace. No es de extrañar que de ella como escritora Norman Mailer  reflejara en el New York Review of BooksTenia que ocurrir. Estaba escrito que llegaría un día en que nuestra Primera Dama de las Letras escribiría un libro como éste, que haría que todo el mundo se sobresaltases”. “Las críticas publicadas hasta ahora nos la traen volando con alas de oro: “brillante”, “afinada”, “superlativa”, “increíblemente valiosa”, …  Desde que Elizabeth Janeway publicó The Walsh Girls  ningún libro escrito por una mujer había logrado la unanimidad de esta gente. Y ha ocurrido con Mary, nuestra santa, nuestro árbitro, nuestra Juana de Arco, la única capaz de recorrer de arriba abajo nuestro pobre reino encharcado”.

La novela tiene una fuerte carga autobiográfica tal como se desprende del comentario sobre el personaje de Kay. Mary McCarthy estudió, como ellas, en la Universidad de Vassar. Como ellas fue una mujer que se implicó en la lucha por el reconocimiento de la condición femenina, si bien no se la puede encajar en el “feminismo al uso”. Descrita en tercera persona,  su sintaxis es fluida y amigable. El relato es fácil de leer, comprensible. Nos dejará un poso agridulce. Casi todos los empeños de aquellas chicas fracasarán. Pese a ser una mujeres con una preparación intelectual superior a la media los prejuicios existentes y la moral imperante sera un freno importante a la hora de alcanzar las metas deseadas. Trasladando al presente los temas aquí desarrollados y pese a que muchos de los tabúes que entonces había han sido superados, tampoco hoy podrían lograr todos sus fines. Aún el genero sigue limitando el reconocimiento profesional y social que muchas mujeres merecen.

Mery McCarthy nació en Seattle, Washington en 1912 y falleció  en Nueva York en 1989 a los 77 años de edad. A los seis años quedo huérfana, con tres hermanos menores, al morir sus padres de origen irlandés en la epidemia de gripe de 1918. El responsable de cuidar a McCarthy fue un tío suyo, católico. Lo hizo duramente y así quedó reflejado en sus Memorias. Cuando no pudo soportarlo más se fue a vivir con sus abuelos maternos a Seattle.  Estos, Augusta Morganstern, judía y Harold Preston, protestante,  la acogieron y bajo su vigilancia  estudió en el Annie Wright Seminary de Tacoma.  Finalmente fue a graduarse al prestigioso Vassar College en 1933, hecho que marcó su vida y que reflejó en El Grupo.

Impartió clases en el Bard College y en el Sarah Lawrence College, entre 1945 y 1956. Su amistad con Hannah Arendt, que se remonta a 1949 y llega hasta la muerte de ésta, fue uno de los más importantes encuentros intelectuales estadounidenses, tal como queda reflejada en la  copiosa correspondencia cruzada entre ellas.

Durante la década de los años treinta frecuentó los círculos de izquierda de Nueva York siendo a la vez muy crítica con el estalinismo.

Colaboró en la Partisan Review y en The Nation, The New Republic, Harper´s Magazine y The New York  Review Books. Llamó la atención por la agudeza de sus críticas y por su buena formación. Entre los cuarenta y cincuenta criticó al reacionario mccarthismo y a sus secuelas, pero también a los izquierdistas más ciegos. Sus críticas alcanzaron a la guerra de Vietnam y a los escándalos del presidente Nixon.

En 1933 se caso con Harald Johnsrud y a continuación con el crítico literario Edmund Wilson. En sus años finales vivió en París largo tiempo con su cuarto marido.

Su primera novela, The Company She Keeps causó cierto escándalo por su franqueza. Conseguida una reputación importante por su ironía y su capacidad crítica en 1963 publicó  su novela más popular, The Group, que estuvo dos años entre los libros más vendidos del New York Times. Su obra en conjunto destaca por una mezcla rica y precisa de ficción y autobiografía. Es, a juicio de muchos, una de las más grandes escritoras e intelectuales estadounidenses del siglo XX.

Fue miembro del National Institute of Arts and Letters. Logró los galardones: National Medal for Literature y Edward MacDowell Medal en 1984.

La novela fue llevada a la gran pantalla en 1966, dirigida por Sidney Lumet.

Advertisements

Posted on 9 Febreiro, 2014, in Actividades do club, Club Castrillón, Novela sobre a vida cotiá, Novela social e política and tagged , , , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: