Día do libro 2017: unha chea de actividades

O próximo domingo 23 de abril celébrase a nivel internacional o Día do Libro, unha conmemoración que ten por obxectivo o fomento da lectura e que coincide co falecemento de Miguel de CervantesWilliam Shakespeare e o Inca Garcilaso de la Vega no ano 1616.

As bibliotecas únense a esta celebración cunha chea de actividades. O luns 24 de abril poderás levar en préstamo tantos libros, CDs, revistas, etc… como queiras! E ademáis dende o 17 e ata o 25 de abril, nas bibliotecas organizamos unha morea de actividades e inauguramos un novo servizo para festexar esta data tan especial, ademáis das mostras e exposición de libros, e dos programas habituais como Bebencontros, Canto Conto, Merendas con Contos e Biblioteca Verde.

 

Tomade nota:

 

Pecado, Laura Restrepo

En “Café con libros” teníamos muchas ganas de leer a la fascinante Laura Restrepo y por ese motivo escogimos su novela más artística Pecado.

En esta obra Restrepo quería mostrarnos una galería infinita de pecados con sus correspondientes culpas y contar el paso de algunas personas por el mal y como la dignidad personal nos sirve de brújula.

Para ello utilizó la obra de El Bosco, El jardín de las delicias.

Me pareció que El jardín de las delicias era una guía maravillosa, por su complejidad, pero también por su ambigüedad, aunque supuestamente parta de un canon cristiano y ejemplarizante. Me preocupaba la relatividad, cómo se ha llegado a un momento en el que es difícil trazar la línea entre el bien y el mal.

Pecado está construido por tres partes. Una central, formada por siete relatos, y una que la acompaña a su izquierda, a la manera de un preámbulo, y otra a su derecha, a la manera de un epílogo. Tenemos, pues, un tríptico.

Esa forma externa se enriquece además con otra más invisible, pero no por ello menos eficaz: las voces que utiliza en cada historia de las siete que componen la novela. Voces individuales, voces corales, alguna con cierta reminiscencia autobiográfica y la voz que abre y cierra el tríptico, como si se tratara de una protagonista fuera del tiempo de la novela.

Como sacados del cuadro de El Bosco, los protagonistas de este libro son un adolescente asesino, un ejecutivo adúltero, una descuartizadora, una pareja incestuosa, un verdugo, tres hermanas indiferentes o vanidosas, las Susanas, y un profeta soberbio. La perturbadora y ambigua idea de pecado se encarna en todos ellos, personajes de carne y hueso que nos confiesan su particular relación con el mal. ¿Hasta qué punto son culpables? Por eso Laura Restrepo nos deja a los lector recae el reto moral de condenarlos o, tal vez, de indultarlos.

Son relatos basados en historias reales porqué la autora quería un nivel de intimidad en ese paso por el mal que exigía haber hablado con alguien que lo hubiera vivido. Olor a rosas invisibles, una historia de adulterio, se la contó un señor durante una demora en un aeropuerto. Es un momento muy propicio para contar, y los pecados, como los secretos, tienden a salir, porque te queman por dentro. Son relatos atroces, pero ella está una convencida de que hay una bondad sustancial en el ser humano, y le interesaba ver cómo, en el paso más profundo por el mal, hay un destello de ingenuidad, de alegría, de liviandad.

Con la fuerza y la sensibilidad que caracterizan su literatura, Laura Restrepo indaga en la complejidad ética a través de una narración inquietante, original, por momentos aterradora y al mismo tiempo humana. Cada pecado trae consigo su correspondiente culpa, pero también su gota de alivio.

Para sumergirnos de lleno en el fabuloso mundo de El Jardín de las delicias os #recomendabosbmc el documental “El Bosco, el jardín de los sueños” basada en una idea original de Reindert Falkenburg y dirigida por José Luis López-Linares, en el que participan historiadores del arte, artistas, escritores, filósofos y músicos.

La autora

Laura Restrepo González nació en Bogotá en 1950. Se graduó en Filosofía y Letras en la Universidad de los Andes y posteriormente hizo un postgrado en Ciencias Políticas. Fue profesora de Literatura en la Universidad Nacional y del Rosario. Se dedicó a la política y al periodismo.

En 1983 fue nombrada por el presidente Belisario Betancur miembro de la comisión negociadora de paz entre el gobierno y la guerrilla M-19. Fruto de esta experiencia es su reportaje Historia de un entusiasmo, sobrecogedor testimonio por el que recibió amenazas de muerte y finalmente tuvo que emigrar de su país.

Vivió el exilio político durante cinco años entre México y Madrid, manteniendo contactos con el ala política del grupo guerrillero M-19, intentando crear un nuevo foro de negociaciones. Su labor concluyó en 1989, cuando el M-19 abandonó sus armas y se convirtió en un partido de oposición legal, lo que le permitió volver a su país.

Ha trabajado en la Revista Cromos y ha sido editora, entre otras publicaciones, de la Revista Semana, actividad que alternó con la escritura. En México colaboró como columnista en el diario La Jornada y en la Revista Proceso.

Con la novela Dulce compañía resultó ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 1997 de novela escrita por mujeres, que otorga la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Ha sido merecedora además del Prix France Culture, premio de la crítica francesa a la mejor novela extranjera publicada en Francia en 1998, y del Premio Arzobispo Juan de San Clemente 2003, otorgado por los alumnos del Instituto de Santiago de Compostela a la mejor novela en lengua española.

En 2004 se da a conocer al público hispanoamericano al obtener el Premio Alfaguara de Novela con Delirio.

Figura entre los autores latinoamericanos más destacados del momento, y sus libros han sido traducidos a más de una docena de idiomas. Su estilo desdibuja los límites entre identidades tradicionales, categorías y conceptos; en sus obras incorpora una mezcla de periodística y de experiencias propias, con relatos de alta intensidad que habitualmente se desarrollan en su Colombia natal.

Obras de la autora en las Biblioteca Municipales da Coruña:

Desde vuestras bibliotecas os deseamos una felices vacaciones cargadas de buenas lecturas !!!

Os nosos lectores opinan

Os usuarios das nosas Bibliotecas Municipais tamén opinan e axúdannos a mercar libros. A túa opinión conta….

Algúns dos nosos lectores  fixeron uso  do servizo de suxestión de compra que tedes dispoñible dende a nosa web e grazas a eles, podedes gozar dos seguintes novos títulos nas nosas bibliotecas:

Se queredes suxerir novos títulos para que os incorporemos nos fondos das nosas bibliotecas, anímadevos a suxerir a compra dos mesmos a través do servizo de petición de compra ou desiderata. Así, calquer libro, disco, película ou incluso revista que vos interese podedes solicitalo.

Recomendamos, que antes de formular calquera desiderata de compra, comprobedes que o que se solicita non esté xa no noso catálogo.

catalogo1

Cómo facer unha petición de compra á biblioteca   Desideratas

Se queres formalizar unha suxestión de compra ou desiderata podes facelo de dous xeitos:

  • Persoalmente, acudindo a algunha das nosas oito bibliotecas, cubrindo un formulario de petición de compra

Dende a biblioteca onde se formalice a petición de compra sempre se emitirá unha resposta,  tanto se a suxerencia é aceptada como se se rexeita a petición, explicando tamén o seu motivo.

No caso de levarse cabo a compra do material e incluirse na colección, o solicitante terá o prioridade para poder levalo en préstamo.

E ti, qué nos suxires mercar nos próximos meses?

 

Ademáis, os usuarios recomendan…

RecomendaciónsA través do Twitter, lembra tamén que, nas Bibliotecas teñen en marcha unha inicitiva de recomendacións  literararias, musicais e cinematográficas vía Twitter, coa nosa co
nta @bibcoruna. E có hashtag #recomendamosbmc os tuiteiros poden manifestar os seus gustos e compartir as súas preferencias.

Vento ferido, de Carlos Casares

Cando xa levamos mais da metade deste ano de lecturas compartidas, nos clubs da Biblioteca Ágora, facemos un pequeno alto no camiño para homenaxear a Carlos Casares, como ben sabedes escritor escollido pola Real Academia como autor das Letras Galegas 2017.

O escritor Carlos Casares 

O título escollido nos nosos clubs foi Vento ferido, un libro de relatos que nos pareceu axeitado para achegarmos ó autor a través da lectura en voz alta.

Xunto á novela Cambio en tresVento feridoprimeira publicación do autor, é considerado pola crítica como un dos máximos expoñentes da Nova narrativa galega: unha corrente literaria coa que, a mediados dos sesenta, a literatura galega parece conectar coa europea, a través do emprego de técnicas estilísticas (diferentes voces narrativas, monólogos, saltos no tempo…) e temas comúns.

Mais Casares nunca gustou das etiquetaxes. A súa prosa, moderna e directa, achéganos ó mais recóndito da alma humana cunha temática moi centrada no illamento do individuo, sobre todo da mocidade, na sociedade.

Portadas de diferentes ediciós de “Vento ferido” e da curtametraxe baseada no libro.

Cada un dos membros do club elixiu para ler ante os compañeiros o relato, ou fragmento, que mais lles chamou a atención.

Marga escolleu Cando cheguen as chuvias, pola intensidade coa que autor expresa a profunda soidade sentida polo protagonista no cárcere; Elena fíxonos sentir, con A Tronada, a impotencia e abandono do home ante o destino marcado por unha natureza desapiadada; Natalia trasladounos a ese ambiente de taberna no que o protagonista de A Capoeira trata de resarcirse dos rancores acumulados no pasado cunha vinganza desproporcionada… Isa  preferiu ofrecernos  unha versión doce e aberta  da historia de amor de xuventude de  A rapaza do circo…  Así, un tras outro, cada relato, cada lectura fíxonos sentir a grandeza deste autor que cunha aparente sinxeleza logra transmitir con tanta forza as fraquezas e debilidades dos homes e mulleres, nenos,  mozos, ou vellos que transitan polas súas páxinas: a estrema soidade do ancián na longa espera da visita dos familiares de Agarda longa ao sol; a aceptación da violencia e anulación da propia vontade polo adolescente que  quere ser admitido no grupo de O xogo da guerra a derrota, a desesperanza, a submisión colectiva no contexto da represión franquista de Coma lobos...

 Porque, como tan ben resume a nosa compañeira Alicia,

Os relatos de Casares son coma poemas que reflicten a alma do ser humano nos seus momentos mais fráxiles. A súa beleza narrativa faite reflexionar sobre a túa propia fortaleza nesas circunstancias tan duras ó que axuda a beleza e a tenrura do noso idioma galego”

En definitiva, unha sesión diferente coa que non só disfrutamos Carlos Casares, senón das propias lecturas en voz alta, e que esperamos repetir en futuras reunións.

Vento ferido foi levada recentemente a pequena pantalla por un grupo de rapaces de Comunicación Audiovisual e Publicidade de Pontevedra nunha pequena miniserie de tres capítulos.

Trailer da curtametraxe  “Vento ferido”

E para os que queirades ler algo mais do autor ou da súa obra, deixámosvos o dossier de Carlos Casares, como ven sendo habitual.

Dossier Carlos Casares

 

PIEL DE SALITRE

Vendrá un hombre con el espíritu sano y la mano humilde, poderoso en su palabra, justo en sus acciones, imposible de corromper por los otros hombres que pueblan la tierra. Será él quien guíe al mundo por el sendero de la verdad y la paz. Será el quien ilumine en la oscuridad. Cuando él venga habéis de estar preparados en cuerpo y alma para luchar a su lado y contra el mal y perecerán todos aquellos cuyo espíritu haya sido corrompido por la envidia , la avaricia y la falsedad. Creed lo que os digo porque es la palabra de la Madre de Dios.

La frase anterior es la que forman las palabras que distinguen los capítulos del libro.  Es este un libro cuya trama describe la vida en un imaginario pueblo gallego, de  A Costa da morte y de que el escritor sea un paisano, Juan Mariñas, coruñés de la Avda. de los Mallos y que conoce bien el ambiente marinero en el que están sumergidos los personajes de la historia.

Lo que en nos cuenta es el  día a día de esos protagonistas, que viven en  ese imaginario lugar llamado Sortes, pueblo que  la creatividad del autor sitúa entre las localidades de Malpica y Laxe rozando con la de Corme. Allí, con el Atlántico como compañero y medio de vida y muerte, se suceden los hechos que  configuran la trama.  Son historias normales, cotidianas, sencillas si se quiere, que atraen por lo naturales que nos parecen y ello conlleva que nos enfrasquemos en su lectura y nos sumerjamos en sus vidas.

El conjunto de actores de la trama que nos presenta es de los más variado. Nos describe la manera de vivir y pensar de casi tres generaciones, siendo el eje central  los que componen la familia de los Patiño.  Están bien trazadas las fronteras de las mentalidades de estos vecinos según la edad, posición social, profesión, avatares  y  educación recibida. Así pasamos de las diarias aspiraciones y ambiciones de unos a las ensoñaciones de otros,  algunas de estas ensoñaciones las podemos encuadrar dentro de un realismos mágico que es consustancial al alma y pensamiento gallego, y más en esas latitudes en contacto permanente con una naturaleza a la vez hermosa, generosa y mortal; en la que la frontera entre lo real y lo fantástico no está perfectamente definida. En estas descripciones hay algo que sobresale. Por encima de lo que cada personaje aporta a la historia con su individual vivencia está la aportación de las familias que describe. También la importancia que en esas sociedades tienen las mujeres.  Son en muchos casos los pilares en los que se  asienta la familia, aún en los peores momentos, En otros casos su fuerza y carácter las lleva a enfrentarse con decisión a las dificultades de su condición femenina, no siempre bien tenida en cuenta.

Por describir lo hace también respecto a esos animales populares que existen en estos pueblos. Aquí están representados por Carlota, una gaviota que siempre está en los momentos apropiados; el perro Gandul de edad indefinida y que es un poco el vigilante de las actitudes de todos y un loro, Gaucho, que vive en el Bar Namber Guan y que repite hasta la saciedad aquello de “España va bien” y otras lindezas. Son como los humanos, parte del variopinto conjunto que se expone.

Como pasa en todo grupo, según sea el desarrollo del personaje así este se nos hará más o menos agradable. Y en esto no defrauda la lectura. Hay personajes que llegan a hacerse odiosos y en cambio a otros les consentiremos todo.

Personalmente me agrada el uso que se hace de los apodos que acompañan al nombre de muchos de los intervinientes. Como se sabe estos alias son muy importantes en estas comunidades del rural gallego, tanto que quedan como una  denominación más unida de por vida a la que tienen por bautismo. Es como si la aplicación de los mismos marcara  el cambio generacional. Raro es el que acompaña a un joven y en cambio no dejan de aparecer en las personas de edad. Salvo que estas sean los caciques del pueblo, a los que se alude por su nombre propio e incluso su apellido.

Sin duda alguna creo que la lectura de este libro nos satisfará y dará pie a coloquios interesantes. De lo que escribe el autor es de como se vive, se lucha y se relacionan las personas; la clase de dificultades que deben salvar, las amistades que las rodean y los amores y desamores que tienen; la familia. Los celos y los odios y a la vez las entregas desinteresadas que se hacen sin pensar en tener recompensa alguna. La dedicación callada a un destino no siempre grato y las incomprensiones que ello conlleva.  Y por supuesto las pequeñas alegrías que por ser eso, pequeñas y escasas, se valoran de forma extraordinaria. En definitiva, la vida normal de muchos que vemos reflejada en la narración. Es tan difícil escribir sobre lo cotidiano que cuando se hace y es aceptado autor y lector experimentan una gran satisfacción, como es el caso en lo que en el  papel de lector me corresponde.

Juan Mariñas nació el 4 de febrero de 1970. Hijo de una vendedora de pescado y un mecánico de barcos se crió en el barrio de Los Mallos (Coruña), Vivió en Madrid y en Irlanda.

Ha publicado los relatos El Sol de Hatim, ¿En qué piensas? y La otra ciudad; y las novelas En un lugar de Irlanda (Inéditor, 2008), Migas de pan, (2014) y El olor de su silencio (2015)

HOMBRES BUENOS

Lo que se aceptó de fuera se hizo con excesivas precauciones doctrinales y políticas. Todo para proteger privilegios sin cuento y unas tradiciones ideólogicas que no tenían cabida en el nuevo mundo que se alumbraba. (F. Aguilar Piñal).

De eso va la narración que nos presenta Arturo Pérez-Reverte. Estamos en el último tercio del siglo XVIII, el Siglo de las Luces, y entre los integrantes de la Real Academia de la lengua Española surge un movimiento que solicita se dote a dicha institución de los 28 volumenes que componen la Encyclopédie de D´Alembert y Diderot, que estaba prohibida en nuestro país. Después de varias discusiones sobre como realizar la compra de dicha obra magna, discusiones en las que queda patente la división existente en el seno de la institución, por votación secreta se acuerda la compra de la citada Encyclopédie y su introdución en España de forma clandestina. Su sede será la biblioteca de la Real Academia y solo sus miembros podrán consultar dichos volúmenes.

Los reunidos consideran que las personas adecuada para llevar a buen término esta misión son el bibliotecario de la Academia, don Hermogenes Molina y don Pedro Zarate y Queralt, Brigadier de la Armada retirado. A este último sus compañeros le llaman el Almirante. Se les considera dos Hombres Buenos y nada en su historial pone duda alguna a este aserto. Ellos deberán hacer el viaje de Madrid a París, adquirir los tomos indicados y regresar con ellos de forma discreta, dadas las circunstancias.

Lo que parece algo zanjado tras el acuerdo alcanzado y recogido en Acta, esta lejos de serlo. Entre los académicos hay personas interesadas en que el empeño fracase. Pese a que el interés que les mueve a ello nos es coincidente, los dos académicos más contrarios a que esta aventura termine felizmente son don Manuel Higueruela editor del ultraconservador Censor Literario y don Justo Sánchez Terrón, un ilustrado radical al que se le suponen ideas avanzadas, pero al que no le interesa que los libros en cuestión sean leidos en España ya que desprestigiaría la obra que está escribiendo, Diccionario de la Razón, toda vez que daría a conocer que no aporta nada a lo ya incluido en la Encyclopédie.

                     Jean Le Rod D´Alembert                                          Denis Diderot

Ambos se ponen de acuerdo en sabotear la encomienda. A tal fin contratan a un sicario, Pascual Raposo, antiguo soldado, ahora matón profesional y especialista en resolver problemas como el que le exponen. Los instigadores le dan cuenta del plan de viaje y los pasos que los académicos deben dar al llegar a Paris para adquirir los tomos en cuestión, instándole a que por el medio que sea haga desaparecer dichos libros una vez comprados. Nunca deben llegar a su destino. Debe hacer cuanto este en su mano para entorpecer la misión.

Contar como se desarrolló el viaje, como fue la estancia en París y la compra de los citados libros es lo que hace el autor de forma magistral. Además lo realiza de una manera original; intercala en la narración el detalle de todas las investigaciones que él hizo para llevar a buen termino la obra que nos ofrece. Ha sido esta una labor minuciosa que abarca detalles sobre  como eran en aquellos años los locales de la Academia. También cual era la ruta a seguir para llegar sin novedad a su destino, como estaban los caminos y carreteras, que postas y posadas se podían encontrar en el recorrido, que ropa era la apropiada para el viaje y como eran los medios para realizarlo; posibles peligros en la ruta, tales como bandidos u otras circunstancia a tener en cuenta. Es encomiable esa exhaustiva labor de asesoramiento.

Eso no quiere decir que la ficción no sea lo que ocupa la mayor parte de lo escrito. De hecho los personajes principales son todos ficticios, aunque lo que hacen está basado en hechos y personajes reales. Esto quizás pueda confundir en algún momento al lector sin que, a mi modo de ver, ello cause demerito alguno a lo que se nos narra.

La sintaxis es fluida, los dialogos interesantes y apropiados y en general el texto resulta muy agradable. Mi opinión es que es bueno que se escriban este tipo de obras. Historias basadas en hechos reales que tuvieron importancia en el devenir de nuestro desarrollo social y cultural. Hechos que por la razón que fuere no han sido explicitados suficientemente pese a la  transcendencia que pueden tener para comprender mejor como fue aquel tiempo, como pese a la ignorancia campante y el analfebetismo existente habia personas deseosas de cambiar aquel estado de cosas. Personas que no pudieron llevar a cabo sus ambiciones debido a las trabas, intereses creados y tradiciones interesadas que imperaban en la sociedad española. La imprenta estaba logrando que el saber humano tuviese una expansión desconocida antes de su invención, pero naciones como España no formaron parte del grupo de estados que aprovecharon este medio. Esta novela da idea de los motivos que existieron para que así fuera.

Javier Pérez-Reverte Gutiérrez, nació en Cartagena en 1951. Es un escritor y periodista español miembro de la Real Academia Española desde 2003. Antiguo corresponsal de RTVE y reportero destacado en diversos conflictos y guerras durante 21 años.

Licenciado en Periodismo, estudio también Ciencias Políticas. Comenzó en el diario Pueblo en el que permaneció durante 12 años. En este tiempo y con su compañero Vicente Talón fundó la revista Defensa (Abril 1978) de la que fue su redactor jefe hasta que sus compromisos como corresponsal le obligaron a dejarla. Desaparecido el diario Pueblo pasó a RTVE, donde permanecerá nueve años, hasta 1994.

Su salida del ente público fue drástica. Después de haber presentado diversos programas de actualidad, y de haber cubierto como corresponsal de guerra diversos conflictos, que en aquellos años se dieron tanto en Europa como en África y Sudamérica, dimitió al sentir injustamente  tratado.

Desde ese momento se dedica en exclusiva a la literatura y a la escritura de artículos de actualidad en el suplemento dominical de los diarios del grupo Vocento, bajo el título  Patente de corso.

Ingresó en la Real Academia Española el 12 de Junio de 2003, ocupando el sillón T. Es Doctor honoris  causa por la Universidad Politécnica de Cartagena desde el 18 de Febrero de 2004.

Su producción literaria es extensa y exitosa. La inició en 1986 con la publicación de El húsar. Dos años después publica El maestro de esgrima. Le siguen El club Dumas y La tabla de Flandes. Estás obras lo hicieron conocido del gran público, hecho que se acrecentó cuando en 1996 comienza  a publicar la saga de El capitán Alatriste, con  enorme éxito y reconocimiento. Incluso profesores de historia recomiendan su lectura a sus alumnos, lo que dice mucho de su ambientación y rigurosidad.

Hasta el momento ha publicado 22 novelas. Algunas de ellas han sido llevadas al cine con mayor o menor acierto. Entre ellas Alatriste, estrenada en 2006.

Su actividad literaria continua y es un reconocido y seguido escritor tanto en nuestro país como en  el extranjero.

Está en posesión de diversas distinciones tanto españolas como extranjeras. Por su singularidad destacaría que cuenta con la Gran Cruz al Mérito Naval, que le fue otorgada por su novela Cabo de Trafalgar (2005).

 

Como agua para chocolate

En Como agua para chocolate (1989) la escritora mejicana Laura Esquivel nos acerca a la vida de Tita de la Garza. Ambientada en un rancho de Piedras Negras (Coahuila), México durante la Revolución mexicana (1910-1920) combina lo mágico con lo real, dentro de un contexto realista, a través de la técnica del realismo mágico. Todavía hoy se sigue considerando esta novela, cuyo subtítulo reza Novela de entregas mensuales con recetas, amores y remedios caseros, como la obra más lograda de Laura Esquivel.

El relato comienza con el nacimiento prematuro de Tita, rodeada de especias, leche hervida, ajos y cebollas, empujada por un mar de lágrimas que se desbordan por toda la cocina, lágrimas producidas porque ya la niña lloraba en el vientre de Mamá Elena cuando ésta cortaba cebollas o quizás porque presentía su destino.

Al ser la menor de tres hermanas y conforme a la tradición familiar, no podrá casarse ni tener descendencia porque su obligación será la de cuidar de la madre en su vejez. Por ese motivo Mamá Elena casará a la hija mayor Rosaura con Pedro, el novio de Tita. Este acepta para estar cerca de ella.

Todo el relato gira en torno a la cocina y se utiliza la gastronomía mejicana como metáfora de los sentimientos de los personajes de forma que cada capítulo se inicia con una receta, la primera presentada por la sobrina nieta de nuestra protagonista y que nos narra la historia.

La comida es algo más que un alimento, es como una personaje más que llena estómagos pero también alimenta el alma. Las cebollas serán motivo de lágrimas, las codornices de fe, los pétalos de rosa de pasiones incontroladas…. Las rosas  provienen de un ramo que Pedro entrega a Tita. Mamá Elena le obliga a tirarlas, pero la joven hace algo mejor; decide cocinar un plato que como una pócima de amor estalla en el torrente sanguíneo de los comensales. Las rosas no solo simbolizan la sexualidad y el deseo, sino que además llevan a la liberación de su hermana Gertrudis que huye de la hacienda y del yugo de Mamá Elena. Al tener sus sentimientos tan arraigados a la comida y a la cocina, Tita puede expresarse a través de sus platos y echar maldiciones sobre ellos. Las lágrimas son sazón para sus comidas, y las de Tita son lo suficientemente poderosas para hacer que los hombres adultos lloren como niños. Cada plato provocará imágenes y sensaciones de efectos inesperados e incontrolables.

Se podría establecer un paralelismo entre la revolución y los personajes del rancho: Tita y Pedro, sobre todo Tita, serían los oprimidos; Mamá Elena y la hermana mayor Rosaura serían las opresoras mientras que la mediana Gertrudis encarna el cambio y la libertad. Mamá Elena recuerda a la Bernarda de García Lorca, castrante y opresiva, que decide el destino de cuantos le rodean.

Pero si tenemos en cuenta que Tita puede controlar a los demás a través de sus artes culinarias, en este sentido no sería una oprimida sino que tiene poderes mágicos y puede expresar sus emociones. La novela recibió el premio American Bookseller Book of the Year en Estados Unidos. Traducida a 33 idiomas pronto sería llevada al cine por el cineasta Alfonso Arau, por aquel entonces su marido. en 1994.

La autora

Laura Esquivel (Ciudad de México, 1950)

Cursó estudios de educadora, así como de teatro y creación dramática, y se especializó en teatro infantil, siendo cofundadora del Taller de Teatro y Literatura Infantil, adscrito a la Secretaría de Educación Pública. Entre 1979 y 1980 escribió programas infantiles para la cadena cultural de la televisión mexicana, y en 1983 fundó el Centro de Invención Permanente, integrado por talleres artísticos para niños, asumiendo su dirección técnica. 

Tras superar una grave trombosis y un doloroso divorcio, en 1995 publicó su segunda novela, La ley del amor. Íntimas suculencias (1998) es una recopilación de cuentos que acompañan a recetas de cocina, donde la autora insiste en su máxima de que “Uno es lo que se come, con quién lo come y cómo lo come“. Le siguieron Estrellita marinera (1999), El libro de las emociones (2000) y Tan veloz como el deseo (2001). De 2004 es Malinche, una biografía novelada de la amante indígena de Hernán Cortes, el conquistador de México. En 2009 Laura Esquivel sufrió un nuevo golpe en su vida privada al fallecer su segundo marido, el también escritor mexicano Javier Valdés. En el año 2014 hace una incursión en el género policíaco con A Lupita le gustaba planchar protagonizada por una policía alcohólica. Actualmente es diputada de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)

Y para finalizar, casi 30 años después de escribir Como agua para chocolate llega El diario de Tita, la segunda parte de lo que ha decidido se convierta en una trilogía, está escrita en forma de diario.  Tita regresa para revelar dos décadas que no son contadas en Como agua para chocolate

¿Qué pasó durante todos esos años?

Pero no es el momento de adelantar acontecimientos sin antes haber leído la novela que estamos comentando en el club de la Biblioteca Municipal Sagrada Familia.

Recordad que en nuestras Bibliotecas Municipales podéis encontrar aparte de Como agua para chocolate, estos libros de Laura Esquivel. Espero que os gusten!!!

Fotocopias, John Berger

En “Café con Libros” procuramos seguir la actualidad con nuestras lecturas, y el fallecimiento de John Berger hace unos meses, nos animó a descubrir uno de sus mejores cuentos.

Fotocopias es una sucesión de momentos hermosos, narrados con una velocidad de obturación baja, de manera que todos los haces de luz que pasan frente al lente de la cámara del escritor y se extienden como hilos multicolores. ¿No son las personas, en su mejor versión, eso? Haces de luz. Fogatas que tienen una necesidad sublime: dar. John Berger toma, captura lo que esas personas dan, y continúa la cadena de dones ofreciendo un libro excepcional.

El autor presenta una colección de sus encuentros vividos en la Europa de finales de milenio. Veintinueve momentos que, en conjunto, conforman un fresco de la historia de la humanidad, así como un autorretrato de su autor. Por sus páginas nos cruzamos con amigos, con viajeros en estaciones de tren, con campesinos, con Simone Weil en su apartamento de París, con vecinos, con extraños en cafés, con el fotógrafo Henri Cartier- Bresson, con pintores y otros artistas. Personas, más que personajes observadas con una mirada lúcida, sencilla, bondadosa e intensa que recorre todas las dimensiones y posibilidades de lo cotidiano.

Las fotografías sirven para recordarnos lo que olvidamos. Son el opuesto de las pinturas, estas muestran lo que el pintor recuerda.

Por Galicia, Berger sentía un cariño especial, que se visualizaba en Betanzos (el dibujo de abajo es de él)  y que se fraguó durante siete años en los que cada verano venía en su motocicleta, recorriendo la costa norte a visitar a un escritor indio afincado en tierras del Mandeo, Víctor Anand. Este amor quedó plamado en un cuento de Fotocopias donde compara las casetas de las ferias del pulpo con el mantel parisino del restaurante Maxims´s.

El autor

Consumado poeta, confiaba ciega e ingenuamente en el poder de la Literatura y de la palabra, para transformar el mundo, con pequeños pasos.

La vida de John Berger estuvo marcada por el nomadismo geográfico y cultural, por la necesidad de ver y su amplio sentido moral y estético. Su biografía es una reunión de datos fascinantes, un manojo de encuentros, exilios y un grado de independencia insospechado para un escritor. Berger ha sido considerado un humanista, no solo intelectualmente, sino por su gran humanidad. Decía que si escribía, si creaba, era únicamente porque la naturaleza lo había dotado con la capacidad de escuchar a los demás.  El valor de su palabra residía en el sentido ético de su trabajo, de su obra, de su compromiso con la ciudadanía.

Berger nació en Londres en 1926. Abandonó por obligación la escuela en 1942 e ingresó en la escuela central de Bellas Artes con el objetivo de convertirse en pintor bajo los bombardeos. Fue llamado a filas y su estancia en el ejército se prolongó debido al servicio militar. Concluida la Guerra, se incorporó como profesor de dibujo en Chelsea. Se sentía pintor y se ganaba la vida haciendo portadas de libros y otros encargos. Aceptó una columna semanal de crítica de arte en el New Statesman y el Tribune.

Desde el año 49 hasta el 58, Berger asume una intensa actividad política y sus artículos abordaron denuncias y todo aquello que era digno de ser defendido. Comenzó a ser considerado un crítico y periodista marxista a pesar de que nunca fue miembro del partido.
En 1955, publica su primera novela, Un pintor de nuestro tiempo en la que relata la historia de un exiliado húngaro en forma de diario íntimo. El libro señala la amargura del exilio, el drama y se extiende sobre el fascismo y sobre los sucesos de Hungría. El libro se retiró de las librerías y Berger apareció en varias listas negras. En 1960 abandona Inglaterra e inicia su nomadismo geográfico por el “midi francés”, Suiza e Italia. El exilio aporta una visión sosegada y consciente de su escritura.

En 1965 publicó el análisis más iluminador y controvertido sobre la obra de Picasso. Berger se fascina por el personaje y su leyenda, trata la soledad y la tristeza de un artista insolente, el impúdico genio.

En los años 70 inicia se colaboración con el director suizo Alain Tanner como guionista. Su primera película conjunta es La salamandra (1971), a la que seguirán La milie du monde (1974) y Jonás que cumplirás 25 años en el 2000 (1976).

En 1971 recibe el máximo galardón de la literatura inglesa por su novela G. En G. sostiene la tesis de que de no haber vivido en el siglo XVII, Don Juan hubiese sido un revolucionario. Intalado en la Alta Saboya  escribió su trilogía De sus fatigas que consta de tres novelas: Puerca tierra, Una vez en Europa y Lila y Flag en el que trabajó durante quince años.

Puerca Tierra se sitúa entre el principio de los años cincuenta y finales de los sesenta y es el testimonio de la destrucción radical de la vida rural a consecuencia de la economía contemporánea. El libro fue visto como un documento sociológico.  Una vez en Europa abarca desde los años sesenta y alcanza hasta los noventa y son historias de amor. En  Lila y Flag, los campesinos han abandonado el pueblo y se han instalado en las ciudades.

Cultivando su versatilidad, rompiendo géneros, en 1974 escribe un hermosísimo libro de crítica de arte y literaria, Modos de Ver, en el que como crítico intenta demostrar las funciones sociales del arte, la manera en que el artista responde a las condiciones históricas y sociales. Mirar y El sentido de la vista completan su prestigio como crítico de arte.

En 1995, cuando era reivindicado por los indignados del momento y, a la vez, reclamado como experto en los principales museos del mundo —el Prado entre ello —, el escritor británico dio otra vuelta de tuerca a su obra literaria narrando una historia de amor en los tiempos del Sida: Hacia la boda. Esta vez los derechos de autor de aquel viaje por el viejo continente camino de unos esponsales estaban destinados a los comités de lucha contra el Sida de cada país en que se publicó.

Ya fueran enfermos, campesinos, mendigos o inmigrantes, los desheredados de la tierra estuvieron siempre en el centro de la obra de John Berger. Nunca dejó de dibujar, de viajar en moto ni de escribir poemas. Fue el puente entre la gente de a pie y los grandes maestros de la pintura occidental. También la voz de los seres más frágiles, residuos del mundo moderno a los que su obra otorgó una dignidad de reyes.

Su producción literaria en los últimos años engloba novelas como King, una historia de la calle, (2000), la obra de teatro El último retrato de Goya (1998), la recopilación de artículos, Fotocopias (2000), La forma de un bolsillo (2002), libros compartidos con el fotógrafo Jean MorhOtra forma de contar, A Fortunate Man: The Story of a Country Doctor. Un hombre afortunado y At the edge of the world.

En 2008 publicó de De A para X. Una historia en cartas, y en abril de 2009 la cineasta española Isabel Coixet presentó una exposición monográfica  La Casa Encendida:  “From I to J. Un homenaje de Isabel Coixet a John Berger”, con la colaboración de la arquitecta Benedetta Tagliabue y la participación de las actrices Penélope Cruz, Monica Bellucci, Isabelle Huppert, Maria de Medeiros, Sarah Polley, Tilda Swinton o Leonor Watling.

Alfaguara editó hace pocos meses Rondó para Beverly, un homenaje que el autor escribió junto con su hijo Yves para su esposa, fallecida en 2013.

Obras de John Berger en las Bibliotecas Muncipales:

Un libro no puede cambiar el mundo. Pero tal vez nos ayude a preguntarnos cosas sobre nosotros mismos.

Felices lecturas!

LA MUERTE EN VENECIA

Porque la Belleza, Fedro, tenlo muy presente, solo la Belleza es a la vez visible y divina, y por ello es también el camino de lo sensible, es, mi pequeño Fedro, el camino del artista hacia el espíritu.

No me ha resultado fácil entrar en el contenido de esta obra. Escrita en una prosa excepcional como es característico en las novelas de este autor, el desarrollo de la trama es barroco, lento en exceso y no siempre fácil de seguir.

Gustav von Aschenbach es un escritor de éxito. Se encuentra en la plenitud de su profesión así como en esa edad en que se siente ya cerca el final de la vida, sin que eso quiera decir que las ilusiones, esperanzas y deseos de seguir creando arte hayan acabado. Es un hombre metódico, que no se permite desliz alguno en su modo de vivir. Respetado por sus contemporaneos. En aquel día de primavera siente que la inspiración necesaria para la realización de su labor no acaba de llegar. Está como vacío y considera que un cambio de aires sería muy conveniente a su estado de ánimo. Es pronto para mudarse a su mansión veraniega por lo que decide hacer un viaje al sur, a las cálidas tierras mediterraneas.

Comenzado este viaje una serie de circunstancia terminan con su cuerpo en un exclusivo hotel en la isla de Lido, en Venecia. Es una ciudad que a la vez le embelesa y le horroriza. No es la primera vez que la visita y su experiencia anterior no acabó todo lo bien que hubiese deseado. Venecia es una ciudad hermosa pero su propia estructura urbana, compuesta por canales de aguas no siempre limpias y que con frecuencia destilan un hedor nauseabundo, la hacen incomoda para sus enfermos pulmones que resisten mal tales efluvios. Aún así se instala en dicho hotel si bien parece dispuesto a no pisar la ciudad, o al menos a no separarse mucho de sus mejores barrios. Su idea es relajarse en las terrazas del edificio y pasar el tiempo en la playa exclusiva que el alojamiento pone a disposición de sus clientes.

Nada más instalado descubre a Tadzio. Es un joven de extraordinaria belleza, de unos 12 años de edad. Miembro de una familia polaca alojada como él en el hotel. La imagen de este joven y su impacto en la mente de nuestro escritor será el motivo principal y casi único de la novela. El deseo por contemplar aquel prodigio de belleza hará que tome decisiones que en otro momento no haría. Su propia timidez le impedirá llevar a otros estadios su admiración, pero no deja duda alguna que son sus prejuicios los que le hacen comportase así. Se enamora perdidamente del mancebo y lo que Mann nos describe es la lucha intelectual y psicológica que en su persona se produce desde el momento en que contempla a Tadzio. Este se sabe objeto de deseo por parte de ese huesped reservado y solitario y hará lo posible para mostrarse y que aquel pueda satisfacer sus ansias de ver. Tampoco el muchacho hará nada para pasar de ese estadio.

Por seguirlo en el deambular con su familia por Venecia abandona sus precauciones sobre olores y otro males. Durante su estancia en la ciudad se declara una epidemia de cólera, que las autoridades ocultan para evitar un éxodo de turistas. Pese a tener constancia de esta circunstancia él se queda.

El día que los polacos deciden irse Tadzio baja una vez más a la playa. Allí está von Aschenbach, allí sueña con que al fin tiene con él un contacto. Es eso un postrero sueño, ya que inmediatamente sufre un desvanecimiento y fallece poco despúes. Así termina el relato.

Venecia, von Aschenbach, Tadzio. Son los personajes de esta obra. La ciudad con su decadente belleza, con ese irse apagando poco a poco. Como símbolo de las grandezas humanas y su inevitable deterioro. La Serenísima República, admiración del mundo del renacimiento, hermosa en su lento envejecimiento. Él, el importante y reconocido escritor, autor de importantes obras y como Venecia en sus últimos momentos y Tadzio, nueva belleza, el porvenir, el ejemplo de un tiempo nuevo y la añoranza de lo perdido.

No hay duda de que lo escrito tiene un fuerte componente de homosexualidad, ese deseo de Aschenbach por Tadzio, ese embeleso. Todo tratado con mimo y cuidadosamente. Hay quien asegura que son los ramalazos que el autor tenía sobre su propia sexualidad.

Thomas Mann, nació en Lübeck, imperio alemán,  el 6 de junio de 1875 y murió en Zúrich, Suiza, el 12 de agosto de 1955.

Considerado uno de los escritores europeos más importantes de su generación, es recordado por el profundo análisis crítico que desdarrolló en torno al alma europea y alemana en la primera mitad del siglo XX. Para ello tomó como referencias pricipales a la Biblia y las ideas de Goethe, Freud, Nietzsche y Schopenhauer.

A pesar de que su obra más conocida sea la novela La montaña mágica, Thomas Mann recibió el Premio Nobel de literatura de 1929 “principalmente por su gran novela, Los Buddenbrook, que ha merecido un reconocimiento cada vez más firme como una de las obras clásicas de la literatura contemporánea”.

Nació en el seno de una familia acaudalada, Su padre era propietario de una compañía dedicada al comercio de cereales que llegaría a ser senador del Estado. Su madre era de procedencia brasileña y educación católica. Fueron cinco hermanos entre los que está Heinrich Mann que como él fue un famoso novelista.

En 1903 o principios de 1904 conoció a Katia Pringsheim, hija de una prominente familia de intelectuales y artistas de origen judio. Su boda con Katia tuvo lugar en febrero de 1905. Tuvieron seis hijos, todos los cuales llegarían a adquirir mayor o menor relevancia por derecho propio.

La biografía de Thomas Mann es tan interesante como el mejor motivo de sus novelas. Es por ello que animo a leerla despacio en cualquiera de las múltiples entradas que sobre el particular existen en Internet. Resaltar solamente que pese a las dudas sobre su condición sexual, sus escarceos con la homosexualidad fueron evidentes, su boda con Katia fue un total éxito. Ella lo acompañó desde el día de su enlace hasta el día de su muerte, estando a su lado en todos los avatares en los que se vió involucrado, tanto en Alemania como en EEUU, nacionalidad esta, la americana,  que había conseguido en Junio de 1944. Su obra literaria es también muy extensa y abarca novelas, narrativa breve o simplemente relatos.

 

La casa de las bellas durmientes

Nuestra última lectura en el  Club de Lectura de la Biblioteca Sagrada Familia  fue La casa de las bellas durmientes (1961) del Nobel de literatura japonés Yasunari Kawabata. Es una novela breve, sencilla, profunda y, a la vez, perturbadora en la que se entretejen el erotismo, la lujuria, la violencia y la vejez. Es una reflexión sobre la sexualidad y la muerte (tema recurrente de la literatura)

images

Escrita en tercera persona narra las visitas de Eguchi, un hombre de 67 años, a un burdel secreto en las afueras de Tokio donde hombres mayores de buena posición económica pagan por dormir con jóvenes vírgenes que son fuertemente narcotizadas para la ocasión. Me llama la atención cómo el autor se refiere al protagonista como el “viejo Eguchi” como si fuera un ancianito con 67 años. Actualmente una persona de la edad de Eguchi tiene una calidad de vida y bienestar muy superiores a los que llegaban a esa edad en generaciones anteriores. Supongo que hay que tener en cuenta que la novela se escribió en 1961 pero aún así me parece exagerado.

Las reglas de la casa son inflexibles: no se puede practicar sexo con las chicas, ni despertarlas bajo ningún concepto; tampoco se puede dormir dos veces con la misma joven. A cambio los clientes pueden soñar, recordar lo que sentían cuando eran jóvenes, reviviendo emociones de experiencias pasadas. De esta forma Eguchi irá evocando el recuerdo de mujeres que amó en el pasado a través de la anatomía de cada joven, deseando rejuvenecer junto a estas chicas que descansan bajo un sueño hipnótico.

Hay pocos diálogos salvo las cortas conversaciones de Eguchi con la misteriosa gobernanta de la casa que parece conocer bien la psicología de su clientela; así como diálogos de Eguchi con otras mujeres del pasado.

Es admirable la precisión y sutileza con que Kawabata describe a las “bellas durmientes”, es como si fueran acariciadas únicamente con palabras. También cabe pensar cómo sería acogida esta novela en la actualidad en que continuamente se publican noticias relacionadas con el abuso a menores, teniendo en cuenta que las “bellas durmientes” vienen siendo unas adolescentes.  ¿Y si la protagonista de la novela fuese una mujer de 67 años como Eguchi y no un hombre?

Lejos de gozar con estas jóvenes, Eguchi es consciente de su soledad, de su decadencia física, de la tristeza y fealdad de la vejez; del transcurso del tiempo y de los recuerdos. Todo ello dentro de una atmósfera opresiva, sensual y onírica. En más de una ocasión se le pasará por la cabeza la posibilidad de transgredir las reglas de la casa…

Morir en una noche como la de hoy, con la piel de una muchacha para darle calor, debe de ser el paraíso para un anciano… Un viejo vive en vecindad con la muerte.

Muchos años después sirvió de inspiración al Nobel colombiano Gabriel García Márquez para escribir la que sería su última novela “Memorias de mis putas tristes” (2004)

La película australiana de Julia Leigh “Sleeping Beauty” está basada en la novela de Kawabata.

El autor

Kawabata (1899-1972) es uno de los escritores japones más reconocidos fuera de las fronteras del País del Sol Naciente.

kawabataNació en Osaka en 1899. Huérfano a los 3 años, insomme perpetuo, cineasta en su juventud, lector voraz tanto de los clásicos como de las vanguardias europeas, fue un solitario empedernido. Infancia trágica con la muerte sucesiva de sus familiares más próximos, completamente solo a partir de los 15 años, “niño sin familia y sin hogar”, como se autodefinía. Completó su educación en un internado y luego en la universidad de Tokio donde estudiaría Literatura en Lengua Inglesa y después Literatura Japonesa. Mantuvo una estrecha amistad con Yukio Mishima del que fue mentor y difusor en los círculos literarios.

Fue el primer escritor japonés en recibir el Nobel de Literatura en 1968… ¡67 años después de la creación del mismo!

Los premios suecos no han tenido en consideración a los autores nipones, ya que sólo Kenzaburo Oe ha recibido el premio en 1994. En los últimos años suena con mucha fuerza el nombre de Haruki Murakami.

Entre sus novelas, muchas de ellas marcadas por el erotismo y la soledad, destacan La bailarina de Izu, El maestro de Go, Lo bello y lo triste, Mil grullas, País de nieve y El rumor de la montaña.

Kawabata se suicidó a los 73 años, dos años después de Mishima. Sin dejar ninguna nota o explicación alguna, el 16 de abril de 1972 puso fin a su vida en la ciudad de Zushi, inhalando gas  en su apartamento a orillas del mar.

Sus dos grandes amigos y grandes escritores de la literatura nipona Yukio Mishima y Ryunosuke Akutagawa también terminaron suicidándose; el primero con el terrible ritual del harakiri, mientras que Akutagawa se decantó por una sobredosis de barbitúricos. Las dos muertes afectaron enormemente a Kawabata. No olvidemos la larga historia  del suicidio en la cultura japonesa pero este es un tema distinto al de nuestra novela.

Si queréis acercaros a la esencia del Japón tradicional os dejo el link al discurso titulado “El viejo Japón y yo” que dio Kawabata cuando le concedieron el Premio Nobel.

Recordad que en nuestras Bibliotecas Municipales podéis encontrar estos libros así como otras obras de este autor. Feliz lectura!!

La semana que viene nos adentraremos en el Realismo Mágico de la mano de Laura Esquivel con  la novela “Como agua para chocolate“. También veremos la adaptación cinematográfica que hizo su marido Alfonso Arau.